Los Otros Evangelios o Escritos.


El Evangelio Apócrifo Del Apóstol Tomás. Extractos. Y le enviaron algunos de los fariseos y de los herodianos, para que le sorprendiesen en alguna palabra. Viniendo ellos, le dijeron: Maestro, sabemos que eres hombre veraz, y que no te cuidas de nadie; porque no miras la apariencia de los hombres, sino que con verdad enseñas el camino de Dios. ¿Es lícito dar tributo a César, o no? ¿Daremos, o no daremos? Más él, percibiendo la hipocresía de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis? Traedme la moneda para que la vea. Ellos se la trajeron; y les dijo: ¿De quién es esta imagen y la inscripción? Ellos le dijeron: De César. Respondiendo Jesús, les dijo: Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de él. Marcos 12:13. Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que lo que todos han echado en el arca; porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento. Marcos 12:41. Entonces respondiendo Juan, dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros. Jesús les dijo: No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es. Lucas 9:49. Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre Celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? Lucas 11:9. Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Introducción. En 1947 en la zona de Qumran, por accidente y merced a la intervención casual de unos pastores, se llevo a cabo uno de los hallazgos arqueológicos y pairológicos mas importantes de nuestro siglo, los Rollos del Mar Muerto o de Qumran La colección de textos hebreos mas antigua y completa que han llegado a tener enorme trascendencia en la validación y revisión de los textos bíblicos del Antiguo Testamento. Las investigaciones demostraron que eran en gran parte copias de los libros canónicos del A.T. de la Biblia, recopilados por la secta mística monástica del judaísmo primitivo, contemporánea a Cristo de los Esenios que llevaba una vida dedicada al trabajo y la oración, apegada al estricto cumplimiento de la Ley de Moisés. En el año 152 a.C., descontentos con la frivolidad y decadencia del sacerdocio hebreo, dominado por los fariseos y saduceos, se retiraron de la ciudad de Jerusalén hacia el desierto, donde permanecieron en relativo aislamiento hasta el año 68 D.C., cuando los romanos destruyeron la comunidad posiblemente como parte de las guerra contra los judíos. Es probable que la gran mayoría de los textos de las cuevas de Qumran se hayan escrito y depositado allí en los últimos años, en tiempos de la guerra entre los judíos rebeldes y los romanos, cuando los Esenios ya vislumbraban el final de su comunidad, con el fin de preservar sus conocimientos y tradiciones. En todo caso, los escritos mas antiguos datan del siglo II a.C. y los últimos de la primera mitad del I D.C. Hacia el final de su existencia, los miembros de esta comunidad, llegaron ha ser uno de los principales grupos religiosos en que se dividía el judaísmo anterior a la destrucción del Templo de Jerusalén, en el año 70 D.C. Pese a ciertas evidencias que sugieren que Juan el Bautista, el profeta precursor de Jesús de Nazaret, estaba relacionado con este grupo o pertenecía al mismo, no existe nada que indique que los Esenios influyeron directamente sobre los primeros cristianos. A pesar de las teorías marginales de algunos investigadores con puntos de vista “alternos” a los de la comunidad científica, como Carsten Peter Thiede (en relación con el famoso papiro “7Q5”), aun no se ha demostrado vinculación alguna entre Jesús de Nazaret y los Esenios; además se cree que estos escritos han tenido poca o ninguna significación en lo que respecta al origen y la creación del Nuevo Testamento, vale decir, a los escritos sagrados del Cristianismo. Salvo por el hecho de que tanto la comunidad Esenia, como el movimiento original de Jesús, eran grupos mesiánicos, que creían que “El Reino de Dios” o sea un mundo perfecto en donde reinaría un rey justo y divino estaba cerca y que eran contemporáneos, nada mas los relaciona. Todo esto no ha impedido que muchos pretendan retrotraer la época de redacción de los evangelios canónicos a los tiempos en que la comunidad Esenia todavía existía y haciendo de los descubrimientos de Qumran un valuarte para la verificación histórica de los orígenes del cristianismo. Es irónico que, a otro descubrimiento igualmente importante y mucho mas significativo para la cristiandad, no se le haya dado en mas de 50 años, la importancia que merece. En aquel tiempo no existía el Nuevo Testamento sino un mundo conturbado y un pueblo que buscaba un programa social y reglas de comportamiento que trajeran alivio, paz y un sistema de vida más calificado. Surgió un Maestro llamado Jesús que daba en sentencias, la sabiduría necesaria para alcanzar las metas alternativas del bien vivir, les transmitía un Programa Social y un Programa de Vida plena y bebían sus palabras y aquel pueblo se las aprendió de corazón y se convirtió en el pueblo de Jesús que no estaba preocupado con saber quién era Él sino en el saber de Él. Estos primeros seguidores de Jesús pensaron organizar las sentencias de su Maestro en un manual para que no se perdieran y permanecieran siempre actuales. Así surgió el Evangelio de Sentencias de los primeros seguidores de Jesús, que no se denominaban cristianos sino el pueblo de Jesús. Este manual fue organizado a manera de ofrecer instrucciones para una vida alternativa en un tiempo de gran confusión y sirvió como guía casi todo el primer siglo cristiano. Después, este manual se perdió. Nada que esté escondido dejará de ser revelado, ningún secreto dejará de hacerse claro. Lo que les dije en oscuro, repítanlo a la luz del día. Y lo que oigan en medio a susurros, proclámenlo sobre los tejados. Oratio SQ35. Sobre la humildad. Todo aquel que se enaltece será humillado y aquel que se humilla será enaltecido. Graduale SQ50. De como se debe orar. “En sus oraciones, oren: Santificado sea su nombre, padre. Que se cumpla su dominio. Denos el pan de cada día. Perdone nuestras deudas, así como perdonamos a nuestros deudores. Y no nos ponga en prueba”. Secreta SQ26. Señales del Tiempo. Él dijo a la muchedumbre: “Cuando ustedes ven una nube levantarse en el poniente, dicen que viene lluvia; y viene. Cuando sopla el viento sur, ustedes dicen ‘Va a hacer calor’; y hace. Si ustedes saben leer las señales de los cielos, ¿por qué no consiguen discernir las señales de los tiempos? ¿Por qué no deciden por si mismos lo que es justo? Epístola SQ44. Reglas de la Comunidad. O eso o aquello Nadie puede servir a dos señores, o se odiará a Uno y se amará a otro, o se es leal a uno y se desprecia Al otro. No se puede servir a Dios y al dinero. Communio SQ56. Hace más de 150 años surgió la sospecha de la existencia de textos como los seleccionados en Q. Por varios motivos este tema sólo pudo ser abordado más recientemente. Hasta entonces los expertos estudiaban el Nuevo Testamento buscando coherencia en la vida de Jesús, su historia, milagros y aspectos de los hechos de sus Evangelios. El tema de los Milagros se convirtió en una verdadera obsesión que resultó en el relajamiento de la verdadera investigación que debería ser emprendida como son las Enseñanzas de Jesús centro primordial de toda su historia. El pueblo de Jesús había aumentado el círculo de seguidores del Maestro, grupos de personas provenientes de varios sitios que se mostraban curiosas en conocer más allá de sus enseñanzas, quién era él en su totalidad, su persona, su autoridad y su papel social, lo que terminó generando un conjunto de mitos diversos. Esta fue la primera fuga del enfoque antes dirigido sólo a las enseñanzas directas que habían salido de los labios de Jesús. Los evangelios narrativos empezaron a ser divulgados en la década de los 70 con el Evangelio de Marcos, en la década de los 80 con Mateo y en los 90 con Lucas y Juan. Siguieron los Actos de los Apóstoles en el principio del siglo II D.C. y el punto crucial de estos Evangelios se centró en el Juicio, Crucifixión y Resurrección de Jesús, una manera ideal de concentrar sus enseñanzas en el histórico de su vida. Marcos inauguró un sistema que después sirvió como fuente para otros evangelistas elaborando un texto en el que había un vacío entre Jesús, su vida y la guerra que culminó con la destrucción del templo de Jerusalén. En esta mitología creada por Marcos estaría el encadenamiento siguiente: Jesús estaba destinado a entrar en conflicto con los poderosos porque vino al mundo como Hijo de Dios y ese conflicto tuvo su clímax con la crucifixión de Jesús el Cristo pero el conflicto solo sería resuelto cuando Jesús el Hijo de Dios resucitado surgiera de nuevo para juzgar a los vivos y a los muertos en el Juicio Final. La Resurrección y destrucción del templo existirían como Pruebas de la veracidad del Gran proyecto de Dios. El pueblo de Q no necesitaba estos argumentos y esta mitología para acatar las enseñanzas directas de Jesús y las que habían sido guardadas en el manual en el que se las registraron y que se convertirían en el futuro en la piedra de toque de la veracidad: El manual sería utilizado para basar los Evangelios de Mateo y Lucas, ellos que poseían el Manual de Sentencias del pueblo anónimo de Jesús. Los expertos a través de los estudios de los Evangelios ya habían descubierto que los dos evangelistas utilizaron Marcos como fuente pero existía aún una segunda fuente donde Mateo y Lucas bebieron y mataron su sed de Enseñanzas: Las sentencias de Jesús comunes a los dos evangelistas que hoy son los pronunciamientos del hijo de Dios, escritos como las enseñanzas de Jesús según los expertos en El Libro de Q de Quelle. El Libro de Q es un gran inquisidor del Nuevo Testamento porque el movimiento de Jesús es un grupo de personas más inverosímil que los discípulos y los primeros cristianos relatados por los evangelios narrativos. Según Burton Mack profesor del Nuevo Testamento en la Facultad de Teología de Claremont Estados Unidos, la importancia contenida en el Libro de Q es que puede y tiene como objetivo contribuir a la corrección de la narrativa de los evangelios piedra fundamental del mundo cristiano. Los evangelios para los cristianos son fuente de conocimiento y modelo a ser seguido pero los cristianos desconocen que los cuatro evangelios son cuatro versiones diferentes de la misma historia, tema que la iglesia nunca quiso aclarar. El hecho se pasa como si los eventos fueran vistos bajo el prisma de cada uno de los evangelistas o apóstoles. Esta confusión se debe al hecho de que en el siglo IV los textos destinados a las congregaciones cristianas fueron fundidos conceptualmente en un único códice convirtiéndose en la única narrativa de la vida de Jesús según el mito de los Obispos y que fueron completados por las epístolas encarnadas en el papel de interpretación histórica de esta versión única de los evangelios. El Nuevo Testamento Consiste así en un conjunto altamente seleccionado de textos cuidadosamente organizados cuyo objetivo era la creación de una iglesia universal constituida por varias corrientes cristianas. La pregación apostólica pretende basar los evangelios con testigos a los que se les pretendía haber asistido a los eventos ocurridos después de la muerte y resurrección de Jesús. Pedro y Paulo y sus interpretaciones apostólicas de los eventos prendieron el evangelio de Marcos dentro de sus propias perspectivas e imaginación. El evangelio de Q diverge de las actitudes tomadas por los primeros cristianos porque el pueblo de Q no estaba constituido por cristianos y no tenía a Jesús como un Mesías o Cristo; de él no recibían cualquier enseñanza contraria o que recordara acusación al judaísmo y a la religión vigente. Este pueblo nada esperaba respecto a su resurrección, como señal redentora de un mundo salvo por él y por él reformado. Jesús era sólo su Maestro. Q tiene un texto mínimo de 225 versículos, comulgando con los textos de Mateo y Lucas, considerada una obra independiente y como actividad literaria que fuerza a volver a pensar en los orígenes del cristianismo como ningún otro documento primitivo jamás lo hizo. Holger Kersten, tiene opiniones que concuerdan con relación al silencio de las iglesias y al deseo de encontrar una respuesta para cada aspecto de la existencia humana que llevaron inexorablemente a graves pérdidas en el campo de la vida mística, religiosa y emocional, incluso en términos de humanidad. Parece conocer a Jesús. Él dice que le gustaría oír la voz de Jesús en su forma natural y no medida por expertos privilegiados y por la arbitrariedad de un cuerpo profesional. Jesús fue administrado, comercializado, codificado y se convirtió en un libro. Con relación al apóstol Paulo denomina Paulinismo a lo que llamamos cristianismo que conocemos desarrollado a partir del momento que el Paulinismo fue aceptado como religión oficial. La concepción popular basada en el retrato de Jesús marcado en los evangelios narrativos es la de que vino al mundo como Mesías judaico para reformar el judaísmo y para salvarnos del pecado. John Kloppeenborg (1987) creó las Paralelas de Q, bloques numerados que siguen el orden de las sentencias en el Evangelio de Lucas, Paralelas a las sentencias encontradas en otros textos literarios cristianos primitivos y una concordancia griega: las Paralelas de K se convirtieron en el texto de referencia para los estudiosos de Estados Unidos.
Judas Tomé. Respecto a Tomé el Dídimo (del griego didymus = Gemelo) citado en el Evangelio de Tomé a su vez no es un nombre propio judaico entones Tomé el Dídimo se traduce grotescamente como el gemelo-gemelo. El profesor Helmut, de la escuela de Teología de Harvard afirmó categóricamente delante de las cámaras de televisión que registraban el programa Jesús La Evidencia que debido a datos más recientes habría muy poca duda de que Judas Tomé era de hecho hermano de Jesús el hermano mencionado en los Evangelios como Judas. Hermano gemelo de Cristo apóstol del Altísimo y cofrade iniciado en el mundo oculto de Cristo que recibe sus confidencias. Para ello cita en Actos de Tomé y en la Oración del Evangelio de Tomé donde queda explícito: Venid, Espíritu Santo Santa Paloma que concebiste los niños gemelos. Venid, Madre Secreta. En la decoración de la Iglesia de Rennés le Château encomendada por el cura y párroco Béranger Saunier, la Sagrada Familia poseía dos niños Jesús. Varios textos Esenios y zadoquistas indican la espera de dos Mesías. Santiago (ADELPHOS = hermano carnal) es también señalado como el hermano de Jesús. La familia de Jesús sería compuesta por tres hermanos y dos hermanas. Las congregaciones primitivas de cristianos, de Egipto, Siria, España y, quizás Irlanda aceptaban los textos en los que se hablaba de la Hermandad del Señor. Para encerrar la cuestión en un fragmento de un texto apócrifo copta hay una parte donde Jesús acercándose a Pedro y a Judas Tomé los saluda: “Saludos Tomé gemelo mi segundo Mesías, saludos mi venerable guardián Pedro. No se sabe la causa de tanto secreto por parte de los textos canónicos con relación a la familia de Jesús, sin embargo hay muchas sospechas con relación a las causas de todo este secreto. El Libro de Q (=Quelle = Fuente, en alemán), El Evangelio Perdido De Jesús El Cristo y Los Orígenes Del Cristianismo. Jesús dijo: Aquel que procura no deje de procurar hasta que lo encuentre: cuando lo encuentre, él se perturbará; después de perturbarse, se maravillará y reinará sobre el Todo. Manuscritos de Nag Hammadi descubrimiento arqueológico conocido en Egipto (p. 32-12-19), (p. 32.10.12) que contienen El Evangelio Gnóstico escrito por Judas Tomé llamado El dídimo (gemelo de Jesús), las Palabras Secretas dichas por Jesús El Viviente; intrínsecamente vinculado al Libro de Q por ser un evangelio de sentencias que suministró la base de sustentación de la autenticidad del Evangelio de Q para los especialistas. En el libro Nag Hammadi llamado El Evangelio de Tomé existen citaciones de los autores al Evangelio de Q. Hace tiempo en el siglo XIX algunos estudiosos notaron algo singular ante la lectura crítica y comparativa de los evangelios sinópticos del Nuevo Testamento. Ninguno de los Evangelios es congruente en un 100% con los otros ni su forma narrativa es equivalente. Cada uno de ellos refleja un estilo diferente e incluso hoy se sabe fueron redactados en lugares y épocas disímiles. El más antiguo es el de Marcos que se fecha hacia el año 70 D.C. con seguridad luego de la destrucción de Jerusalén a manos de los romanos. Mateo y Lucas se terminaron unos 20 años después. Es obvio que en los aspectos narrativos y en la secuencia de eventos que documentan, tanto Mateo como Lucas se basan en Marcos. Sin embargo los primeros contienen numerosos dichos y frases atribuidas a Jesús que no están presentes en este último. Además, en los originales griegos, las palabras suelen ser idénticas, lo que es algo insólito si se piensa que cuando dos cronista recuerdan algo que oyeron o leyeron hace años pueden documentarlo en forma similar pero jamas iguales. La respuesta a este misterio fue dilucidada mediante los estudios filológicos: Tanto Mateo como Lucas tuvieron como fuentes a dos evangelios anteriores. Para las historias y leyendas de la vida de Jesús tomaron como modelo a Marcos agregándole las historias sobre la infancia y la resurrección que el original de Marcos no poseía; por otro lado, para incorporar las máximas y proverbios de Jesús utilizaron un documento hoy perdido al que los expertos llaman “Q”. Por obvias razones desde que esta teoría surgió, la mayoría de los académicos fueron muy cautos en confirmarla como un hecho. La razón es que Q hoy día no existe. Sin embargo el descubrimiento del Ev. de Tomas trajo la evidencia positiva de que alguna vez, Q existió. Especialmente el papiro Oxyrhynchus cuyo texto griego era concomitante con las frases equivalentes de las versiones de los evangelios canónicos de la misma lengua. Muchos de sus dichos son análogos a los de Mateo y Lucas, otros son inéditos demostrando que estos dos redactores utilizaron los que mas se adecuaban a sus criterios doctrinales. Tomas da una interpretación muy diferente a los dichos conocidos de Jesús. El erudito Burton Mack, ha formulado una controversial teoría muy factible por cierto que plantea que algunas de las primitivas comunidades cristianas no creían que Jesús de Nazaret era un ser divino, el Mesías esperado por los judíos o el Cristo sino un maestro de sabiduría totalmente humano; un hombre que intento enseñar a otros como alcanzar una plenitud existencial y como vivir en armonía con nuestros semejantes. En el evangelio de Tomas el Mellizo. hallado en una cueva de las cercanías de Nag-Hammadi (1945), a orillas del Nilo, y en un muro de la ciudad de Akhmin (1875), que puede datarse entre los siglos III y IV de la era cristiana es una colección de “dichos” de Jesús resucitado confiados al discípulo ‘mellizo’… y presumiblemente en Q, la salvación se logra no por la fe o el seguimiento ciego de unas creencias sino por la búsqueda de la sabiduría interior y la conducta apropiada para con el prójimo. Esto libera al ser espiritual de su envoltura material y le permite la trascendencia. Estos primeros seguidores, disintieron de otros cristianos que se basaron en los rituales y en la idea de la muerte y resurrección de su Salvador. El que esta segunda variante ideológica triunfara sobre la primera probablemente se debió a que la psicología popular siempre acepto mucho mas fácilmente a las doctrinas que eran acompañadas con leyendas heroicas y narraciones biográficas que les inspiraran devoción, fe y admiración. Hoy en día, muchos paleógrafos se encuentran abocados a la reconstrucción de Q lo que a la postre traerá de nuevo a la luz el evangelio original de Jesús de Nazaret el Cristo. Ofrecemos los textos en si para que el lector juzgue por si mismo. NOTAS. Los “gnósticos” eran una de las muchas variantes del cristianismo primitivo, el cual, lejos de ser homogéneo como comúnmente se cree, era una suerte de “federación” de comunidades independientes, cada una con su estilo de vida y su particular forma de interpretar las enseñanzas de Cristo. La progresiva centralización del poder eclesial en Roma, que culmino bajo el reinado de Constantino I y su conversión al Cristianismo (313 D.C.) derivo el un sistemático proceso de eliminación de estas iglesias “alternas” respecto de la de Roma. Entre ellas, los gnósticos fueron particularmente perseguidos y finalmente desaparecieron. La lengua copta fue casi totalmente olvidada luego de la introducción del Islam en Egipto (640 D.C.) y su reemplazo por el árabe. Tal vez mas, porque rumores sobre lo ocurrido en las primeras horas luego del descubrimiento afirman que los campesinos en cuestión, desconociendo el valor de los textos, ¡echaron a varios libros al fuego para calentarse esa noche! Los evangelios “canónicos” adquirieron dicha condición durante el III Concilio de Cartago, celebrado por la Iglesia en el año 397 D.C. Ya Ireneo (“Padre de la Iglesia”), hacia el año 180 comenzó una labor de censura de los textos apócrifos, que comenzaron a abundar a comienzos del siglo II, pero solo dos siglos después se llego a un total acuerdo sobre este tema. La canonicidad del “Apéndice” (16:9-20) del Evangelio de Marcos, anterior en su redacción a Matéo y Lucas, fue controversia durante siglos. Los mismos teólogos creyeron que era una interpolación posterior para “reforzar” la idea de la resurrección de Cristo, que en dicho libro, no tenia mayor asidero. Recién 1500 años después de la muerte de Jesús, durante el Concilio de Trento (1545-63), se declaro en forma “dogmática” que el texto era legitimo y fidedigno (canónico). Los expertos no tienen duda de que el evangelio en cuestión terminaba originalmente con (16:8): “Ellas salieron y huyeron del sepulcro, porque temblaban y estaban presas de espanto. Y no dijeron nada a nadie, porque tenían miedo”. (Es decir, con un sepulcro vacío, pero sin la prueba final de la resurrección).

La Biblioteca Gnóstica De Nag-Hammadi. En 1946, unos campesinos descubrieron accidentalmente escondidos en una vasija de terracota, una biblioteca entera de 52 textos Gnósticos escritos en copto sobre papiro en la región de Nag-Hammadi, en la margen este del Nilo. Dos estudiosos franceses encontraron dos de los códices, que habían sido dejados en consignación a un anticuario en El Cairo. La mayor parte de la colección fue ensamblada en el Museo Copto en El Cairo. La biblioteca contenía originalmente 1257 páginas de las que actualmente sobreviven 1153, de los cuales 10 están en malas condiciones. Muchos han hablado del Gnosticismo simplemente como una herejía cristiana de la segunda y tercera centuria. La supresión de su literatura fue tan efectiva que solo sobrevivieron algunas citas de inquietos investigadores. Los Códices de Nag-Hammadi modificaron esta opinión. Muchos de los tratados revelan considerable influencia cristiana, como el Evangelio de Tomás, que contiene 114 dichos atribuídos a Jesús. Otro tratado titulado La Sabiduría de Jesús Christos registra el dialogo entre el Cristo resurrecto y sus discípulos. Otro tratado titulado El Apocalípsis de Adán y La Paráfrasis de Shem, conteniendo este una interpretación mitológica del Génesis. En el Apócrifo de Jaime se relata que Jesús enseñó en enigmas tán recónditos que debió volver, luego de su resurrección, a revelar su verdadero sentido a sus discípulos. Si bien el tratado Pistis Sophia ha sido familiar desde la publicación de sus tres libros en 1851, en los rollos de Nag Hammadi hay un extenso y apocalíptico tratado sin título que parece haber servido de fuente para algunas de sus secciones. Ha sido completamente inesperada y sorprendente la existencia de cinco tratados Herméticos en la colección Gnóstica. Allí se encuentra El Auténtico Discurso de Hermes a Toth, Meditación sobre el Supremo Poder, una profecía llena de alusiones bíblicas, y una epístola Hermética sin título. También un trabajo estrictamente Gnóstico, Los hechos de Pedro y los Doce Apóstoles. Este gran descubrimiento ha posibilitado una amplia reconstrucción del sistema Gnóstico basada en sus propios términos a diferencia de las tergiversadas y escasas referencias de que se disponían. Según menciona C. Conder, “la antigua demonología Acadia, el dualismo Persa, las filosofías Griega y Babilonia, los ritos de Eleusis y los misterios de Cibeles, las cosmogonías Fenicias y el culto Egipcio a Isis, Harpócrates y Serapis, muestran todos su contribución al Gnosticismo, y hay poco lugar a dudas con respecto a que las leyendas de los Buddhistas del Norte y la filosofía del Bhagavad Gita, los Upanishads y otros escritos Brahmánicos, fueron conocidos a los doctores Gnósticos de Alejandría y Antioquía. El primer carácter neo – histórico de las edades antiguas fue conocido como el gran maestro de las doctrinas esotéricas, Hermes, el Tres Veces Grande, por el que los sagrados misterios y sus enseñanzas ocultas fueron establecidas en Egipto. Pitágoras fue uno de los más grandes científicos místicos. Los Terapeutas en Egipto y los Esenios en Palestina fueron sanadores. Los Esenios se establecieron en varias comunidades en Carmel, Nazareth, Samaria y Engeddi sobre el Jordán. Los Terapeutas Egipcios posiblemente estuvieran en comunicación con los Magos Persas y otros místicos orientales. Existe una creencia prácticamente universal que declara que cuando la humanidad se encuentra en su hora de mayor necesidad espiritual viene la ayuda de procedencia trascendental. Así lo vemos en las palabras de Sri Krishna en el Bhagavad Gita. Similares conceptos encontramos en la sagrada tradición del Tibet. Como menciona Evans-Wentz, Padma Sambhava, el misterioso mago – guru que introdujo el Buddhismo a Tibet, es conocido por haber ocultado numerosos documentos de sabiduría en varios lugares sagrados de los Himalayas, para ser descubiertos en épocas históricas subsecuentes, cuando hubiera máxima necesidad de ellas. Siempre se ha dicho que la noche es más oscura antes del amanecer. Cuando la alienación de nuestra mente de su fuente de vida es máxima, cuando la desesperanza de la negra noche del alma desciende sobre nosotros con toda la fuerza de su peso, entonces la alborada de su redención e iluminación irrumpe en el horizonte de oriente del alma. La mayor y más duradera iluminación del alma viene sólo luego de la total experiencia de la oscuridad. El descubrimiento de la Librería de Nag Hammadi y de los Rollos del Mar Muerto en Qumran viene a traernos algo de luz en la oscuridad. En palabras de Holderlin: “Cerca está Dios, aunque es dificultoso aprehenderlo, mas cuando el peligro es grande, el poder salvador siempre está cerca”. Nag-Hammadi. Los Evangelios Gnósticos. Unos años antes de los descubrimientos de Qumran, en diciembre de 1945, dos hermanos, campesinos egipcios, en un lugar conocido en la antigüedad con el nombre de Chenoboskeion (Pastizal de Gansos), en el Alto Egipto llamado ahora Nag-Hammadi, donde el Nilo hace una curva en su cause, se encontraban buscando fertilizante para cultivar. Uno de ellos, Muhammad Ali, cavando pego con su pala contra un objeto duro perfectamente oculto entre unas piedras. Al retirar la tierra y las rocas, encontró una tinaja de terracota cuidadosamente cerrada con una especie de plato. Al principio, Muhammad dudo en abrirla por la superstición de que pudiera contener a un genio que pudiera dañarlo. Mas tarde, dándose valor ante la esperanza de encontrar el precioso metal oro la abrió, pero su lugar halló unos libros encuadernados en piel de gacela. En la zona, San Pacomio fundó el primer monasterio cristiano del Alto Egipto en el año 320 D.C. Unos años después en 367 D.C. los monjes locales copiaron en copto, lengua sobreviviente derivada de la hablada por los faraones de la etapa helenística (S. IV al I A.C.), mas de 45 escrituras religiosas cristianas y paganas en 13 códices o libros encuadernados en cuero, al modo de Qumran, colección de 1100 páginas aproximadamente que fue sellada dentro de tinajas y resguardada en las cercanías por temor a la persecución a la que los gnósticos eran sujetos por esa época. Los libros eran de al menos 1600 años de antigüedad y en su mayoría cristianos, pese a que entre ellos se encontraba una copia de La República de Platón y otros textos clásicos. Todos eran traducciones de originales griegos al idioma local. A diferencia de los de Qumran los mismos eran de singular relevancia para el esclarecimiento de los orígenes del Cristianismo y de las directas enseñanzas de Jesús. Esto fue entendido desde un primer momento por los estudiosos, pero increíblemente todavía hoy luego de mas de 50 años, el tema no ha sido tratado con seriedad y profundidad por las autoridades religiosas y por la opinión publica en general. Unos de estos códices contenía al escrito que ocupa nuestra atención, un Evangelio atribuido al Apóstol Tomas que recopilaba una serie de proverbios que Cristo había sentenciado durante sus años de predica. El Quinto Evangelio. Medio siglo antes del descubrimiento de Nag Hammadi, en Oxyrhynchus, una antigua ciudad egipcia se descubrieron unos fragmentos de papiro escritos en griego que correspondían a un evangelio apócrifo atribuido al Apóstol Tomas. La paleografía fecho la redacción de los mismos hacia el año 200 al 250 D.C. y desde entonces se creyó que una vez existió un quinto libro análogo a los canónicos en donde se registraban las enseñanzas de Jesús. Una de estas páginas se encuentra en el Museo Británico el Londres. Sin embargo no se le dio mayor importancia al tema hasta el descubrimiento de la versión copta que ofreció el texto completo. A los fragmentos griegos se los conoce como Papiros de Oxyrhynchus y al texto copto Códex II de Nag Hammadi, respectivamente. Todos los expertos independientes, e incluso algunos teólogos están de acuerdo en que el Evangelio según Tomas es tan autentico como los sinópticos y el del Apóstol Juan. Este texto se viene estudiando desde hace décadas y últimamente ha dado lugar a sorprendentes conclusiones. Como el lector podrá comprobar el de Tomas es un evangelio totalmente diferente de los incluidos en el Nuevo Testamento. En el no existen partes narrativas o anécdotas sobre la vida y obra de Jesús, solo consta de 117 proverbios y cortos diálogos en donde se recogen las enseñanzas mas significativas atribuidas al Maestro. No se dice nada del nacimiento de la muerte o de su supuesta resurrección. El autor aludiendo a la calidad privada de los diálogos o máximas se refiere a las mismas como Los dichos secretos que Jesús viviente hablo. Clemente de Alejandría citó el proverbio Nº 2 del Evangelio de Tomas sin nombrar la fuente: “Jesús ha dicho que quien busca no deje de buscar hasta que encuentre y cuando encuentre se turbara y cuando haya sido turbado se maravillara y reinara sobre la totalidad y hallará el reposo”. Esto demuestra que el libro en su forma primitiva existía ya en el 190 D.C. fecha de composición de Stromata (Remedios) el libro que contiene dicha cita. Sin embargo, existen evidencias seguras que el evangelio de Tomas pudo haber sido el mas antiguo en su versión original anterior al 100 D.C. o al menos que recoge con mayor fidelidad y sin agregados mítico-legendarios a las palabras dichas por Jesús histórico.
Evangelio Según El Apóstol Tomás. Estos son los dichos secretos que ha proclamado Jesús el viviente y que anoto Didimo Judas Tomas. Y Tomas ha dicho: Quien encuentra la interpretación de estos dichos, no saboreará la muerte. 1.- Jesús ha dicho: Que quien busca no deje de buscar hasta que encuentre, y cuando encuentre se turbara, y cuando haya sido turbado se maravillara y reinara sobre la totalidad y hallara el reposo. 2.- Jesús ha dicho: Si aquellos que os guían os dijeran, “¡Ved, el Reino esta en el Cielo!”, entonces las aves del Cielo os precederían. Si os dijeran, “¡Esta en el mar!”, entonces los peces del mar os precederían. Mas bien, el Reino de Dios esta adentro de vosotros y esta fuera de vosotros. Quienes llegan a conocerse a si mismos lo hallaran y cuando lleguéis a conoceros a vosotros mismos, sabréis que sois los Hijos del Padre viviente. Pero si no os conocéis a vosotros mismos, sois empobrecidos y sois la pobreza. 3.- Jesús ha dicho: La persona mayor en días no vacilara en preguntar a un infante de siete días con respecto al lugar de la vida y vivirá. Pues muchos que son primeros serán los últimos y los últimos primeros. Y se convertirán en una sola unidad. 4.- Jesús ha dicho: Conoce lo que esta enfrente de tu rostro y lo que se esconde de ti se te revelara. Pues no hay nada escondido que no será revelado, y nada enterrado que no será levantado. 5.- Sus discípulos le preguntan, le dicen: ¿Como quieres que ayunemos, y como oraremos? ¿Y como daremos limosna, y cual dieta mantendremos? Jesús ha dicho: No mintáis, y no practiquéis lo que odiáis porque todo se revela delante del rostro del Cielo. Pues no hay nada escondido que no será revelado, y no hay nada oculto que quedara sin ser descubierto. 6.- Jesús ha dicho: Bendito sea el león que el humano come y el león se convertirá en humano. Y maldito sea el humano a quien el león come y el humano se convertirá en león. 7.- Y el ha dicho: El Reino se asemeja a un pescador sabio que echo su red al mar. La saco del mar llena de peces. Entre ellos descubrió un pez grande y bueno. Aquel pescador sabio volvió a arrojar todos los peces al mar, escogió sin vacilar el pez grande. Quien tiene iodos para oír, ¡que oiga! 8.- Jesús ha dicho: He aquí que el sembrador salió y tomo un puñado de semillas, esparció. Algunas en verdad cayeron en el camino y vinieron los pájaros, las recogieron. Otras cayeron sobre la roca – madre y no arraigaron abajo en el suelo y no retoñaron espigas hacia el Cielo. Y otras cayeron entre las espinas, las cuales ahogaron las semillas y el gusano se las comió. Y otras cayeron en la tierra buena y produjeron cosecha buena hacia el Cielo, rindió sesenta por medida y ciento veinte por medida. 9.- Jesús ha dicho: He arrojado fuego sobre el mundo y he aquí que lo estoy vigilando hasta que arda en llamas. 10.- Jesús ha dicho: Este Cielo pasara y pasara el que esta mas arriba. Y los muertos no están vivos y los vivos no morirán. En los días cuando comíais los muertos, los transformasteis a la vida. Cuando entréis en la luz, ¿que haréis? En el día cuando estabais juntos, os separasteis, mas cuando os hayáis separado, ¿que haréis? 11.- Los discípulos dicen a Jesús: Sabemos que te separaras de nosotros. ¿Quien será Rabí sobre nosotros? Jesús les ha dicho: En el lugar donde habéis venido, iréis a Jacob el Justo, para el bien de quien llegan a ser el Cielo y la tierra. 12.- Jesús ha dicho a sus discípulos: Comparadme con alguien y decidme a quien me asemejo. Simón Pedro le dice: Te asemejas a un ángel justo. Mateo le dice: Te asemejas a un filosofo del corazón. Tomas le dice: Maestro, mi boca es totalmente incapaz de decir a quien te asemejas. Jesús dice: No soy tu maestro, ya que has bebido, te has embriagado del manantial burbujeante que he repartido al medirlo. Y le lleva consigo, se retira, le dice tres palabras: ahyh ashr ahyh (Soy Quien Soy). Ya, cuando viene Tomas a sus camaradas, le preguntan: ¿Que te dijo Jesús? Tomas les dice: Si os dijera siquiera una de las palabras que me dijo, cogeríais piedras para lapidarme y fuego saldría de las piedras para quemaros. 13.- Jesús les ha dicho: Si ayunáis, causareis transgresión a vosotros mismos. Y si oráis, seréis condenados. Y si dais limosna, haréis daño a vuestros espíritus. Y cuando entréis en cualquier país para vagar por las regiones, si os reciben comed lo que os ponen frente a vosotros y curad a los enfermos entre ellos. Pues lo que entra en vuestra boca no os profanara, sino lo que sale de vuestra boca eso es lo que os profanara. 14.- Jesús ha dicho: Cuando veáis a quien no nació de mujer, tendeos sobre vuestros rostros y adoradle, el es vuestro Padre. 15.- Jesús ha dicho: Quizás la gente piense que he venido para lanzar paz sobre la tierra, y no saben que he venido para lanzar conflictos sobre la tierra, a fuego, espada y guerra. Pues habrá cinco en una casa, estarán tres contra dos y dos contra tres, el padre contra el hijo y el hijo contra el padre. Y estarán de pie como solitarios. 16.- Jesús ha dicho: Yo os daré lo que ningún ojo ha visto y ningún oído ha escuchado y ninguna mano ha tocado y que no ha surgido en la mente humana. 17.- Los discípulos dicen a Jesús: Dinos como será nuestro fin. Jesús ha dicho: ¿Así habéis descubierto el origen, que ahora preguntáis referente al fin? Pues en el lugar donde esta el origen, allí estará el fin. Bendito sea quien estará de pie en el origen y conocerá el fin y no saboreara la muerte. 18.- Jesús ha dicho: Bendito sea quien existía antes de que entrara en el ser. Si os hacéis mis discípulos y atendéis mis dichos, estas piedras os servirán. Pues tenéis cinco arboles en el paraíso, los cuales no se mueven en el verano ni caen sus hojas en el invierno quien los conoce no saboreara la muerte. 19.- Los discípulos dicen a Jesús: Dinos a que se asemeja El Reino de los Cielos. El les ha dicho: Se asemeja a una semilla de mostaza, la mas pequeña de todas las semillas, no obstante, cuando cae en la tierra fértil, produce una planta grande y se hace albergue para los pájaros del Cielo. 20.- Myriam ha dicho a Jesús: ¿A quienes se asemejan tus discípulos? El ha dicho: Se asemejan a niños que residen en un campo que no es suyo. Cuando vengan los sueños del campo, dirán: ¡Devolvednos nuestro campo! Se quitan su ropa frente a ellos para cedérselo y para devolverles su campo. Por eso yo digo, si el dueño de la casa se entera de que viene el ladrón, estará sobre aviso antes de que llegue y no le permitirá penetrar en la casa de su dominio para quitarle sus pertenencias. En cuanto a vosotros, cuidaos del sistema, ceñid vuestros lomos con gran fortaleza para que no encuentren los bandidos una manera de alcanzaros, pues hallaran la ventaja que anticipasteis. ¡Que haya entre vosotros una persona con comprensión! …cuando maduro la cosecha, vino rápido con su hoz en la mano, la recogió. Quien tiene iodos para oír, ¡que oiga! 21.- Jesús ve a infantes que están mamando. Dice a sus discípulos: Estos infantes que maman se asemejan a los que entran en el Reino. Le dicen: ¿Así al convertirnos en infantes entraremos en el Reino? Jesús les ha dicho: Cuando hagáis de los dos uno, y hagáis el interior como el exterior y el exterior como el interior y lo de arriba como lo de abajo, y cuando establezcáis el varón con la hembra como una sola unidad de tal modo que el hombre no sea masculino ni la mujer femenina, cuando establezcáis un ojo en el lugar de un ojo y una mano en el lugar de una mano y un pie en el lugar de un pie y una imagen en el lugar de una imagen, entonces entrareis en el Reino. 22.- Jesús ha dicho: Yo os escogeré, uno entre mil y dos entre diez mil y estarán de pie como una sola unidad. Sus discípulos dicen: Explícanos tu lugar, porque es necesario que lo busquemos. El les ha dicho: Quien tiene iodos, ¡que oiga! Dentro de una persona de luz hay luz, y el ilumina el mundo entero. Cuando no brilla, hay oscuridad. 23.- Jesús ha dicho: Ama a tu hermano como a tu alma, protégele como a la pupila de tu ojo. 24.- Jesús ha dicho: Ves la mota que esta en el ojo de tu hermano, mas no ves la viga que esta en tu propio ojo. Cuando saques la viga de tu propio ojo, entonces veras claramente para quitar la mota del ojo de tu hermano. 25.- Jesús ha dicho: A menos que ayunéis del sistema, no encontrareis el Reino de Dios. A menos que guardéis la semana entera como sábado, no veréis al Padre. 26.- Jesús ha dicho: Me puse de pie en medio del mundo y encarnado me aparecía a ellos. Los encontré a todos ebrios, no encontré a ninguno sediento. Y mi alma se apenaba por los hijos de los hombres, porque están ciegos en sus corazones y no ven que vacíos han entrado en el mundo y vacíos están destinados a salir del mundo de nuevo. Mas ahora están ebrios, cuando hayan sacudido su vino, entonces repensaran. 27.- Jesús ha dicho: Si la carne ha llegado a ser por causa espiritual, es una maravilla, mas si espíritu por causa corporal, seria una maravilla maravillosa. No obstante me maravillo en esto que esta gran riqueza ha morado en esta pobreza. 28.- Jesús ha dicho: Donde hay tres dioses, carecen de Dios. Donde hay solo uno, digo que yo estoy con el. Levantad la piedra y allí me encontrareis, partid la madera y allí estoy. 29.- Jesús ha dicho: Ningún oráculo se acepta en su propia aldea, ningún medico cura a aquellos que le conocen. 30.- Jesús ha dicho: Una ciudad que se construye encima de una montaña alta y fortificada, no puede caer ni quedar escondida. 31.- Jesús ha dicho: Lo que escucharas en tu oído, proclámalo desde tus techos a otros iodos. Pues nadie enciende una lámpara para ponerla debajo de un cesto ni la pone en un lugar escondido, sino que se coloca sobre el candelero para que todos los que entran y salen vean su resplandor. 32.- Jesús ha dicho: Si un ciego guía a un ciego, caen juntos en un hoyo. 33.- Jesús ha dicho: Nadie puede entrar en la casa del poderoso para conquistarla con fuerza, a menos que le ate sus manos, entonces saqueara su casa. 34.- Jesús ha dicho: No estéis ansiosos en la mañana sobre la noche ni en la noche sobre la mañana, ni por vuestro alimento que comeréis ni por vuestra ropa que llevareis. Sois bien superiores a las flores de viento, que ni peinan lana ni hilan. Al tener una vestidura, ¿que os falta? ¿O quien puede aumentar vuestra estatura? El mismo os dará vuestra vestidura. 35.- Sus discípulos dicen: ¿Cuando te nos revelaras y cuando te percibiremos? Jesús dice: Cuando os quitéis vuestros vestidos sin avergonzaos y toméis vuestra ropa y la pongáis bajo vuestros pies para pisar sobre ella, como hacen los niños, entonces mirareis al Hijo del Viviente y no temeréis. Jesús ha dicho: Muchas veces habéis anhelado oír estos dichos que os proclamo, y no tenéis otro de quien oír. Habrá días en que me buscareis, pero no me encontrareis. 36.- Jesús ha dicho: Los clérigos y los teólogos han recibido las llaves del conocimiento, pero las han escondido. No entraron ellos, ni permitían entrar a los que si deseaban. En cuanto a vosotros, haceos astutos como serpientes y puros como palomas. 37.- Jesús ha dicho: Ha sido plantada una enredadera sin el Padre, y puesto que no es vigorosa será desarraigada y destruida. 38.- Jesús ha dicho: Quien tiene en su mano, a el se dará mas. Y quien no tiene, se le quitara aun lo poco que tiene. 39.- Jesús ha dicho: Haceos transeúntes. Sus discípulos le dicen: ¿quien eres?, por cuanto nos dices estas cosas. 40.- Jesús les dice: De lo que os digo no conocéis quien soy, sino os habéis hecho como los judíos, pues aman el árbol mas odian su fruto, y aman el fruto mas odian el árbol. 41.- Jesús ha dicho: Quien maldice al Padre, se le perdonara. Y quien maldice al Hijo, se le perdonara. Pero quien maldice a la Espíritu Santa, no se le perdonara, ni en la tierra ni en el Cielo. 42.- Jesús ha dicho: No se cosechan uvas de los espinos ni se recogen higos de las zarzas, pues no dan fruto. Una persona buena saca lo bueno de su tesoro. Una persona perversa saca la maldad de su tesoro malo que esta en su corazón y habla opresivamente, pues de la abundancia del corazón saca la maldad. 43.- Jesús ha dicho: Desde Adán hasta Juan Bautista, entre los nacidos de mujeres no hay ninguno mas exaltado que Juan Bautista, tanto que sus ojos no se romperán. No obstante, he dicho que quienquiera entre vosotros que se convierta como niño, conocerá el Reino y será mas exaltado que Juan. 44.- Jesús ha dicho: Una persona no puede montar dos caballos ni tensar dos arcos, y un esclavo no puede servir a dos amos, de otra manera honrara a uno y ofenderá al otro. Nadie bebe vino añejo e inmediatamente quiere beber vino nuevo. Y no se pone vino nuevo en odres viejos, para que no se revienten. Y no se pone vino añejo en odres nuevos, para que no se vuelva ácido. No se cose remiendo viejo en ropa nueva, porque vendría un rasgón. 45.- Jesús ha dicho: Si dos hacen la paz entre si dentro de esta misma casa, dirán a la montaña, “¡Muévete!” y se moverá. 46.- Jesús ha dicho: Benditos sean los solitarios y escogidos porque encontrareis el Reino. Habéis procedido de Él, y a Él volveréis. 47.- Jesús ha dicho: Si os dicen “¿De donde venís?”, decidles “Hemos venido de la luz, el lugar donde la luz se ha originado por si misma, el se puso de pie y se revelo en las imágenes de ellos.” Si os dicen “¿Quienes sois?”, decid “Somos los Hijos de El y somos los escogidos del Padre viviente.” Si os preguntan “¿Cual es el signo en vosotros de vuestro Padre?”, decidles “Es movimiento con reposo.” Sus discípulos le dicen: ¿Cuando sucederá el reposo de los muertos, y cuando vendar el mundo nuevo? El les dice: Lo que buscáis ya ha llegado, pero no lo conocéis. Sus discípulos le dicen: Veinticuatro profetas proclamaron en Israel, y todos hablaban dentro de ti. El les dice: Habéis ignorado al viviente que esta enfrente de vuestro rostro y habéis hablado de los muertos. Sus discípulos le dicen: ¿Es provechosa la circuncisión, o no? El les ha dicho: Si fuera provechosa, su padre los engendraría circuncidados de su madre. Sino que la verdadera circuncisión espiritual se ha hecho totalmente provechosa. 48.- Jesús ha dicho: Benditos sean los pobres, pues vuestro es el Reino de los Cielos. 49.- Jesús ha dicho: Quien no odia a su padre y a su madre, no podrá hacerse mi discípulo. Y quien no odia a sus hermanos y a sus hermanas y no levanta su cruz a mi manera, no se hará digno de mi. 50.- Jesús ha dicho: Quien ha conocido el sistema, ha encontrado un cadáver y quien ha encontrado un cadáver, de el no es digno el sistema. 51.- Jesús ha dicho: El Reino del Padre se asemeja a una persona que tiene semilla buena. Su enemigo vino de noche, sembró una maleza entre la semilla buena. El hombre no les permitió arrancar la maleza, sino les dice: Para que no salgáis diciendo, “Vamos a arrancar la maleza”, y arranquéis el trigo con ella. Pues en el día de la cosecha aparecerá la maleza, la arrancan y la queman. 52.- Jesús ha dicho: Bendita sea la persona que ha sufrido porque ha encontrado la vida. 53.- Jesús ha dicho: Mirada al viviente mientras viváis, para que no murrias y tratéis de mirarlo sin poder ver. Ven a un samaritano llevando un cordero, entrando en Judéa. 54.- Jesús les dice: ¿Por que lleva consigo el cordero? Le dicen: Para matarlo y comerlo. El les dice: Mientras esta vivo no lo comerá, sino solamente después que lo mate y se haya convertido en cadáver. Dicen: De otra manera no podrá hacerlo. El les dice: Vosotros mismos, buscad un lugar para vosotros en el reposo, para que no os convirtáis en cadáveres y seáis comidos. 55.- Jesús ha dicho: Dos descansaran en una cama, el uno morirá, el otro vivirá. Salome dice: ¿Quien eres tu, hombre? Como mandado por alguien, te tendiste en mi cama y comiste de mi mesa. Jesús le ha dicho: Soy quien viene de la igualdad. A mi se me han dado de las cosas de mi Padre. Salome dice: Soy tu discípula. 56.- Jesús le dice: Por eso yo digo que cuando alguien iguale se llenara de luz, pero cuando divida se llenara de oscuridad. 57.- Jesús ha dicho: Yo comunico mis misterios a quienes son dignos de mis misterios. No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace tu derecha. 58.- Jesús ha dicho: Había una persona rica que tenia mucho dinero, y dijo: Voy a utilizar mi dinero para sembrar y cosechar y resembrar, para llenar mis graneros con fruto para que nada me falte. Así pensaba en su corazón y aquella misma noche murrio. Quien tiene iodos, ¡que oiga! 59.- Jesús ha dicho: Una persona tenia huéspedes. Y cuando había preparado el banquete, envío a su esclavo para convidar a los huéspedes. Fue al primero, le dice: Te convida mi amo. Respondió: Tengo unos negocios con unos mercaderes, vienen a mi por la tarde, iré para colocar mis ordenes con ellos, ruego ser excusado del banquete. Fue a otro, le dice: Mi amo te ha convidado. Le respondió: He comprado una casa y me exigen por un día, no tendré tiempo libre. Vino a otro, le dice: Mi amo te convida. Le respondió: Mi compañero va a casarse y tengo que preparar un festín, no podré venir, ruego ser excusado del banquete. Fue a otro, le dice: Mi amo te convida. Le respondió: He comprado una villa, voy a cobrar el alquiler, no podré venir, ruego ser excusado. Vino el esclavo, dijo a su amo: Los que usted ha convidado al banquete se han excusado a si mismos. Dijo el amo a su esclavo: Sal a los caminos, trae a quienesquiera que encuentres, para que cenen. Y el ha dicho: Comerciantes y mercaderes no entraran en los lugares de mi Padre. 60.- El ha dicho: Una persona bondadosa tenia una viña. La arrendó a inquilinos para que la cultivaran y recibiría su fruto. Mando a su esclavo para que los inquilinos le dieran el fruto de la viña. Agarraron a su esclavo, lo golpearon, un poco mas y lo habrían matado. El esclavo fue, se lo dijo a su amo. Contesto su amo, “Quizás no le reconocían.” Mando a otro esclavo, los inquilinos lo golpearon también. Entonces el amo mando a su hijo. Dijo, “Tal vez respetaran a mi hijo.” Ya que aquellos inquilinos sabían que era el heredero de la viña, lo agarraron, lo mataron. Quién tiene oídos, ¡qué oiga! 61.- Jesús ha dicho: Mostradme la piedra que han rechazado los constructores es la piedra angular. 62.- Jesús ha dicho: Quien conoce todo pero carece de conocerse a si mismo, carece de todo. 63.- Jesús ha dicho: Benditos seáis cuando sois odiados y perseguidos y no encontráis sitio allá donde habéis sido perseguidos. 64.- Jesús ha dicho: Benditos sean los que han sido perseguidos en su corazón, estos son los que han conocido al Padre en verdad. 65.- Jesús ha dicho: Benditos sean los hambrientos, pues el estomago de quien desea se llenara. 66.- Jesús ha dicho: Cuando saquéis lo que hay dentro de vosotros, esto que tenéis os salvara. Si no tenéis eso dentro de vosotros, esto que no tenéis dentro de vosotros os matara. 67.- Jesús ha dicho: Yo destruiré esta casa y nadie será capaz de reconstruirla. 68.- Alguien le dice: Diles a mis hermanos que repartan conmigo las posesiones de mi padre. El le dice: Oh hombre, ¿quien me hizo repartidor? Se volvió a sus discípulos, les dice: No soy repartidor, ¿soy? 69.- Jesús ha dicho: La cosecha en verdad es abundante, pero los obreros son pocos. Pues implorad al Amo que mande obreros a la cosecha. El ha dicho: Amo, ¡hay muchos alrededor del embalse, pero ninguno dentro del embalse! 70.- Jesús ha dicho: Hay muchos que están de pie a la puerta, pero los solitarios son los que entraran en la alcoba nupcial. 71.- Jesús ha dicho: El Reino del Padre se asemeja a un mercader poseedor de una fortuna, quien encontró una perla. Aquel mercader era listo, vendió la fortuna, compro para si mismo la perla única. Vosotros mismos, buscad el tesoro de su rostro, que no perece, que perdura, el lugar donde ni la polilla se acerca para devorar ni el gusano destruye. 72.- Jesús ha dicho: Soy la luz quien esta sobre todos, Soy el todo. Todo salió de mi, y todo vuelve a mi. Partid la madera, allí estoy. Levantad la piedra y allí me encontrareis. 73.- Jesús ha dicho: ¿Que salisteis a ver en lo silvestre, una caña sacudida por el viento y a una persona vestida con ropa felpada? He aquí, vuestros gobernantes y vuestros dignatarios son los que se visten en ropa felpada, y ellos no podrán conocer la verdad. 74.- Una mujer de la multitud le dice: ¡Bendita sea la matriz que te parió, y benditos los senos que te amamantaron! El le dice: Benditos sean quienes han oído la significación del Padre y la han cumplido en verdad. Pues habrá días cuando diréis: ¡Bendita sea la matriz que no ha engendrado, y benditos los senos que no han amamantado! 75.- Jesús ha dicho: Quien ha conocido el sistema, ha encontrado el cuerpo y quien ha encontrado el cuerpo, de él no es digno el sistema. 76.- Jesús ha dicho: Quien se enriquece, que reine. Y quien tiene poder, que renuncie. 77.- Jesús ha dicho: Quien esta cerca de mi esta cerca del fuego, y quien esta lejos de mi esta lejos del Reino. 78.- Jesús ha dicho: Las imágenes se manifiestan a la humanidad y la luz que esta dentro de ellas se esconde. El se revelara a si mismo en la imagen de la luz del Padre, pues su imagen se esconde por su luz. 79.- Jesús ha dicho: Cuando veis vuestro reflejo, os alegráis. Pues cuando percibáis vuestras imágenes que entran en la existencia frente a vosotros, las cuales ni mueren ni disfrazan ¿hasta que punto dependerán de vosotros? 80.- Jesús ha dicho: Adán entro en la existencia por un gran poder y por medio de una gran riqueza, pero sin embargo no se hizo digno de vosotros. Pues si hubiera sido digno, no habría saboreado la muerte. 81.- Jesús ha dicho: Las zorras tienen sus guaridas y los pájaros tienen sus nidos, pero el hijo de la humanidad no tiene ningún lugar para poner su cabeza y descansar. 82.- Jesús ha dicho: Maldito sea el cuerpo que depende de otro cuerpo, y maldita sea el alma que depende de estar juntos aquellos. 83.- Jesús ha dicho: Los ángeles y los oráculos vendrán a vosotros y os regalaran lo vuestro. Y vosotros mismos, dadles lo que tenéis en vuestras manos y decid entre vosotros: ¿En que día vendrán para recibir lo suyo? 84.- Jesús ha dicho: ¿Por que laváis el exterior del cáliz? ¿No notáis que quien crea el interior, también es quien crea el exterior? 85.- Jesús ha dicho: Venid a mi, pues mi yugo es natural y mi dominio es manso y encontrareis reposo para vosotros mismos. 86.- Le dicen: Dinos quien eres tu, para que podamos confiar en ti. El les dice: Escudriñáis la faz del Cielo y de la tierra mas no habéis conocido a quien esta frente a vuestro rostro, y no sabéis preguntarle en este momento. 87.- Jesús ha dicho: Buscad y encontrareis. Mas esas cosas que me preguntabais en aquellos días, no os las dije entonces. Ahora quiero comunicarlas, pero no preguntáis de ellas. 88.- Jesús ha dicho: No deis lo sagrado a los perros, para que no lo echen en el montón de estiércol. No arrojéis las perlas a los cerdos, para que no lo hagan… 89.- Jesús ha dicho: Quien busca encontrara, y a quien toca se le abrirá. 90.- Jesús ha dicho: Si tenéis monedas de cobre, no las prestéis a interés, sino dadlas a ellos de quienes no recibiréis reembolso. 91.- Jesús ha dicho: El Reino del Padre se asemeja a una mujer que ha tomado un poco de levadura y la ha escondido en la masa, produjo panes grandes de ella. Quien tiene iodos, ¡que oiga! 92.- Jesús ha dicho: El Reino del Padre se asemeja a una mujer que llevaba una jarra llena de grano. Mientras estaba andando por un camino lejano, se rompió la asa de la jarra, derramo el grano detraes de ella en el camino. No lo sabia, no había notado ningún accidente. Cuando llego a su casa, puso la jarra en el suelo, la descubrió vacía. 93.- Jesús ha dicho: El Reino del Padre se asemeja a una persona que deseaba asesinar a un hombre prominente. Desenvaino su espada en su casa, la clavo en la pared para averiguar si su mano prevalecería. Luego asesino al hombre prominente. 94.- Le dicen sus discípulos: Tus hermanos y tu madre están de pie afuera. El les dice: Quienes están aquí, que cumplen los deseos de mi Padre, estos son mis hermanos y mi Madre. Ellos son los que entraran en el Reino de mi Padre. Le muestran a Jesús una moneda de oro y le dicen: Los agentes de Cesar nos exigen tributos. El les dice: Dad a Cesar lo de Cesar, dad a Dios lo de Dios, y dadme a mi lo mío. 95.- Jesús ha dicho: Quien no odia a su padre y a su madre a mi manera, no podrá hacerse discípulo mío. Y quien no ama a su Padre y a su Madre a mi manera, no podrá hacerse discípulo mío. Pues mi madre me parió, mas mi Madre verdadera me dio la vida. 96.- Jesús ha dicho: ¡Ay de los clérigos! pues se asemejan a un perro dormido en el pesebre de los bueyes. Ya que ni come ni deja que coman los bueyes. 97.- Jesús ha dicho: Bendita sea la persona que sabe por cual parte invaden los bandidos, porque se levantara y recogerá sus pertenencias y ceñirá sus lomos antes de que entren. 98.- Le dicen: ¡Ven, oremos y ayunemos hoy! Jesús ha dicho: ¿Pues cual es la transgresión que he cometido yo, y en que he sido vencido? Pero cuando salga el novio de la alcoba nupcial, ¡entonces que ayunen y oren! 99.- Jesús ha dicho: Quien reconoce a padre y madre, será llamado hijo de ramera. 100.- Jesús ha dicho: Cuando hagáis de los dos uno, os convertireis en hijos de la humanidad y cuando digais a la montaña, “¡Muévete!”, se moverá. 101.- Jesús ha dicho: El Reino se asemeja a un pastor que tiene 100 ovejas. Se extravío una de ellas, que era la mas grande. El dejo las 99, busco a la una hasta que la encontró. Tras haberse cansado, dijo a esa oveja, “¡Te quiero mas que a las 99!” 101.- Jesús ha dicho: Quien bebe de mi boca, se hará semejante a mi. Yo mismo me convertiré en el, y los secretos se le revelaran. 102.- Jesús ha dicho: El Reino se asemeja a una persona que tiene un tesoro escondido en su campo sin saberlo. Y después de morir, lo lego a su hijo. El hijo no lo sabia, acepto aquel campo, lo vendió. Y vino quien lo compro, aro, descubrió el tesoro. Empezó a prestar dinero a interés a quienes quería. 103.- Jesús ha dicho: Quien ha encontrado el sistema y se ha enriquecido, que renuncie al sistema. 104.- Jesús ha dicho: El Cielo y la tierra se enrollaran en vuestra presencia. Y quien vive de adentro del viviente, no vera la muerte ni el miedo pues Jesús dice: Quien se encuentra a si mismo, de él no es digno el sistema. 105.- Jesús ha dicho: ¡Ay de la carne que depende del alma, ay del alma que depende de la carne! 106.- Sus discípulos le dicen: ¿Cuando vendar el Reino? Jesús dice: No vendar por expectativa. No dirán, “¡Mirada aquí!” o “¡Mirada allá!”. Sino que el Reino del Padre se extiende sobre la tierra y los humanos no lo ven. 107.- Simón Pedro les dice: Que Myriam salga de entre nosotros, pues las hembras no son dignas de la vida. Jesús dice: He aquí que le inspirare a ella para que se convierta en varón, para que ella misma se haga una espíritu viviente semejante a vosotros varones. Pues cada hembra que se convierte en varón, entrara en el Reino de los Cielos.
Gnósticos, Nag Hammadi y otros nombres. Por boca de Leigh Teabing, supuesto miembro de la Real Academia Británica de Historia y experto mundial en el “Santo Grial”, dice sobre el tema: Para la elaboración del Nuevo Testamento se tomaron en cuenta más de ochenta evangelios, pero sólo unos pocos acabaron incluyéndose, entre los que estaban Mateo, Marcos, Lucas y Juan. (288). cuatro siglos después de la muerte de Jesús… ya existían miles de crónicas sobre su vida en las que se le consideraba un hombre, un ser mortal. Por suerte para los historiadores algunos de los evangelios que Constantino pretendió erradicar se salvaron. Los manuscritos del Mar Muerto se encontraron en la década de 1950 en una cueva cercana a Qumran, en el desierto de Judea. También están los manuscritos coptos hallados en Nag Hammadi en 1945 que además de contar la verdadera historia del Grial, hablan del ministerio de Cristo en términos muy humanos. Evidentemente, el Vaticano fiel a su tradición oscurantista, intentó por todos los medios evitar la divulgación de estos textos: Las copias de Nag Hammadi y el Mar Muerto. Los primeros documentos del cristianismo curiosamente no coinciden con los evangelios de la Biblia. El evangelio de María Magdalena, dice, evangelio no manipulado se puede resumir en varios puntos importantes:
El número de narraciones de la vida de Jesús es extraordinariamente alto.
Los criterios por los que la mayoría de ellos fue eliminada del canon fueron totalmente arbitrarios como parte del plan para alterar el significado del cristianismo y eliminar la Diosa Femenina, eliminación que ocurre en el siglo IV bajo la influencia del Emperador Constantino.
Este evangelio eliminado representa manifestaciones igualmente válidas del cristianismo.
Los Evangelios gnósticos son comparables a los otros evangelios en su antigüedad, calidad literaria y documentaria y en su fidelidad histórica.
Estos documentos narran la verdadera historia del grial: La primacía de María Magdalena como consorte de Jesús y madre de su hijo.
Corrijamos algunas aseveraciones:
El Priorato de Sión es una organización real, las descripciones de obras de arte, edificios, documentos y rituales secretos que aparecen en esta novela son veraces.
Es anacrónico hablar del Vaticano en el siglo IV, siglos antes de que existiera.
Los Rollos del Mar Muerto contienen literatura relacionada con la secta judía de los esenios incluyendo algunos libros del Antiguo Testamento, pero ningún evangelio y fueron encontrados en 1947.
Los libros encontrados en Nag Hammadi, Egipto, en 1945, estaban escritos en copto, de traducciones del griego. No estaban escritos en arameo.
Nunca hubo 80 evangelios ni miles de crónicas sobre la vida de Jesús. El número de evangelios gnósticos es muy reducido. Los documentos de Nag Hammadi suman 45 títulos y no todos son evangelios. Entre estos sólo se denomina como “evangelios” los siguientes: “Verdad”; “Tomás”; “Felipe”; “Egipcios “y “María”. Una colección de escritos gnósticos (The Gnostic Scriptures) por Bentley Layton tiene menos de 40 obras, sólo tres de las cuales son clasificadas como evangelios. Juntando todo documento que tuviera pretension de evangelio surgido en los primeros 500 años de historia, sólo llegaríamos a 24, la mayoría de ellos siendo compilaciones de dichos esotéricos de Jesús sin referencias a su vida y por lo tanto no son Evangelios. Pero, ¿cómo saber si estos Evangelios Gnósticos eran tan legítimos como los Evangelios canónicos (los aceptados por la iglesia cristiana como inspirados: Mateo, Marcos, Lucas y Juan)?
Existen razones de peso para no aceptar estos evangelios dentro de los libros oficiales del cristianismo:
Antigüedad. Importante porque mientras más cercanos a los acontecimientos que narran, más fieles se suponen que sean los documentos por la posibilidad de constatación por testigos presenciales en caso que el lapso entre el hecho y el registro histórico sea pequeño. Mientras menos tiempo haya transcurrido entre los hechos y la composición del documento en cuestión menos corrupciones se esperan que existan a causa del proceso de reproducción manual en esos tiempos ya que el elemento humano, voluntario e involuntario, provoca la corrupción del texto. Mientras más tiempo transcurre mayor se espera que sea la corrupción del texto original (más se altera el primer documento). A mayor tiempo transcurrido puede aumentar la introducción de elementos legendarios esto es, no históricos. La medición de la antigüedad de un documento antiguo se hace a través de estudios sobre el material usado (papiro, piel, etc.), el tipo de letra y estilo de escritura, el “nivel” del idioma usado, comparaciones con documentos ya fechados, etc. En base a estos criterios, la inmensa mayoría de los eruditos cristianos o no, están de acuerdo en que los Evangelios bíblicos fueron escritos en el Siglo I. Marcos, el primero, fue escrito alrededor del año 60 d. C. Y Juan (el último de los cuatro) entre el 90 y el 100 d. C. De la misma manera, los Evangelios Gnósticos han sido fechados en los siglos II, III y IV. El más temprano, el de Tomás, alrededor del año 150 d. C. Como podemos ver, la diferencia en la fecha de composición entre los evangelios “canónicos” (aceptados por la iglesia) y los “apócrifos” (rechazados por la iglesia) es de 100 años o más, una diferencia considerable. Sobre esto dice el Dr. Luke Timothy Johnson, autoridad respetada en este campo: los Evangelios Gnósticos son de interés para el período patrístico más que para el período del nacimiento y primera expansión del Cristianismo. Los escritos canónicos del Nuevo testamento siguen siendo el mejor testigo histórico para el período más temprano del movimiento cristiano. La fecha temprana de composición de los Evangelios canónicos u oficiales apoya la tesis de que fueron escritos por testigos presenciales de los acontecimientos que narran (Mateo, Juan) o por personas que registran lo dicho por testigos oculares (Marcos y Lucas). La identificación de apóstoles como autores de los evangelios fue un criterio muy importante a la hora de decidir entre los que eran auténticos y los que no.
Calidad. El único Evangelio Gnóstico al cual los expertos le atribuyen un grado de legitimidad es al Evangelio de Tomás, que consta de 114 dichos de Jesús. Según Blomberg, de estos una tercera parte son claramente cristianos y la otra, claramente gnósticos. La otra tercera parte no es lo uno ni lo otro. Por el trato que reciben los evangelios gnósticos por parte del autor de CDV, el lector podría pensar que estos están a la altura de los canónicos. Nada más lejos de la realidad. Los evangelios gnósticos reflejan, por ejemplo, el poco apego que el gnosticismo tiene por la verdad histórica objetiva, donde no hay reclamos de historicidad (Jenkins, 104). Aunque no es este el lugar para realizar una comparación exhaustiva en este punto, en estos “evangelios” es característico como toda literatura gnóstica, la ambigüedad y la confusión. Las narraciones no están completas ni bien hilvanadas. Por ejemplo, esta es una cita de “Trueno, Mente Perfecta” (Thunder, Perfect Mind) según Elaine Pagels en su libro Evangelios Gnósticos: Soy la primera y la última. Soy la honrada y la burlada. Soy la prostituta y la santa. Soy la esposa y la virgen… Soy la estéril, Y muchos son sus hijos… Soy el silencio que es incomprensible… Soy el pronunciamiento de mi nombre. El carácter esotérico y místico predomina, con la presencia de conceptos contradictorios no armonicos. Como observaremos en otro artículo sobre la secta gnóstica, estos textos serían comprendidos por los “iluminados”, personas que tuvieran la capacidad de recibir el “conocimiento” o “gnosis”.
Dice Elaine Pagels, promulgadora por excelencia de los evangelios gnósticos en su libro del mismo nombre: Más explosivo, en términos de la historia de la iglesia, [los evangelios gnósticos] sugieren un papel mucho más importante para María Magdalena como discípulo y compañera cercana de Jesús. También sugieren más interés en procurar el conocimiento interior y el auto-desarrollo que lo que tradicionalmente entendemos como la filosofía del Nuevo Testamento. Y los gnósticos de Nag Hammadi parecían sentir una menor necesidad de iglesias y de sacerdotes. Parecían perfectamente cómodos interpretando sus propios evangelios y libros sagrados sin intermediación—una idea que el cristianismo institucionalizado hubiera encontrado amenazante.
Por ejemplo, en el “evangelio” Testimonio de la Verdad (otro documento gnóstico) se relata la creación de manera muy diferente al Génesis, ¡ofreciéndonos el punto de vista de la serpiente! “Aquí la serpiente, largamente conocida en la literatura gnóstica como el principio de la sabiduría divina, convence a Adán y a Eva a participar del conocimiento mientras que “el Señor” les amenaza con la muerte, celoso de que ellos pudieran adquirir conocimiento, y con expulsarles del Paraíso cuando lo consiguieran.”
Se les presta hoy tanta atención por el excelente trabajo de Elaine Pagels (Evangelios Gnósticos, “Beyond Belief”) con el respaldo absoluto del llamado Seminario de Jesús. Supuestamente, estos documentos dan el beneficio del acceso a información antes desconocida. Sin embargo, las novedosas ideas presentadas en los evangelios gnósticos, a partir de los descubrimientos en Nag Hammadi, son en realidad reapariciones de ideas y conceptos ya presentes en otros tiempos y civilizaciones. La mayoría de la información provista en ellos no es relevante al Cristianismo (Philip Jenkins, 12) y la mayoría de los conceptos promulgados a través de esta “nueva literatura” era ya conocidos a finales del siglo XIX y principios del XX gracias a los hallazgos de otros documentos antiguos que, aunque no tan completos como los de Nag Hammadi, contenían información suficiente para hacer un cuadro claro de lo que es el Gnosticismo y sus creencias.
La gran pregunta. Si no es nuevo su contenido, su fecha de composición es tardía, su calidad es inferior hoy son tan atractivos por las Varias corrientes de pensamiento:
En primer lugar el Postmodernismo. En esta corriente, que ha pretendido dominar el análisis literario y que aboga por el revisionismo y la desconstrucción histórica, la controversia sobre los evangelios gnósticos encuentra un fértil terreno.La idea de que la verdad evangélica ha sido mal transmitida por una construcción prejuiciada e históricamente viciada (aquello de que, como se dice en CDV, “la historia la escriben los vencedores”), encuentra en los evangelios gnósticos y en su “descubrimiento” supuestos argumentos confirmatorios.
En segundo lugar, la influencia de la “nueva espiritualidad” que ha quedado luego de apagarse la llama de la mal llamada “Nueva Era”. En esta religiosidad sin Dios se muestra una intensa alergia a las verdades absolutas y al cristianismo. Como bien admite la misma Elaine Pagels, las enseñanzas de estos evangelios gnósticos resuenan armoniosamente con los conceptos “tolerantes” y genéricos de la religión atea de hoy. La Dra. Pagels propulsora del movimiento a favor de los evangelios gnósticos que se ve reflejado en CDV, resume el contenido de los evangelios gnósticos de esta manera: (entrevista en “Secrets of the Code —Secretos del código—, de Dan Burstein, 103-104). El Evangelio de Tomás presenta la idea de que si tu sacas lo que está dentro de ti, lo que está dentro de ti te salvará, pero si tu no sacas lo que está dentro de ti, lo que está dentro de ti te destruirá… El Evangelio de María dice, en efecto, busca al Hijo del Hombre dentro de ti; en otras palabras, busca dentro de ti para encontrar la fuente divina en lugar de buscar a Jesús el Hijo del Hombre. Puedes encontrar la fuente divina a través de tu propio ser, que proviene de la misma fuente que Jesús. Es parecido a la enseñanza budista… Pero estos Evangelios implican que puedes ir por ti mismo y descubrir lo divino dentro de ti. Puede que no necesites la iglesia. Puede que no necesites al sacerdote. Puedes simplemente ir a meditar o tener tu propia visión. Sobre esto Philip Jenkins afirma: Además del obvio atractivo a las mujeres, el nuevo retrato del Gnosticismo es profundamente atractivo para los “buscadores” modernos, ese gran conglomerado interesado en una espiritualidad genérica y sin las ataduras de la religión organizada o del dogma… Su retrato de Jesús es que es un maestro de Sabiduría y no un Redentor o Salvador celestial… Jesús, entonces, viene a ser más congeniable con las sensibilidades modernas sobre el género y el multiculturalismo”. (Mi traducción, 17-18). Tercero, el feminismo, que ha hallado un inesperado aliado en el gnosticismo con su supuesta afirmación de la mujer (en el artículo sobre María Magdalena veremos que esto es falso). : [El evangelio de] María ha sido tan popular porque se ajusta tan bien a la perspectiva feminista de lo que un evangelio temprano debía haber dicho sobre los eventos de su tiempo. Para parafrasear un dicho famoso, si un evangelio como el de María no hubiera existido, hubiera tenido que inventarse, y en un sentido, así ocurrió [fue inventado]. (Jenkins, 124-145).

Varios Cristianismos. El otro punto que se destaca en la obra de Brown, puesto nuevamente en los labios de uno de sus protagonistas, es que en su origen el cristianismo consistía en realidad en varias y diversas vertientes, todas igualmente válidas desde sus inicios. Por supuesto, la corriente gnóstica era una de ellas. Elaine Pagels dice en su Evangelios Gnósticos: Ahora comenzamos a ver que lo que nosotros llamamos cristianismo—y lo que identificamos como tradición cristiana—en realidad representa sólo una pequeña selección de fuentes específicas, escogidas de entre docenas de otras. Se nos quiere vender la idea de un cristianismo temprano tipo “guiso”, donde todo cabía, donde todo era igualmente válido y donde todo contaba con el respaldo documentario y apostólico. La realidad del caso es que ya en los siglos II y III los Padres de la Iglesia (entre ellos Ireneo y Epifanio) claramente establecen que las enseñanzas gnósticas no son cónsonas con la apostólica. No sólo esto sino que ambas corrientes, la ortodoxa y la gnóstica, ¡se consideraban entre sí mutuamente excluyentes! Los que se nos quieren presentar hoy como si fueran los defensores del inclusionismo y de un anacrónico pluralismo tolerante, estaban tan convencidos de la corrección y exclusividad de sus postulados como los cristianos tradicionales lo estaban de los suyos. Como señala Bock, sus enseñanzas eran incompatibles entre sí. Y así lo reconocían los supuestos “cristianos gnósticos” para quienes los cristianos ortodoxos no eran en realidad cristianos de verdad. En el Apocalipsis de Pedro los gnósticos se refieren a los cristianos como “canales vacíos” y en el “Testimonio de Verdad” se dice: “Ellos no tienen la Palabra que da vida”. Para concluir, escuchemos el testimonio del Dr. James Robinson, Editor de “The Nag Hammadi Library” (La biblioteca Nag Hammadi). Él es una de las más grandes autoridades sobre el Cristianismo temprano y fue quien supervisó el equipo de eruditos y traductores que trabajaron con los documentos hallados en Nag Hammadi. Los evangelios canónicos, Mateo Marcos, Lucas y Juan son un tipo de biografía teológica de Jesús. En contraste, los Evangelios de Nag Hammadi no son evangelios en el sentido tradicional de esa palabra para referirse a historia narrativa, sino lo que hoy llamamos “evangelios de dichos”. El Evangelio de Felipe, por ejemplo, es un “reguero” de materiales que no son un documento original, sino una especie de colección de extractos de varias fuentes. El “Evangelio de Verdad” es un tratado casi filosófico, pero no narra la historia de Jesús en ningún sentido de la palabra. El único del que se puede reclamar ser en algún sentido un Evangelio, es el cuarto texto de Nag Hammadi (el “Evangelio de Tomás), que usa la palabra “evangelio” como un título secundario añadido al final. El comienzo del texto, sin embargo, lo llama “dichos secretos”. (Citado en Burstein, p. 98).
Conclusión. Según la literatura popular relacionada al tema de los Evangelios Apócrifos, estos han cambiado para siempre la idea cristiana tradicional que se tenía de Jesús y del cristianismo. En tiempos donde la figura de Jesús como personaje histórico vuelve a ponerse en duda, la (relativa) importancia de los documentos gnósticos ha sido, como poco, exagerada, por no decir tergiversada. De acuerdo a los autores que mal-usan estos “evangelios gnósticos”, Jesús fue en realidad un maestro-filósofo cuyas ideas (¡sorprendentemente!) son muy parecidas a las del liberalismo moderno (feminismo incluido), y la iglesia cristiana del primer siglo consistía de un conjunto amorfo de creencias diversas e irreconciliables. Dicho de otra manera los “falsos eruditos” de las obras populares (Dan Brown y so “Código” incluido) han hallado exactamente lo que salieron a buscar: Un evangelio progresista, egalitario, gnóstico y feminista tal y como ellos creen que debería ser la fe cristiana. Nada, que nos han provisto de un evangelio de diseño; un evangelio a la medida. Los grandemente exagerados reclamos hechos a favor de estos evangelios apócrifos revelan más sobre lo que los eruditos y los escritores contemporáneos quisieran encontrar sobre la primera eras cristianas. Los evangelios alternativos son fuentes muy importantes, sobre los grupos de interés que persiguen usarlos hoy; sobre los medios de comunicación, y sobre cómo la religión es presentada como cultura popular; sobre cómo los cánones cambian su contenidos para reflejar los valores de los lectores; y más generalmente, sobre las cambiantes direcciones de la religión americana contemporánea. (Jenkins, 5)

HISTORIA DE LA IGLESIA ÉPOCA ANTIGUA DEL SIGLO I AL III D. C.
El Judaismo En Palestina En Tiempos De Jesus. Según la visión soteriológica del Nuevo Testamento, Jesús apareció “cuando llegó la plenitud de los tiempos”. El anhelo del Mesías estaba muy vivo en el judaísmo del tiempo, por motivos religiosos y políticos: Desde hacía medio siglo se vivía el dominio del Imperio Romano. Herodes el Grande había recibido del Senado Romano el título de “rey de los judíos”, favoreciendo los intereses romanos, siendo odiado por el pueblo, que organizó una resistencia capitaneada por Asmoneo Antígono. Con la ayuda de los romanos, Herodes destruyó esta resistencia, conquistando Jerusalén el 37 a.C. Repartió el reino entre sus tres hijos: a Arquelao (que asumió la dignidad real), Judéa, Samaria e Idumea; a Herodes Antipas, el territorio que confinaba al norte; a Filipo, la Batanea, Traconítide y Auranítide. Arquelao fue depuesto en 6 a.C. por Augusto, quien dio un nuevo régimen a la región: la administración fue dada a procuradores romanos (que residían en Cesaréa) y los asuntos internos de los judíos eran resueltos por el Sanedrín.
La Situación Religiosa Del Judaísmo Palestino. El mundo judío mantuvo con tenacidad sus peculiaridades características religiosas, cuyo centro era el monoteísmo: tenían una concepción propia de la historia, guiada por el Dios Yahvé, que se había revelado como su Señor. Esta fe conformaba la vida cotidiana de los judíos, fe que venía fortalecida por la esperanza en la venida de un Salvador: el Mesías, que debería erigir en Israel el Reino de Dios. Esta fue la fuerza de resistencia más grande del pueblo en momentos de amenaza para su existencia. La idea mesiánica revistió pronto características demasiado terrenas, aunque nunca faltó una idea de misión esencialmente religiosa.Junto a la fe monoteísta y a la esperanza mesiánica, una función decisiva en el mundo religioso judío era la Ley, deber que la vida religiosa cotidiana pone al devoto: el cumplimiento trae la bendición de Dios, la falta, un deber de expiación. La Ley se presenta en la Sagrada Escritura. La observancia de la Ley traerá divisiones doctrinales dentro del judaísmo: asideos (observantes maximalistas), saduceos (racionalistas), fariseos (intérpretes de la Ley, elitistas, recogieron la interpretación de la Ley por escrito en la Mishná y en el Talmud), Zelotes (observancia de la Ley unida al combate).
La comunidad de Qumran. La fidelidad a la Ley empujó al grupo los Esenios, a aislarse de la vida pública. Las excavaciones en Qumran han dado luces sobre su identidad. Sus inicios están en tiempos de los Macabeos y su apogeo a principios del siglo I a. C. Abominaban el enriquecimiento de los jefes del pueblo con el dinero de los paganos y consideraban el Templo como contaminado por la relajación de los sacerdotes. Ello trajo consigo que se sintieran un “resto santo” de Israel, separado del resto de los grupos religiosos de la nación, constituyéndose en comunidad separada establecida en el desierto y gobernada por un “Maestro de justicia” que siguiendo una observancia radical de la Ley; creían inminente el final de los tiempos, que traería consigo una lucha entre hijos de la luz (Esenios) y de las tinieblas. Dos Mesías deberían sostener el grueso de la lucha final: el “Ungido de Aarón” (Sacerdote del final de los tiempos) y el “Ungido de Israel” (Príncipe del final de los tiempos). Adoptaron las características de una cofradía religiosa: Propiedad común de bienes, vida comunitaria, celibato (aunque también había miembros casados, pertenecientes en un cierto modo a la comunidad monástica). Cultivaron la literatura apocalíptica. Su centro monástico en Qumran fue destruido por los romanos el 68 D. C., desapareciendo rápidamente.
El judaísmo de la diáspora. Una importancia decisiva para la difusión del cristianismo fue la diáspora judía. Desde el siglo VIII a. C., el judaísmo se había difundido en Asia Menor y mundo mediterráneo. Los grandes centros culturales helenísticos ejercieron una especial fuerza de atracción: importantes colonias judías se encontraban en Antioquía, Roma y Alejandría. La característica más llamativa era el profundo sentimiento de pertenencia al grupo, con su propia organización, cuyo centro era la sinagoga con un archisinagogo para el culto y el consejo de ancianos para cuestiones civiles. El principal ligamen era su fe religiosa, que hizo que no quedaran confundidos en el paganismo circundante. La comunidad judía conseguía privilegios y excepciones, que daban ventaja al desarrollo de su religiosidad, de sus particularidades y de su economía. En general, pertenecían a la clase media: agricultores, tejedores, banqueros… La diáspora, abandonada la lengua materna, adoptaba la koiné, que se introdujo en el culto sinagoga: el judaísmo egipcio tradujo al griego el Antiguo Testamento (la llamada “Versión de los LXX”), que será adoptada como traducción oficial de la Biblia en toda la diáspora. Así, el judaísmo fue expuesto al sensible influjo cultural del helenismo, sobre todo en el centro intelectual de la diáspora: Alejandría, patria del judío Filón (+ h. 40 D.C.), cuya vasta producción literaria es un eco de las polémicas que el mundo intelectual helenístico podía provocar en un judío culto. Así, nace una lectura de la Biblia judía, descubriendo un sentido más profundo y escondido en ella, sirviéndose de la filosofía platónica para su análisis. El judío de la diáspora mantenía un fuerte lazo con el centro de unión ideal y objetivo de la patria palestina: Jerusalén y el Templo. Así, cada año ofrecía un tributo financiero al Templo y su más vivo deseo era peregrinar allí por Pascua. La otra característica de la fidelidad a la religión de los padres, fue el estrecho ligamen entre la comunidad, con exclusión del resto de la población, hecho que influyó mucho en los frecuentes brotes de antisemitismo. El judaísmo de la diáspora produjo una literatura propagandística de su conciencia de pueblo elegido: La carta de Aristea, Oracula Sibyllina y Contra Apión, de Flavio Josefo, de naturaleza apologética, son los escritos más notables. Ello trajo consigo que muchos paganos entraran en relación directa y estrecha con el judaísmo: prosélitos (que asumían la religión judía completamente) y los temerosos de Dios (acogían diversas prácticas y creencias judías, menos la circuncisión). La diáspora tuvo una gran importancia para la primera misión cristiana: Aportó la LXX, la Biblia del joven cristianismo; las sinagogas, punto de partida de la predicación, “prosélitos” y “temerosos de Dios” abiertos a su mensaje, causa del enfrentamiento entre judaísmo y cristianismo.
Jesus De Nazareth Y La Iglesia. La historia de la Iglesia tiene sus raíces en Jesús de Nazaret, nacido en el mundo intelectual y religioso del judaísmo palestino. Su vida y su actividad pusieron los fundamentos de la Iglesia y constituyeron la premisa de su historia. Las fuentes que dan noticia de esta vida y de su significado para la Iglesia son de naturaleza muy particular; existen algunas noticias paganas y hebreas, importantes para probar la existencia histórica de Jesús. Las escrituras del Nuevo Testamento, especialmente los tres evangelios más antiguos, los Hechos de los Apóstoles y algunas cartas de san Pablo, reproducen la imagen viva en las mentes y corazones de sus primeros seguidores, cuando tras la Ascensión de Jesús, lo predicaron como el Mesías crucificado y resucitado. Las noticias más importantes sobre la primitiva comunidad cristiana las tenemos en los siete primeros capítulos de los Hechos, aunque con lagunas, ya que el fin del autor es mostrar cómo el Evangelio se convierte en un mensaje que, de los judíos, pasa a extenderse a los gentiles, con Pablo como primer protagonista de esta misión. Esta imagen lleva el sigilo y la forma puestos por la necesidad de la predicación apostólica y de la fe que la sostenía. Pero esto no debe llevar a un escepticismo sobre la posibilidad de conocer el Jesús terreno e histórico. Sin componer una “biografía de Jesús”, estas fuentes se refieren a su vida, hechos, eventos, acciones y palabras particularmente significativos para la predicación sobre ÉL, atestiguando al mismo tiempo que son datos históricos importantes sobre su vida. Los documentos de la predicación apostólica tratan de testimoniar que Jesús es el Cristo; con la cautela que recomienda la crítica histórica, es siempre posible presentar algunos hechos que servirían para realizar un bosquejo biográfico de Jesús. Hacia el 4 ó 5 a.C., Jesús de Nazareth nació en Belén de la Virgen María. Circuncidado, a los 40 días fue presentado en el Templo. A causa de la amenaza de Herodes, José, María y Jesús marcharon a Egipto, donde permanecieron hasta la muerte de dicho rey. En Nazareth creció. Cuando contaba alrededor de los 30 años de edad, Jesús abandonó su casa paterna para comenzar su obra religiosa. Comenzó yendo al Jordán, donde fue bautizado por Juan el Bautista, produciéndose una hierofanía. Consciente de su misión mesiánica y de su filiación divina, que pudo confirmar con muchos milagros, Jesús predicó la llegada del Reino de Dios. La ley suprema de esta religión es el amor absoluto hacia Dios y el hombre. En contra del fariseísmo, afirma que la pureza y la rectitud de intención son las leyes fundamentales de la acción moral, dando a la conciencia personal la función decisiva en el campo religioso. Da un mensaje de preferencia y de esperanza para los últimos de la sociedad, y al mismo tiempo emplea un lenguaje exigente para quien quiera seguirlo. Jesús no predica una religión individual, sino comunitaria: En torno a ÉL forma y se forma una comunidad, en vista de su crecimiento, llamándola “su Iglesia” y reivindica como propia su fundación (Mt. 16,18). Jesús escogió a doce de sus seguidores, para darles el rol especial de “enviados” (Apóstoles) dentro de la comunidad y su misión fue predicar el Reino de Dios; siendo Pedro la roca sobre la que se apoyará la fundación de la Iglesia. Con la crucifixión en el 14 o 15 Nisán de un año entre el 30 y el 33 de la era cristiana, la resurrección de Jesús a los tres días y la aparición a los discípulos hasta la ascención a los cielos y la Venida del Espíritu Santo, la Iglesia queda fundada. La resurrección reunió la primera comunidad de discípulos, por la misma fe y confesión. Un grupo de 120 discípulos recibió las últimas instrucciones. Tras la ascensión, bajo la dirección de Pedro, se elige un nuevo miembro del colegio apostólico: un testigo, digno de fe, de la vida del Señor: Matías. Tras Pentecostés, Pedro predica públicamente a Cristo, muerto y resucitado, como el Mesías: Unos 3.000 judíos adhieren a la fe en Cristo. Nuevos éxitos llegaron enseguida. Pronto eran ya unos 5.000 creyentes (Hch. 3, 1-4, 4).
El éxito inquieta a las autoridades judías. Pedro anuncia ante ellos el mensaje de Jesús. Aumenta siempre más el número de fieles. Los apóstoles organizan la atención a la comunidad. Instituyen los diáconos. Empiezan las tensiones entre helenistas y judeo cristianos de Palestina. La muerte de Esteban fue la señal de una persecución que se abatió sobre la comunidad de Jerusalén, golpeando sobre todo a los cristianos helenistas. Mientras que los apóstoles quedaron en Jerusalén, muchos cristianos huyeron, predicando el evangelio en Judéa y Samaria: las muchas conversiones allí logradas, hicieron que Pedro y Juan visitaran a estos nuevos cristianos para imponerles las manos, predicando al mismo tiempo en Samaria. Cesada la persecución, vino un corto tiempo de paz; la persecución comienza otra vez: Herodes Agripa hizo arrestar a Pedro y Santiago el Mayor: éste último fue decapitado (42 o 43). Pedro dejó Jerusalén. La guía de la comunidad de Jerusalén pasó a Santiago el Menor, que durante unos 20 años desarrolló allí una gran actividad; fue martirizado en el año 62. La catástrofe que supuso para Jerusalén la sublevación de los años 66-67, hizo que la comunidad cristiana emigrara a oriente del Jordán, estableciéndose en la ciudad de Pella.
Constitución, fe y espiritualidad. Secta de los nazarenos (é tón nazarión airésis) era llamado por los judíos el grupo de los seguidores de Jesús (Hch. 24,5), por haberse constituido como comunidad en Jerusalén, bajo el nombre de Jesús de Nazareth; comunidad (ekklesía) es el nombre que se dan a sí mismos los judeocristianos: la fe de este grupo les lleva a unirse en una organización de carácter religioso, resultando una comunidad. Se trata de una sociedad organizada, en que no todos los miembros tienen la misma posición: hay diversas personas y diversos órdenes de personas, a los que en la vida de comunidad se les encargan deberes y funciones diversas, que son asignados por una autoridad superior. En primer lugar se encuentra el Colegio Apostólico: la Iglesia primitiva siente como intocable el número de doce para estos hombres, por ello, tras la defección de Judas, siente el deber de completar el número, eligiendo a Matías, dejando a Dios tal elección. El deber del apóstol es dar testimonio de la vida, muerte y resurrección de Jesús; dirigir las celebraciones culturales; administrar el bautismo; presidir la sagrada cena; imponer las manos para consagrar algunos miembros para deberes particulares. Entre sus miembros, Pedro ocupa el puesto de guía: dirige la elección de Matías, es portavoz de los discípulos en Pentecostés, predica con ocasión de la curación del cojo, portavoz del Colegio ante los ancianos y escribas, ante el Sanedrín; es juez en el caso de Ananías y Safira, y en el de Simón Mago; sus visitas a los “santos” fuera de Jerusalén, revisten el carácter de visita canónica. Su decisión de bautizar al pagano Cornelio asume una importancia normativa para el futuro; Pablo va a Jerusalén para consultarlo, tras su conversión, ya que de él dependía la acogida de Pablo en la comunidad. Todos estos aspectos se comprenden a la luz del mandato del Señor (Mt., Lc. y Jn.) a Pedro de confortar a los hermanos y de apacentar la grey de Cristo. Una segunda institución es la de los diáconos, siete hombres que colaboraban con los apóstoles, sirviendo las mesas de los pobres de la comunidad. El conferimiento de la carga sucede por la oración e imposición de manos de los apóstoles. Uno de ellos, Esteban, es protagonista de la controversia cristológica con los judíos; Felipe predica entre los samaritanos. En los Hechos, a estos siete no viene dado un nombre específico, aunque sí a su actividad: diakonéin (=servir) (6,2). No tan claramente delimitada aparece la función de los ancianos (presbiterio) (11,30). En la primitiva iglesia de Jerusalén, estos ancianos aparecen continuamente en torno a los apóstoles o a Santiago como cabeza de esta iglesia. Participan en las decisiones del Concilio de los Apóstoles (15, 2 ss.) y son coadjutores de los apóstoles o del pastor de Jerusalén en la administración de la Iglesia primitiva. Sólo una vez aparecen los profetas (profetái) (15,32) en lo que respecta a la iglesia de Jerusalén: son Judas (llamado Bársabas) y Silas, que son elegidos y mandados a Antioquía para que comuniquen a los cristianos las decisiones del concilio de los apóstoles. Esto muestra que en la Iglesia primitiva, existe ya una distinción entre miembros de dos categorías: los órdenes de personas consagradas con un rito religioso con especiales funciones dentro de la comunidad, y la gran masa de fieles. El evento que crea la unión de los discípulos de Jesús en una única comunidad, la resurrección, es el elemento base de la fe religiosa de la que vive la Iglesia primitiva y el centro de la predicación apostólica: debe ser recibido con fe por todos aquellos que quieran adherirse al Evangelio. Este hecho de la resurrección viene confirmado, corroborado y profundizado con la bajada del Espíritu Santo el día de Pentecostés: desde este momento, la predicación apostólica adquiere una dirección unívoca y extrema claridad; los apóstoles pondrán de relieve la decisiva novedad que les separa de la fe de los judíos: esa novedad es que el Resucitado es Jesús de Nazareth, resucitado por Dios.
Jesús es el Mesías, como lo muestra la resurrección. La fe en Jesús se muestra a través de varios títulos: el Cristo, que aparece como segundo nombre, junto a Jesús; el Kyrios (como a Dios), título con el que se dirigen a él en la oración, sobre todo con el Maranathá; es el Santo y Justo, Siervo de Dios, el Salvador (Sotér). El anuncio de la salvación se llamará evangelium (de evangelípseszai) cuyo objeto es el mismo Jesús. La fe de la Iglesia primitiva en la salvación, que viene únicamente de Jesús, viene subrayada con exclusivismo. Esta salvación consiste en el perdón de los pecados y el alejamiento del hombre del pecado. La joven Iglesia está convencida de que es el Espíritu Santo quien confiere aquella fuerza singular, íntima y sobrenatural, que anima a los fieles, a los apóstoles y a toda la Iglesia primitiva. Otros dones que la Redención obrada por Jesús ha aportado a los fieles de la Iglesia primitiva son la vida (eterna) y la pertenencia al Reino de Dios: en la conciencia de la Iglesia primitiva, no son realidades aún completas, sino que se cumplirán en la parusía del Señor; por eso, la comunidad pedirá insistentemente su llegada. Sobre estas convicciones se construye la vida religiosa de la comunidad primitiva. No abandona las formas de piedad tradicionales: continúan yendo a orar al Templo, se conservan las horas, gestos y textos (salmos) del judaísmo. Pero ya existen prácticas de culto autónomas: bautismo. Los cristianos de Jerusalén “eran perseverantes… en la fracción del pan” (Hch. 2, 42): celebración eucarística en las casas de los fieles, en el primer día de la semana. Día de ayuno, viernes (muerte del Señor) y miércoles. Nace la semana cristiana. La carta de Santiago habla de la unción de enfermos, confiada a los “ancianos”. La actitud religiosa de la comunidad primitiva, está apoyada por un profundo entusiasmo, pronto al sacrificio, que se exterioriza en una caridad activa (Hch. 4, 32).
El Ocaso De La Antigua Religión De Grecia Y Roma. Al final del I siglo a.C. se devalúa el antiguo politeísmo griego y la específica religión de la antigua Roma. En Grecia influyó negativamente la crítica racionalista de las divinidades, que se afirmó en las diferentes escuelas filosóficas, especialmente la Stoa y Epicuro. En vez de los dioses de Homero, había entrado la doctrina monística de la Stoa, que admitía la providencia divina y el logos como “razón del mundo”, que compenetra y ordena todo el universo; pero no aceptaba un dios personal y trascendente. El mundo está determinado por leyes físicas, sin dejar puesto a la mitología ni a un Dios que guiase personalmente el mundo. El evemerismo trató de explicar históricamente la fe mítica en los dioses, interpretando la figura de cada dios como eminentes figuras del pasado, a las que poco a poco se fue divinizando: ello contribuyó a deprimir aún más el sentido de divinidad en el mundo griego. Eran movimientos dentro de la clase culta que influían en el pueblo. La decadencia de la religión griega clásica fue agilizada por los desarrollos políticos en el Mediterráneo oriental, al disolverse las ciudades – estado y con ellas sus cultos religiosos. Las ciudades helenistas de oriente atraían a muchos griegos, con lo que la madre patria se empobrecía de gente, y muchos santuarios caían en la ruina. Al mismo tiempo, la helenización de oriente trajo consigo un influjo de las religiones orientales en el culto y las ideas griegas, y viceversa. En este proceso de disolución se vio envuelta también la antigua religión romana. Desde la segunda Guerra Púnica se dio una helenización de los cultos romanos, que se expresó en un aumento de los templos dedicados a divinidades griegas y de sus estatuas en suelo romano. Esta helenización de la religión tuvo lugar a través de la Magna Grecia (sur de Italia) y del poderoso influjo de la literatura griega en la romana. El teatro se encargó de hacer conocer al pueblo la mitología griega; con ello se produjo un retroceso de los antiguos cultos romanos, retroceso aumentado al entrar en Roma el culto de las divinidades orientales: Cibeles, Mitra, Belona (procedente de Capadocia) e Isis. La filosofía estoica penetró también entre las clases altas de la sociedad, con su crítica destructiva de los dioses y su determinismo, hecho que influyó en detrimento, tanto de las prácticas religiosas públicas como de las familiares. Augusto, una vez alcanzado el fin de asumir en sí todos los poderes, buscó poner un freno a la decadencia religiosa y moral de su pueblo, reconstruyendo la religión de estado y una convicción que la sostuviese. Este intento falló, aunque reorganizó los antiguos colegios sacerdotales y restauró los santuarios y fiestas religiosas casi olvidadas. Pero la íntima sustancia religiosa era ya demasiado escasa para que pudiera calar en el corazón de los romanos.
El culto de los emperadores. Algo que sí tuvo éxito, y que tendrá hondas repercusiones para el cristianismo, será la acogida del culto tributado al soberano en las civilizaciones orientales, y el intento de hacer del culto de los emperadores el pilar de la religión oficial. Ya Alejandro y sus sucesores, con la aportación de elementos del culto griego de los héroes y del estoicismo (con su idea sobre la preeminencia del sabio), impusieron honores culturales a la monarquía helenista, que pasaron a los Diadocos del Asia anterior, a los Tolomeos de Egipto y a los Seleúcidas, con títulos como “Sóter”, “Epífanes” y “Kyrios”. Se afirmó la idea cultural de que el soberano era la manifestación visible de la divinidad. En Roma, durante la República, el poder fue venerado en la diosa Roma, honrada con templos y estatuas. Augusto empezó por hacerse erigir estatuas y templos junto con la diosa Roma, en las provincias de Oriente, sin rechazar honores cultuales ofrecidos por ciudades y provincias. Mientras, en Roma, las formas de este culto debían ser más discretas. Aquí, sólo tras su muerte, el Senado decidió proceder a su consecratio, o sea, introducirlo entre las divinidades. Ya había recibido el título de Augusto, con resonancias sacras. En el curso del I siglo a. C., algunos emperadores abandonaron la prudencia de Augusto y pidieron a Roma que se les tributaran honores divinos estando aún vivos, lo que trajo una cierta devaluación de dicho culto.
Los cultos mistéricos orientales. Conservaron siempre su originario carácter privado, aunque su influjo fue sensible a todos los estratos de la población del Imperio. Su éxito consistió en la pretensión de dar al individuo una respuesta sobre su suerte en el más allá, mostrándoles cómo se puede alcanzar la salvación. Los cultos mistéricos comenzaron a conquistar el mundo clásico tras las conquistas de Alejandro. Los más prontos a acogerlos fueron los griegos de la costa del Asia Menor, que los propagaron en Occidente. Estos cultos, por su contenido y forma, no tienen un carácter exclusivo, sino que se compenetran con las formas de religión helena, formando un cierto sincretismo religioso. Tres son los focos de donde las religiones mistéricas pasan a Occidente: Egipto, Asia Menor y Persia. El centro del culto egipcio están Isis y Osiris. Isis era honrada con una procesión anual, se había convertido en la Magna Dea, que había aportado a la humanidad la civilización y la cultura. Su marido, Osiris, era el antiguo dios de la vegetación, que muere y resucita con la siembra y la cosecha de los cereales. En el período tolomaico, Osiris fue suplantado por Serapis, una creación de Tolomeo I, que quería la unidad religiosa de sus súbditos egipcios y griegos: por ello, Serapis viene asociado a Isis, y recibe características propias de Zeus y Asclepio. Asia Menor es la patria del culto a la gran madre Cibeles, la diosa de la fecundidad. Su culto se difundió en el mundo helenístico, y en 204 se introdujo en Roma. El amante de Cibeles, Attis, fue venerado junto con ella, dando lugar a un culto mistérico salvaje y orgiástico, con un cuerpo sacerdotal a su servicio: el de los “Galos”. Un culto muy similar es el proveniente de la ciudad de Byblos (Siria), hacia Atargatis (diosa de la naturaleza) y su esposo Adonis, festejado anualmente con motivo de su muerte y vuelta a la vida. Estos tres cultos mistéricos, tan similares (Isis-Osiris, Cibeles-Attis, Atargatis-Adonis) revelan cómo el sentimiento del hombre antiguo se encontraba dominado por la tragedia de la muerte y por el deseo de la resurrección, representado en los tres dioses varones.
Fue este aspecto, esta respuesta, lo que hizo que estas religiones tuvieran buena acogida en Roma y Grecia, donde la religión tradicional no ofrecía ninguna respuesta a estos interrogantes. Representaciones del más allá dominaban también el culto mistérico de Mitra, que se manifestó también con mayor fuerza sólo cuando el cristianismo se había consolidado ya externa e internamente. Este culto tiene su origen en Persia, se perfecciona en Capadocia y se propaga por Oriente y Occidente, encontrando una extraordinaria acogida en Roma. Se trataba de un culto masculino, cuyos adeptos eran mayoritariamente soldados romanos. Su figura central era Mitra, dios persa de la luz, el cual rapta un toro puesto bajo la potestad de la luna, y lo mata por mandato de Apolo. El aspirante debía pasar por siete grado de iniciación hasta ser perfecto discípulo de Mitra. Tenían gran importancia los banquetes rituales.
La religión popular. La gran masa de pueblo se dirigía a las esferas más bajas de la superstición, que siempre habían encontrado una mayor difusión y heterogeneidad. En la cima estaba la ciencia astrológica, que daba a las estrellas un determinado influjo sobre el destino humano. Gran importancia tuvo la escuela astrológica de Coo, fundada en 280 a.C. Gran importancia tuvo el hecho de que la filosofía estoica se pusiera de parte de la astrología, al considerar el determinismo que pesa sobre el desarrollo del mundo. Poseidonio dio a la astrología el carácter de auténtica ciencia, lo que le dio gran consideración, tanto, que emperadores romanos como Tiberio tenían un cuerpo de astrólogos a su servicio, y otros (Marco Aurelio) hicieron templos – observatorios: los Septizonios. Una gran cantidad de literatura, dirigida a clases altas y bajas, persuadió a los lectores en la creencia en un destino determinado por las estrellas. Una vía de salida para el destino dado por las estrellas era la magia, que por medio de prácticas misteriosas se empeñaba en sujetar el poder de los astros. Estas formas de superstición venían de oriente, en que se mezclaban instintos primordiales del hombre, angustia, odio, morbo y escalofrío. La creencia en la magia tiene como presupuesto el fuerte temor de los demonios, que desde el IV siglo a.C. se difundió por el mundo heleno: el mundo entero estaría lleno de demonios, extraños seres entre los dioses y los hombres, de los cuales muchos quieren perjudicar al hombre y cuyo poder puede conjurarse con magia. Con magia se conecta la creencia en un significado misterioso de los sueños, y su interpretación, que llegó a tener gran éxito, sobre todo en Egipto. Dos fenómenos estaban relacionados con este hecho: la consulta a los oráculos de los templos, y la existencia de una literatura sobre el tema (v.g., los Libri Sibillini). General era también la fe en los milagros, sobre todo en recuperar la salud perdida. Así se explica la gran expansión del culto al dios médico ASCLEPIO, cuyos templos eran centros de peregrinaciones. Este panorama ofrecía obstáculos al naciente cristianismo: era demasiado grande el contraste entre el culto al emperador y a un condenado a muerte; era peligroso hacer frente al culto de estado; era “absurdo” contraponer las exigencias del Evangelio al desorden moral de las religiones orientales. También es cierto, facilitó la acogida de la nueva religión el sentido de vacío provocado por la caída de las religiones tradicionales. El nuevo mensaje podía atraer a los disgustados con lo hasta entonces existente. Pero sobre todo fue el descubrimiento de una salvación incomparable, lo que trajo la clave del éxito del cristianismo.
Jesús Un Atlante. Antes de la destrucción de la Atlántida, muchos atlantes positivos fueron advertidos y guiados a tierras seguras donde sobrevieron, como el Pueblo de Egipto, otros orientales e incluso algunos de México. En la Atlántida había que pasar siete pruebas y siete peldaños antes de llegar a la “gnosis”. Yo conseguí acceder a ella muy joven. Más tarde me trasladé a la orilla del Nilo. Allí encontré a otros azlantes que me llamaron “Hermes Trismegisto”. Los Esenios eran de la Atlántida. Transmitían el conocimiento de la Atlántida Y fueron ellos los que iniciaron a Jesús. En la iniciación de Jesús también estuvieron presentes las naves extraterrestres y en ellas fue llevado a determinados lugares. Jesús era un Azlante, un mutante y tuvo la posibilidad de ir donde quiso. De los 12 a los 30 años estuvo con los Esenios. Por eso en el bautismo del Jordán, cuando encontró a Juan el Bautista que bautizaba con agua, estuvieron presentes también los Esenios que le acompañaban. Juan bautizó con agua, pero llega el tiempo en que seréis bautizados por el fuego. Jesús al recibir el bautismo en el Jordán murió ahogado. Cristo advino y el espíritu de Jesús pasó a Juan el Evangelista, que estaba presente y tomó el cuerpo de Jesús. Por eso en la cruz dijo: Mujer he ahí a tu hijo, refiriéndose a Juan que tenía el espíritu de Jesús que le había sido transferido. Un día que Cristo estaba cerca del Templo de Jerusalén sus discípulos le dijeron: ¡Mira qué gran templo! y El les contestó: El templo de mi Padre no está hecho de piedra. El templo está en los corazones de cada uno de nosotros. Cuando quieras rogar no hagas como los publicanos y los fariseos. Ruega al Padre que conoce todos tus secretos. Jesús tenía astral, todos tenemos astral que no es el espíritu. El astral es la vitalidad, la psiquis, el cuerpo de los deseos, las sensaciones, es la suma de las experiencias vividas y después de la muerte del cuerpo se vuelve una vida paralela para el espíritu Porque el espíritu, detector de la individualidad y la entidad, puede tener diversas vidas paralelas. Pero, ¿eran nubes?. Esto es lo que yo os pregunto, ciegos y sordos. ¿Qué estáis viendo en este tiempo de gran tribulación? ¿Qué vieron los niños de Fátima, y los niños de San Sebastián de Garabandal? ¿Quién arrebató de la Tierra al batallón de Norfolk? Yo os respondo: ¡Las nubes que descendieron hasta ellos! Todo esto ha sucedido a fin de que podáis comprender cuanto os ha sido ocultado por el Príncipe de este mundo. Pero es verdad que todo aquello que estuvo escondido, hoy es puesto a la luz y gritado desde los techos de las casas. Yo estoy en medio de vosotros para esto y ninguno callará mi lengua ni cerrará mi boca. Cuanto debo decir lo diré, a fin de que los que oigan, tengan la gracia de conocer la verdad de ser libres. Me odiarán, me perseguirán, me pondrán en aflicción y vituperio, pero la paz de Aquel que me ama alberga mi espíritu y ni un solo cabello de mi cabeza perecerá. Después de mí, vendrán Enoch y Elías y ellos serán quienes señalen el rostro del Anticristo. Entonces será su fin. Cuanto ha sido dicho y escrito se cumplirá. ¡Ay de los fariseos y escribas de este tiempo! No tendrán escape. Y vosotros, hijos de la Tierra, despertaos, porque es verdad que el Espíritu Santo ha sido esparcido sobre vuestra Tierra. Sea vuestra meta el amor y la paz entre los hombres. Aquel que dijo: No os dejaré huérfanos, volveré en medio de vosotros, está ya en camino de retorno y sus ángeles preparan este gran acontecimiento. Despertaos, porque también es verdad que la salvación vendrá del cielo. El vendrá sobre las nubes y con El muchas legiones de ángeles, a fin de que cuanto haya sido dicho y escrito, transmitido a la posteridad, se cumpla según la voluntad del Altísimo Regidor del Universo. Alegraos por cuanto os anuncio, y teman los espíritus perversos por el severo juicio que será sentenciado por el juez infalible. La salvación será fruto del arrepentimiento y de la obediencia a los valores del Rey del amor. Os he dicho cuanto debía deciros. La paz reine en vuestros corazones.

1 comentario (+add yours?)

  1. ReubenEn
    May 04, 2014 @ 12:45:45

    Thank you for featuring the gorgeous pictures– so open to a sense of contemplation.

    my website – http://onlinesmpt200.com

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: