Los Siete Principios


LOS SIETE PRINCIPIOS EFICACES. Hermes Trismegistus, “tres veces grande”, lo llamaban los antiguos griegos e identificaban como el mensajero de los dioses. Los romanos lo llamaban Mercurio y lo representaban con unos zapatos alados y un sombrero. Conocido como el padre de la ciencia, la elocuencia y la astucia, También era el protector de las líneas fronterizas y del comercio. Fue el fundador de la alquimia, que finalmente se convirtió en el arte de la química; de la astrología que formo la base de la astronomía y de las matemáticas, la filosofía y virtualmente de todas las ciencias modernas.
Considerado contemporáneo de Abraham, desarrolló gran parte de lo que se convertiría en la base del pensamiento esotérico. Los “principios herméticos” pueden encontrarse tanto en las enseñanzas más antiguas de la India como en los pergaminos de los antiguos egipcios, ya que los hombres sabios llegaban desde todas las tierras para sentarse a los pies del Gran Maestro. Durante más de un milenio sus enseñanzas permanecieron ocultas y sólo eran conocidas por unos cuantos. Quedaron envueltas en los misterios del ocultismo cuando la edad del oscurantismo abarcó toda Europa y la tierra estaba saturada de guardianes de la fe que torturaban y asesinaban a quienes se atrevían a investigar los “secretos ocultos”.
En la actualidad se ha escrito mucho acerca del conocimiento de Hermes y especialmente acerca de los Siete principios que postuló y que forman la piedra angular de todo el conocimiento. Su redescubrimiento, realizado por los eruditos que desenterraron los antiguos manuscritos en busca de la sabiduría secular.
Para obtener el máximo beneficio de los Siete principios, debe entrarse a nivel y meditar en cada uno de ellos. A medida que se haga, aumentará el nivel de conciencia y entonces habrá avanzado un paso en la senda que conduce al esclarecimiento. No espere que la comprensión llegue como un rayo de inspiración; llega en forma gradual a medida que cada uno de estos principios se aprende, se digiere y después se usa. Los Siete principios influyen en todas las cosas y son inmutables.No es posible cambiarlos, modificarlos o destruirlos. Su función podría compararse con las reglas del camino. Puesto que se trata de reglas universales, gobiernan a todas las cosas, desde la más ínfima partícula hasta el universo mismo en expansión. La comprensión de estas reglas lo hará dar un paso hacia adelante en el juego de la vida. Estos principios son las reglas de la vida. Estos Principios, ACLARANDO QUE SON UNA BREVE DESCRIPCION y que en “EL Kybalion” están más detallados, son:

  • El Mentalismo. El universo es una creación mental de Dios. De inmediato tropezamos con un grave problema en este principio: Por lo general la mayoría de la gente lo entiende en un sentido erróneo.
    ¿Quiere decir que somos un sueño de alguna entidad infinita, tan alejada de nosotros que quizá jamás podremos albergar la esperanza de captar un vislumbre de la comprensión de la naturaleza de Dios y por consiguiente de nosotros mismos?
    ¿Acaso somos impotentes robots de algún omnipotente científico de laboratorio?
    De ninguna manera. Así como el personaje de una novela es una creación del novelista y por consiguiente, es un aspecto del novelista, nosotros y todo lo demás en el universo somos una parte del Creador. Somos aspectos de la totalidad de la Creación. Así como somos en relación con Dios, también nuestro universo es en relación con nosotros.
    Su mundo es muy real y muy suyo, pero quizá de ninguna manera sea mi mundo, ya que en un sentido relativo, mi mundo es una creación mental de mi mente, así como el suyo lo es de su mente.
    Este principio puede llevarnos a una mejor comprensión de nuestras propias mentes y de la forma en que funcionan. El poder mental o el control mental, como nosotros lo llamamos, funciona porque el universo es mental. Todas las cosas se ven desde la posición relativa de su mente y de lo que usted piensa que ve. Usted puede pensar que ve un árbol mientras que una ardilla piensa que está viendo un hogar. Su amigo puede pensar que un Picasso es una maravillosa decoración para un muro y usted puede pensar que es una excelente inversión. Usted puede considerar una situación como un problema y su cónyuge puede pensar que es un desafío y ver la solución.
    Por supuesto, todos están en lo cierto, porque lo que usted piensa que ve es lo que ve. Power of Self Mind Control se basa en el hecho de que la mente puede controlar las fuerzas y los acontecimientos fuera de uno mismo. Esto es un hecho únicamente porque el mundo que vemos es nuestra propia creación mental y puesto que así es, si nosotros lo creamos, podemos recrearlo. Los graduados Power of Self Mind Control usan sus mentes para cambiar y controlar su mundo.
  • La correspondencia. Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba. Como es en el plano físico, también lo es en el mental y como es en el plano mental, también lo es en el espiritual. Así como sus ondas cerebrales pueden estar en el nivel elevado Beta, a cuarenta ciclos por segundo, también su experiencia emocional puede estar en una extrema agitación. Así como el universo es una creación mental de Dios, también su mundo personal es su propia creación mental.
    La comprensión de este principio ayudará a liberar muchas emociones, tanto positivas como negativas. También ayudará a enfrentarse a cualquier problema que tenga una gama de manifestaciones: Al enfrentarse primero a la manifestación más sencilla y menos intensa del problema, estará resolviendo en cierta medida el mismo problema en su forma más extrema (véase La agresividad y la actitud de no sentirse víctima). Hay tantas formas de aplicar el principio de la correspondencia tanto al Power of Self Mind Control como también a su vida cotidiana.
  • La vibración. Todas las cosas están en un movimiento constante e interminable. Un cambio en la vibración ocasiona un cambio en la manifestación. La salud tiene una vibración. La enfermedad tiene una vibración. El éxito tiene una vibración y el fracaso tiene una vibración. Al cambiar la vibración, cambia la manifestación. A una vibración elevada, el agua es vapor; a una vibración baja, el agua es hielo. Pero agua, hielo y vapor son la misma cosa y sólo difieren en su vibración, que ocasiona el cambio en la manifestación.
    La primera nota de la escala musical es La. En el piano, el La justo arriba del Do intermedio vibra a la velocidad de 880 ciclos por segundo si el piano está bien afinado. Por consiguiente, 880 CPS representan a La, todas y cada una de las veces. Si usted tuviese una guitarra y aflojara la cuerda del La de manera que ahora vibrara a 870 ciclos por segundo, el sonido estaría un tanto fuera de tono. Un buen oído diría que está desentonado. Podríamos decir que el La padece un ligero resfrío; que está un poco enfermo. Afloje la cuerda del La todavía un poco mas de manera que vibre a 860 CPS y estará mas fuera de tono. Incluso si no sabe distinguir entre un La y un Sol, sabrá que no suena bien. El La ahora esta muy enfermo; tiene neumonía. Afloje más aún la cuerda y el La ya no es reconocible; ha muerto. Pero no se preocupe, es fácil resucitar a un La; simplemente apriete la cuerda.
    Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba. Lo que sucede con la cuerda de una guitarra, también sucede con el cuerpo. Ya que cuando usted está enfermo, lo que se encuentra en la raíz del problema es que sus vibraciones están fuera La polaridad Todas las cosas son duales.
    Todo tiene un opuesto y este opuesto es idéntico en cuanto a su naturaleza, sólo difiere en cuanto a su grado. Alto y bajo son lo mismo; hay personas altas que en realidad son pequeñas y jugadores de baloncesto bajitos. No existe una cosa tal como alto o bajo, sólo es comparación con usted. Caliente y frío son lo mismo, tal y como lo demostramos en el principio de la vibración. Usamos la polaridad para cambiar del desagrado al agrado, del temor a la fe, del odio al amor. Ayuda a cambiar de la culpa a la indulgencia hacia nosotros mismos y de la cólera a la tolerancia.
    Usamos este principio con frecuencia para arrojar cierta luz sobre el significado de palabras como amor, temor y cólera, definiendo a la palabra mediante el examen de su opuesto.
    Tomemos por ejemplo la palabra temor. ¿Qué es? Un negativo, ciertamente, pero ¿un negativo de qué? Si trazara una escala de la polaridad, con un negativo en un extremo y un positivo en el otro, colocaría al temor en el extremo negativo. Después de pensar un poco en ello, concluiría que se trata de una expectativa. Manteniéndose dentro de la naturaleza de la palabra, colocaría a la expectativa en el extremo negativo y también en el lado positivo. El temor es una expectativa negativa; está esperando que suceda algo malo. La fe es una expectativa positiva; está esperando que suceda algo bueno.
    Por consiguiente, el temor y la fe son la misma cosa y sólo difieren en cuanto al grado de lo positivo o al grado de lo negativo. Cambie el grado y cambiará la emoción. de tono. Ajuste las vibraciones al nivel adecuado y tendrá lugar la curación.
  • El Ritmo. Todas las cosas tienen sus mareas, una menguante y una pleamar. Todas las cosas suben y bajan. Hay un ciclo rítmico de nacimiento, crecimiento, deterioro y muerte en todas las cosas. Hay ciclos y funciones rítmicas que nos afectan constantemente a cada momento del día. Cuando despierta, nace su día. Inicia el ciclo del día. Cuando desayuna, inicia un ciclo que concluye cuando termina de desayunar. El día muere cuando se va a dormir y en ese momento nace su ciclo nocturno. Los sueños son un ciclo. Todo lo que se hace durante el día es un ciclo. Nunca se sabe en que punto se encuentra en ese ciclo, excepto en retrospectiva.
    Cuando las cosas se abordan durante la creciente, tienen más probabilidades de tener éxito. Todos tenemos un punto alto y un punto bajo en nuestros ciclos. Esto incluye el ciclo del sueño, el ciclo de la salud, el ciclo de la energía, el ciclo del éxito, el ciclo de la suerte y así sucesivamente. Cada ciclo tiene un periodo de tiempo diferente para desarrollarse. El ciclo de la luna, lo mismo que el ciclo menstrual, son de veintiocho días; el ciclo del sueño es de noventa minutos. Sin embargo la mayoría de los demás ciclos permanece oculto para nosotros. Si quisiera planear la vida en lo concerniente a los resfríos, la energía, la suerte, el romance, el entusiasmo y el letargo, encontraría un ritmo, como también lo encuentra en todas las cosas. Para descubrir más acerca de sus ciclos, entre a nivel y use la técnica de los tres dedos. Dígase a sí mismo que en ese nivel quiere examinar y estar más consciente de cualquier ciclo de actividad del cual desea saber más. El juego con apuestas durante el punto alto de su periodo de suerte le traería buena suerte. Si quiere comprar una casa en el apogeo de su periodo de éxito, eso lo ayudará a encontrar la casa más adecuada para usted. Los vendedores descubren que hay ciertos periodos del mes en los cuales nada les resulta mal. Y así es con todo.
  • Causa y Efecto. Cada causa tiene su efecto y cada efecto tiene su causa. Todas las cosas suceden de acuerdo con esta ley. Los accidentes y las coincidencias son el resultado de una causa irreconocible. Una breve historia ilustrará este principio. Un día cayó una hoja en un bosque de California. Cayó al suelo y una oruga verde que avanzaba lentamente se vio obligada a desviarse para evitarla. La oruga llegó frente a un tronco caído y trepó por uno de sus costados; justo al llegar a la parte superior del tronco, pasó por allí un hombre y se sentó, aplastando a la oruga. El hombre se puso en pie de un salto y sintió una substancia pegajosa en el asiento de sus pantalones. Al regresar a casa, se cambió de ropa y llevó el pantalón a la tintorería local. Cuando estaba allí conoció a una joven, e iniciaron una conversación que prosiguió en una cafetería cercana. Empezaron a citarse, se enamoraron, se casaron y tuvieron un hijo. Ese hijo que era muy inteligente, tuvo un excelente desempeño en la escuela, se convirtió en abogado y después entró a la política, progresando en su partido. Y fue así como, debido a que un día una hoja cayó en el bosque, Richard Nixon se convirtió en el presidente número treinta y siete de Estados unidos. Causa y efecto.
  • El Género. Todas las cosas tienen un aspecto masculino y uno femenino. El género se manifiesta en el plano físico, en el plano mental y en el plano espiritual. La fuerza masculina es la comunicativa, la positiva, la instigadora. La fuerza femenina es la interior, la receptiva, la negativa, la creativa. Esto no tiene qué ver con los sexos masculino y femenino, aun cuando son manifestaciones del principio del género en los planos físicos. Un orador dinámico, por ejemplo, está produciendo una fuerza masculina mientras habla, ya sea que el orador pertenezca al sexo masculino o al femenino.

Estos siete principios son leyes inmutables de la naturaleza. No es posible cambiarlos ni destruirlos. No obstante, la ley se puede usar contra la ley, lo más alto contra lo más bajo, lo más bajo contra lo más alto. Un tronco arrastrado corriente abajo se encuentra a merced de la corriente. Una persona que nada en la corriente puede usar los principios de causa y efecto, de acción y reacción, para llegar a la ribera. No es necesario comprender estas leyes para poder llegar a la ribera; simplemente nada hasta ella. Sin embargo, su comprensión le permitirá pensar cuando esté sobre la ribera que podría hacer si llegase a caer al río. Llevando un poco más adelante esta metáfora, podríamos decir que el universo es un río, que el planeta es un río y que la mente es un río.
Estos principios son para que medite en ellos, los comprenda y trabaje con ellos de manera que puedan ayudarle en todos los aspectos de la vida. Su utilidad se irá dando a conocer a medida que siga madurando y evolucionando. Muchas de las manifestaciones de estos principios son obvias y algunas son más difíciles de ver. Cuando hablamos de la programación enviando un mensaje mental por medio del concepto del centro del escenario podrá ver como funcionan las fuerzas del género. O cuando está usando la agresividad para abandonar la actitud de sentirse victima, verá como funcionan los principios de la correspondencia. Vea cómo funciona el principio de la vibración en lo concerniente a la enfermedad y la salud. Tendrá una mejor comprensión de lo que es causa y efecto y creará una nueva causa al fijarse ciertas metas. Haga uso de la polaridad para cambiar de lo negativo a lo positivo, del temor a la fe, del odio al amor.
Gracias Daniel. http://los7principioseficaces.spaces.live.com/

A %d blogueros les gusta esto: