El Código Da Vinci


El Código da Vinci trata como premisa la historia de Jesús como persona no divina que nunca se presentó como tal según la Biblia describe y la iglesia ha proclamado todos estos años. Aún más controversial que esta negación es la afirmación que Jesús se casado con María Magdalena, con la cual también tuvo una hija y que sus descendientes y su genealogía se puede trazar por el sur de Francia y la dinastía Merovingia que reinó en Francia a los principios de la Edad Media y todavía están con nosotros hoy. Finalmente Dan Brown, va aún más allá y conecta a María Magdalena con la antigua religión de la diosa. Con esto, Jesús es removido enteramente del Cristianismo, entregado esposado al paganismo y María Magdalena y sus descendientes guardaron esta tradición de la diosa contra el Cristianismo masculino europeo. La transformación de Jesús a Dios se atribuye a Constantino, primer emperador romano cristiano porque necesitaba una deidad fuerte y central para manejar su imperio ya que el poder absoluto político y teológico, es el instrumento de dominación masculino cristiano; pero la religión de la diosa, al contrario, promueve armonía entre los sexos que lleva a un mundo más gentil. Constantino organizó entonces varios libros que apoyaban su agenda imperialista y los llamó “la Biblia.” De acuerdo con El Código da Vinci hay muchos otros evangelios que deberían haber sido usados en la formación de la Biblia porque son más veraces y cuentan la historia verdadera.
Los Secretos De Leonardo Da Vinci. El fenómeno de El Código da Vinci parece confirmar que los grandes cambios de cosmovisión y opiniones religiosas tienen poco que ver con las realidades del mundo actual y más que ver con un misterioso humor espiritual que desciende sobre una generación y una vez presente se comprueba a si mismo con historias y mitologías que sólo pueden ser verdaderas si uno ya las cree. En este contexto El Código da Vinci no es el problema, la evidencia es problema. Vivimos tiempos marcados por pluralismo, credulidad y una predisposición a lo oculto y titilante no tan diferentes a los tiempos que describió Pablo a su discípulo Timoteo (2 Timoteo 4:3-4): “Cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos”. El libro de Dan Brown es como una guía al modo de pensar de nuestros contemporáneos, no un arma del enemigo. El año pasado el Cardenal Tarcisio Bertone le dijo a los católicos que no compren y no lean el libro, consejo alarmista que tiende a confirmar la perspectiva de El Código da Vinci en la cual la iglesia siempre resiste la verdad con oscurantismo y censura. Mejor sería investigar el libro y sus bases históricas para poder discutirlo con inteligencia con nuestros amigos y conocidos y poder presentar la verdadera historia de nuestra fe en una manera balanceada y razonable.
Fuentes Del Código. Ninguna de las afirmaciones controversiales de El Código da Vinci son nuevas. La idea de que hay una genealogía de Jesús y María Magdalena ya ha sido presentada por varios autores, muchos de los cuales se mencionan en el libro de Dan Brown. Dos libros importantes son Holy Blood, Holy Grail de Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln (1982), y The Templar Revelation de Lynn Picknett & Clive Prince (1997). La Orden del Templo, o los Caballeros templarios, que fue una verdadera orden de monjes guerreros encargados de la seguridad de los peregrinos en la tierra santa, sabían este secreto y lo guardaron. Cuando ellos fueron destruidos en el siglo 14, el Priorato de Sión, una organización que en realidad no parece haber existido, tomó cargo del Santo Grial (la documentación) y lo ha guardado hasta hoy. Entre los líderes de esta organización figuraron tales personajes históricos como Leonardo da Vinci, Isaac Newton, y Víctor Hugo. En realidad casi todo es seudo-historia. Posibilidades se tratan como actualidades, eventos históricos desconectados, se usan juntos sin suficiente razón y todo está unido con un hilo especulativo delgadísimo. Pero el sentido de misterio y descubrimiento de conocimiento secreto es casi irresistible. Siéntase a engaño pero huele a verdad. Se sabe lo que ocurrió. Este tipo de complot histórico atrae perfectamente el interés de los que ya están predispuestos a creer algo raro, oculto o suprimido. Pero datos históricos sí hay. Tenemos evidencia de que María Magdalena fue venerada en el sur de Francia en la Edad Media. Algunos piensan que las madonas negras en algunas de las iglesias del área son representaciones de ella, no de María la madre de Jesús. Algunos de los Merovingios proclamaron ser descendientes de David. Los evangelios gnósticos de Nag Hammadi también le dan leña al fuego. En el libro Teabing lee dramáticamente de una edición de los evangelios gnósticos con una cubierta de cuero, lo que es un poco gracioso porque uno se imagina un antiguo tomo, cuando en realidad los papiros de Nag Hammadi fueron descubiertos a la mitad del siglo pasado y publicados en los últimos 50 años. Teabing anuncia desinhibidamente que ésta es la colección de los textos cristianos más antiguos, aunque en el mundo real no hay evidencia para apoyar tal opinión. Los evangelios gnósticos son importantes históricamente porque hasta su descubrimiento la mayoría de la información disponible acerca del gnosticismo venía de las polémicas de los padres de la iglesia, quienes lo combatían como herejía. Introducen la posibilidad de reinterpretar la versión ortodoxa de Jesús y también traen una nueva urgencia a la cuestión del desarrollo del canon de la Biblia.
¿Por qué fueron excluidos estos textos de la Biblia?
¿Quién decidió que el gnosticismo era herejía y porque?
Pueden ser cuestiones importantes, pero por otro lado, los evangelios gnósticos no desacreditan los evangelios canónicos por nada más que fueron escritos más tarde. Pero han demostrado que el desarrollo de la iglesia antigua no fue tan simple como algunos habían pensado, y también les han dado algo que encontrar a los que quieren encontrar algo. Estos textos gnósticos no tienen una perspectiva unánime sobre el estatus de lo femenino, pero sí dicen mucho acerca de la divinidad femenina, o la feminidad de lo divino. En lo directamente pertinente al El Código da Vinci, hay referencias explícitas a María Magdalena y su relación a Jesús. El pasaje más conocido se encuentra en el Evangelio de Felipe y se cita directamente en El Código da Vinci. “La compañera de Cristo es María Magdalena. El Señor amaba a María más que a todos los discípulos y la besó en la boca repetidas veces. Los demás le dijeron: « ¿Por qué la quieres más que a todos nosotros?» Teabing interpreta “compañera” como “esposa”, pero la palabra original no lo apoya. El término quiere decir “compañera”, nada más. Lo del beso también es interesante porque en el Evangelio de Felipe, beso es el símbolo de transmisión espiritual; o sea que según este documento gnóstico Jesús le enseñaba cosas especiales a María Magdalena. En gnosticismo la sexualidad se veía generalmente como algo negativo, así que sería raro interpretar al beso como señal de algún tipo de relación sexual. Finalmente, no sabemos nada acerca de las credenciales históricas de la persona que escribió este evangelio y por eso es difícil tomar con seriedad los datos que se presentan. Pero si uno no sabe nada acerca del gnosticismo y lee este pasaje fuera de contexto, puede parecer parte del rompecabezas de la relación secreta entre Jesús y María Magdalena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: