Jesús y su Estado Civil


A juicio de la mayoría de expertos Jesús nació probablemente entre el año 9 y el 5 a. C. en Palestina. Vivió en Nazaret una modesta ciudad de Galilea hasta una edad comprendida entre los treinta y cuarenta años trabajando en el oficio familiar de carpintero albañil. Por su oficio se le puede situar entre las clases medias palestinas y ello le puso necesariamente en contacto con los judíos fariseos y su partido del que debió estar muy próximo aunque no parece que llegara a militar en él. Un ámbito sumamente sensible en la vida de Jesús y del que no existe información alguna es: ¿permaneció soltero o estuvo casado?
La Iglesia sostiene contra viento y marea que Jesús fue célibe pero la afirmación de la Iglesia es una especulación carente de todo fundamento ya que en ningún lugar se identifica expresamente a Jesús como soltero pero dado que tampoco figura como casado, para intentar defender la tesis contraria también deberemos recurrir a la reflexión sobre algunos de sus actos públicos y características del entorno socio-cultural en que vivió. Aunque según los Evangelios Jesús se rodeó fundamentalmente de hombres para llevar a cabo su misión cosa inevitable dentro de un contexto judío profundamente patriarcal donde cada varón agradecía diariamente a Dios, mediante una plegaria el no haber nacido siendo pagano, esclavo o mujer, no es menos cierto que su trato con las mujeres no fue distante ni machista sino todo lo contrario. Jesús dejó constancia de la importancia que le concedió a la mujer en ejemplos como el de Marcos 7,24-30 donde una mujer le vence dialécticamente o el de Juan 4,1-42 en el diálogo con la samaritana y admitió mujeres entre sus discípulos en Marcos 15,40-41, etc. No fue por tanto ningún misógino. Sabemos también que tuvo un contexto familiar normal con hermanos y hermanas carnales tal como se muestra de forma indiscutible en muchos versículos como el que sigue en Mateo 13,54-58: Y viniendo a su patria, les enseñaba en la sinagoga, de manera que, atónitos, se decían: ¿De dónde le vienen a éste tal sabiduría y tales poderes? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿Su madre no se llama María, y sus hermanos Santiago y José, Simón y Judas? Sus hermanas, ¿no están todas entre nosotros? Y que al menos sus hermanos varones según afirma Pablo en 1 Cor. 9,3-5, estaban casados. Conocemos también que Jesús como judío que fue estuvo siempre sometido a la ley judaica que instaba a todos los individuos sin excepción al matrimonio ya que La tradición judía despreciaba el celibato y se hace imposible imaginar que en aquellos días y cultura un célibe pudiese alcanzar alguna credibilidad o prestigio social. A la edad en que comenzó a predicar Jesús ya debía estar casado y haber tenido descendencia. Cuando dejó Nazaret para comenzar su carrera mesiánica y abandonó a su familia pudo haber dejado también a su esposa e hijos tal como consta que hicieron algunos de sus apóstoles, cosa que no era nada infrecuente ni mal vista en esos días. Si hemos de imaginar a Jesús de alguna forma todo indica que tenemos que hacerlo como a un artesano judío, religioso, casado y con hijos. El que Jesús hubiese sido célibe no sólo es bastante más improbable sino que resultaría milagroso. En cualquier caso, especulaciones al margen, jamás podremos averiguar con certeza cual fue su estado civil. Así de paupérrima es la información que poseemos acerca del Salvador, finalmente ejecutado cuando tenía entre 41 y 45 años según los datos que aportan los propios Evangelios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: