LOS REINOS PERDIDOS.


EL DORADO. En la actualidad, TOLEDO es una tranquila ciudad provincial al sur de Madrid, a 1 hora en automóvil que nadie debería perdérsela de visitar, pues tras sus murallas se conservan monumentos de distintas culturas así como importantes lecciones de historia. Sus comienzos según las leyendas locales, se remontan a 2000 años antes de la era cristiana y su fundación se atribuye a los bíblicos descendentes de Noe. Muchos sostienen que su nombre proviene del hebreo Toledoth (“historias generacionales”); sus antiguas casas y magníficos lugares de culto atestiguan la cristianización de España o el auge y caída de los árabes con su dominio musulmán, así como el desarraigo del espléndido legado judío.

España, una tierra conocida geográficamente como “Iberia” nombre para el cual la única explicación que se puede encontrar es la del termino Ibri “Hebreo”, por el cual pudieron ser conocidos sus antiguos pobladores. Tras perder los Musulmanes la mayor parte de Iberia, los fragmentados reinos contendientes de la península vieron su primera unificación importante cuando FERNANDO DE ARAGÓN e ISABEL DE CASTILLA se casaron en 1469. Durante los 10 años siguientes, lanzaron diversas campañas militares que hicieron retroceder a los moros y pusieron a España bajo la bandera del catolicismo; en Enero de 1492, los árabes sufrieron una derrota decisiva con la caída de Granada, y España se convirtió en tierra cristiana.

En Marzo del mismo año, el rey y la reina firmaron un edicto para la expulsión de España, con fecha limite del 31 de julio de aquel año, para que  todos los judíos que no se hubieran convertido al cristianismo para entonces. El 3 de agosto del mismo año, Cristóbal Colón zarpó bajo la bandera española en busca de una ruta occidental hacia la India. El 12 de octubre de 1492 Diviso tierra y volvió a España en enero de 1493, trayendo como prueba de su logro a cuatro “indios” y para corroborar sus argumentos a favor del envió de una 2ª expedición bajo su mando, trajo con él, gran cantidad de objetos de oro obtenidos de los nativos, así como relatos de una ciudad de oro donde gente llevaba brazaletes en brazos y piernas y se adornaban el cuello, las orejas y la nariz con un oro que provenía de una mina fabulosa cercana a la ciudad. Con aquel primer oro traído desde las nuevas tierras, la piadosa Isabel  llamada “la Católica” ordeno que se forjara una elaborada custodia que regalo posteriormente a la catedral de Toledo, sede tradicional de la jerarquía católica de España. En la actualidad, cuando un visitante de la catedral entra a ver el tesoro en una sala protegida con pesadas rejas y llena de objetos preciosos donados a la iglesia durante siglos, puede ver pero no tocar, el primer oro que trajo Colón. En aquel viaje hubo mucho mas que la simple búsqueda de una nueva ruta a la India. Existen evidencias indicando que Colón fue un judío obligado a convertirse y que sus mentores económicos, también conversos, quizá vieron en la empresa una vía de escape hacia tierras mas libres.

CRISTOBAL COLÓN. Figura enigmática o varias personas. Esta copia es todo un insulto al almirante pero la anexo porque de pronto en medio de tanta porquería se encuentra algún dato interesante, desde el punto de vista AnunnakiColón es una figura nebulosa difícil de personalizar en un solo individuo. Por eso no está claro ni donde nació ni donde murió, ni siquiera quién era, porque parecen ser varios personajes, como muestran las diferentes imágenes que aparecen de él, siempre completamente distintas. Hay Colones JudíosPolacos, Españoles, Italianos, Portugueses…. en fin, hay hasta  17 diferentes posibles coloneséchale un ojo a este artículo. Podría tratarse de varios delincuentes piratas aventureros de la época de dudosa reputación, que en conjunto han conformado el mito de un personaje ficticio llamado Cristobal Colón. El principal de ellos era un pirata sicario al servicio del vaticano, pedófilo, proxeneta, de origen Illuminati, tal y como revelan las cruces templarias de las 3 famosas carabelas (que es la cruz templaria masona de los nazis y caballeros de Colón o Malta que custodian el Vaticano).

Una de sus firmas pues usaba varias, algo ya sospechoso, tenía forma de pirámide cabalística y viene de la orden de Cristo del Dios egipcio Karast: Christo. Los huesos y la calavera usados por Colón eran un símbolo del vaticano, la mafia jefe de los piratas. En clave Illuminati, estos personajes de Colón servirían para crear una ficción histórica con el fin de colonizar un imperio, manipular la historia con propósitos ocultos y abrir nuevas rutas comerciales con el dogma auto-creado de 1492, como fecha del descubrimiento de América. Algunos autores sugieren que el ADN de su hijo Diego era caucásico por lo que podría ser judío, es decir otro conspirador del conocido siniestro y asesino lobby judío.

FIRMA SOSPECHOSAEl sello de los caballeros de la orden de Cristo con xp como en la firma de Colón. La firma enigmática de explorador, los dos Puntos de XpoFERENS, pareciera indicar que fue un miembro del Templar súper-reservado de la Orden Militar de Cristo, que tuvo una fortaleza en Portugal en el tiempo que hizo su viaje a América. La segunda parte de la firma de Colón es templaria, denotando cabalismo heredado de los judíos y referencias a campañas a Jerusalén. Se traduciría: Sanctus Sanctus Altissimus Santus ‘Xristo María y José’ de los Caballeros de la Orden del Cristo. Oficialmente Cristóbal Colón utilizaba en su navegación el sistema numeral musulmán, pero éste no fue usado hasta el siglo XVII, ya que entonces se usaba el sistema romano. Se dice que utilizaba leguas y millas, pero esto no se usó hasta el XVII. Es decir que la figura del almirante sabio y audaz es una completa estafa. No descubrió nada ni sabía nada de Navegación. Numerosas evidencias sugieren que africanos, fenicios, celtas iberos, euskeras, vikingos y musulmanes procedentes de Europa, Arabia y del África Occidental, llegaron a América muchos siglos antes que Colón. Hasta el gato, se había paseado por el Nuevo Continente como Pedro por su casa antes que Colón, como Herjólfsson en el 988. Por eso el gran dogma histórico que con Colón empezaba una nueva era con el descubrimiento de América no es sino tomadura de pelo.

COLÓN NO DESCUBRIÓ AMÉRICA; Las pruebas:

  • El Doctor Barry Fell de la Universidad de Harvard presentó en su libro Saga americana y América BC (1980) evidencia científica sólida que apoyaba la llegada, siglos antes de Colón, de fenicios, celtas, africanos, romanos y musulmanes del Norte y Oeste de África. El Doctor Fell descubrió la existencia de megalitos como los ibéricos e irlandeses, encontró ogham (escritura druida y celta de Irlanda y España), monedas e inscripciones fenicias, y romanas y escuelas musulmanas en el Valle del Fuego en Perú, Allan Springs, Logomarsino, el Cañón Keyhole (Nevada), Mesa Verde (Colorado), el Valle Mimbres (Nuevo México) y Tipper Canoe (Indiana) en fechas próximas al 700-800.
  • En un antiquísimo Libro del Tíbet se describe un mapa en el que quedan situadas con precisión Jerusalén, Babilonia, el mar Caspio, y otros lugares. Heródoto en el siglo V antes de Cristo, escribió que Aristágoras de Mileto poseía una tablilla, en la que estaban grabados los mares y las tierras. En la Universidad de Yale se guarda un mapa, fechado en el año 1440, que demuestra, sin lugar a duda alguna, que los vikingos llegaron a Groenlandia y a Canadá, siglos antes de Cristobal Colón, como el famoso Erik el Rojo.
  • En la mayoría de culturas mesoamericanas, se aprecian jefes de tribus y reyes con barba blanca, nariz aguileña, pelo claro y pelo en pecho, contrario a los imberbes indígenas. En el arte olmeca aparecen tanto negros, como orientales o seres barbudos europeos.
  • Los antropólogos han probado que los mandingas siguiendo instrucciones de Mansa Musa, exploraron muchas partes de América del Norte a través del Mississippi y otros sistemas fluviales. En Four Corners, Arizona, hay escrituras que muestran que llevaron elefantes africanos a la zona.
  • Durante su segundo viaje, los indios de la Española (Haití) le dijeron que había habido gente negra antes de su llegada a la isla, como prueban las grandes cabezas olmecas. Como prueba, le mostraron a Colón las lanzas de estos musulmanes Africanos.
  • Cristóbal Colón admitió en sus cartas que el Lunes, 21 de Octubre de 1492, cuando su barco navegaba cerca de Gibara al noreste de Cuba, vio una mezquita en la cima de una bella montaña. Las ruinas de mezquitas y minaretes con inscripciones de versos coránicos han sido descubiertas en Cuba, Méjico, Texas y Nevada.
  • Un conocido historiador y lingüista, Leo Weiner de la Universidad de Harvard, en “África y el descubrimiento de América-1920” escribió que Colón estaba bien informado acerca de la presencia Mandinga en el Nuevo Mundo y que los musulmanes de África Occidental se habían extendido por todo el Caribe y por los territorios de América del Norte, Sudamérica y América Central, incluyendo el Canadá, donde comerciaban y contraían matrimonio con los iroqueses y los indios algonquinos.
  • El historiador y geógrafo musulmán Abul-Hassan Ali Ibn Al-Hussain Al-Masudi (871-957) en “Muruj adh-dhahab wa maadin aljawhar” (Los prados de oro y las canteras de joyas) que durante el reinado del Califa Andalusí, Abdullah ibn Muhammad (888-912), un navegante musulmán Jashjash Ibn Said Ibn Asuad de Córdoba, zarpó de Delba (Palos) en el 889, cruzó el Atlántico, llegó a un territorio desconocido “ard majhula” y volvió con tesoros fabulosos.
  • Cristofake Colón y los primeros exploradores españoles y portugueses pudieron surcar el Atlántico gracias a la información geográfica y navegacional de los musulmanes; en particular de mapas hechos por comerciantes musulmanes, que incluyen a Al-Masudi “Ajbar az zaman” (Historia del Mundo) que está basado en material recopilado en África y Asia. De hecho, Colón tuvo dos capitanes de origen musulmán durante su primer viaje transatlántico: Martín Alonso Pinzón era el capitán de la Pinta y su hermano Vicente Pinzón era el de la Niña. Eran acomodados, expertos armadores que ayudaron a organizar la expedición de Colón y prepararon el buque insignia, la Santa María. Hicieron esto asumiendo los gastos por razones tanto políticas como comerciales. La familia Pinzón estaba emparentada con Abu Zayan Muhammad III (1362-1366), sultán marroquí de la dinastía merinida (1196-1465).

¿PARA QUIEN TRABAJABA COLÓN? La clave es la simbología, la Cruz de Malta, La cruz masona de malta de los papas y del espía del Mi6 Adolf Hitler Rothschild. Mujeriego, espía vaticano y satánico como la iglesia católica. Varios autores reportan que Colón se acostaba con Indígenas, tenía hijos ilegítimos a tutiplén y además era asesino templario, ya que en el segundo viaje adrede dejó morir de hambre en su barco más de 300 indígenas americanos, por lo que fue recriminado por la tripulación y luego condenado a prisión por La mismísima reina Isabel, pero escapó apenas aterrizó en España con los muertos, dirigiéndose Al monasterio de La Rábida, un enclave otrora templario, donde entabla amistad con dos monjes a los que los cronistas de la época denominan estrelleros, (Antonio de Marchena y Juan Pérez). Los historiadores argumentan que pretendía dejar a su hijo junto a su cuñada, Briolanja Moniz, que vivía en Huelva pero el monasterio de La Rábida no está de camino a Huelva si uno viene de Portugal. Además, claramente dice Hernando Colón con quién dejó su padre a Diego: “Dejando al niño en un monasterio de Palos llamado La Rábida, se dirigió inmediatamente a la Corte…”.

Su amante española tenía menos de 14 años. Las banderas con cruces templarias demuestran para quien trabajaba. Mantenía comunicación ajena a la reina, con el Vaticano y sus amigos templarios y tomar en Portugal: o sea que era un mercenario espía.

PRÓFUGO DE LA JUSTICIA. Muerta ya su esposa, Felipa Moniz, “tomando a su hijo niño, Diego Colón, dio consigo en la villa de Palos”, escribió Bartolomé de Las Casas. Pero su segundo hijo, Hernando, anotó algo notable a propósito de la salida de su padre del país vecino: “… abandonó en secreto Portugal con su hijito Diego por miedo a que el rey lo impidiera”. Y los historiadores coinciden en que salió de allí huyendo de la justicia. ¿Por qué? Antes de salir de Portugal, Colón vendió su proyecto a la monarquía vecina.

LADRÓN DE SECRETOS TEMPLARIOS. Dicen que los sabios rechazaron la idea, como sucedió en España inicialmente, pero el rey ordenó aparejar una carabela y enviarla en la dirección que Colón decía. Regresó la expedición con un sonoro fracaso y Colón huyó. Estando ya en España, el monarca luso envió una carta a Colón del 20 de marzo de 1488 en la que lo invitaba a regresar a Portugal y le garantizaba inmunidad por un crimen pendiente. Colón robó en Portugal, tal vez en la propia Escuela de Sagres, un documento de origen templario seguramente redactado por cosmógrafos judíos que en otros tiempos estuvieron a sueldo de la Orden. Hay que recordar que el Temple mudó de nombre en Portugal bajo el manto protector de Don Dinis. Se transformó en la Orden de Cristo y siguió vivo y musculoso. Allí se instalaron tiempo después cosmógrafos judíos de gran solvencia, como Abraham y Yehudá Cresques, autores del Atlas Catalán fechado en 1375. Gracias al impulso de todos ellos y al amparo del príncipe Enrique surgió la Escuela de Navegación de Sagres. Allí estaban depositados los mapas secretos que habían permitido al Temple llegar a América.

ESPÍA TEMPLARIO DEL VATICANO Y EL REY DE PORTUGAL. Cristóbal Colón quiso despistar sobre su procedencia, porque su orden templaria estaba enfrentada al Papa , a Los reyes Españoles y los Reyes Franceses y Juan II de Portugal tenía mucha presión para terminar esta orden por parte de toda Europa y el no hablar Italiano sumado a su conocimiento de la lengua Franca -Portugués y su mal uso del castellano -uno de sus clones más conocidos era catalán- en sus textos hace pensar que el Origen reside en su estatus de Templario, además que todas las carabelas llevaban las cruces rojas templarias.. Cristóbal Colon estaba conectado profundamente al Rey de Portugal Juan II en el círculo interior de su corte.

COLÓN: TEMPLARIO MASÓN. SUS SECRETOS AL DESCUBIERTO:

  • Cristóbal Colón fue el nombre de pila del hombre que navegó al nuevo mundo. De forma diversa traducido, su nombre escogido fue los dos Puntos de Cristóbal (portador de Cristo) o Colón (miembro), y su nombre de pila son desconocidos.
  • La denominación Italiana de Cristoforo Colombo(Cristóbal Columbus), que se pensó que era  un explorador legendario, pertenecía a un mercader pobre en Génova aclamado como el gran mito de Colón por los historiadores. Colón careció de estatus de noble que se le requería al casarse la nobleza. No hay evidencia incontestable de que el explorador supo hablar italiano, aunque la carta al banco de San Giogio y la mención de Bartolomé de Las Casas hablan: del’genoves’ le atan altamente a la colonia española de Génova en Italia y substancialmente a ese país… También se especula que Colón había dicho que era de la Republica De Génova lo que implica también el territorio de Chios o Xios, que era una isla griega bajo el mandato Genovés y luchó con los turcos desde el 1238.
  • Aunque la historia nos dice que Cristóbal Colón se sentía enojado y traicionó al Rey Juan II de Portugal cuando éste se negó a financiar su viaje, Colón estuvo en connivencia continuamente con Portugal después del supuesto descubrimiento. Esto fue así porque fue enviado a España para dirigir a exploradores españoles hacia el oeste lejos del monopolio portugués. Sus esfuerzos llevaron el interés de España a Portugal, que codició la ruta oriental del mar a India, con sus promesas de oro, de las especias, y de otras riquezas. Colón continuó comunicándose con el Rey de Portugal durante sus viajes; mintió continuamente a los Reyes de España, ayudó el portugués, y navegó con gráficos secretos que fueron comisionados por el rey portugués.
  • Cristóbal Colón y sus descendientes continuaron escondiendo la verdad a los Reyes de España entre otros, con la ayuda de sus parientes bien relacionados.
  • Obvia redondez de la tierra en mapas de la antigüedad
  • América y la tierra redonda conocidos hace miles de años, hasta en las fabulas de la biblia se menciona la redondez de la tierra.
  • Colón creía que iba a la Atlántida y a América no a la India, ya que tenía mapas templarios. Los sabios templarios sabían que la Atlántida existía o había existido.
  • En los primeros años del siglo XVIII se encontraron, entre otros valiosos documentos históricos, en el palacio Topkapi de Estambul, unos extraños mapas distorsionados, que citaban y describían lugares concretos que no pudieron ser bien interpretados, quedando como una reliquia del pasado, sin otro valor que el de ser una antigüedad. En los documentos figuraba que aquellos mapas habían pertenecido a Piri Reis, un navegante turco del siglo XVI. En ellos aparecía la Atlántida y la Antártida.
  • En el mapa Zeno, fechado de 1380, se puede observar como Groenlandia está dibujada sin la capa de hielo que la cubre, surcada por ríos y motejada de montañas, accidentes geográficos que fueron localizados en 1947, mediante los sondeos que llevó a cabo una expedición francesa al polo Norte, capitaneada por Paúl Emile Víctor. Las montañas y los ríos, y el contorno, están sumergidos bajo una espesísima capa de hielo milenario y no son visibles, sino detectables por sondeos. ¿Cómo pudo ser trazado el mapa?
  • En el mapa de Caneiro, del siglo XV, queda descrita la costa oriental de África, que es el trozo que falta a los del pirata Reis. ¿Ambos cartógrafos se inspiraron en una misma fuente anterior?
  • Todos estos mapas nos indican que la Tierra redonda y completa era conocida, geográficamente, hace cientos y seguramente miles de años, con mayor exactitud de lo que lo es hoy. Este hecho es producto de unos conocimientos y de una tecnología que han desaparecido.

LOS RÍOS DEL PARAÍSO Y ETERNA JUVENTUD. Fernando e Isabel tuvieron visiones del descubrimiento de los ríos del paraíso y eterna juventud. El mismo Colón tenia sus propias ambiciones secretas, de las cuales solo expreso unas pocas en sus diarios personales. Se veía a sí mismo como el que iba a dar cumplimiento a antiguas profecías referentes a una nueva era que comenzaría con el descubrimiento de nuevas tierras “en el extremo de la Tierra”.

Pero fue lo suficientemente realista para reconocer que de toda la información que se había traído de su primer viaje, la mención del oro seria la que le aportaría una mayor atención. Diciendo que “el señor le mostraría” el enigmático lugar “donde nace el oro”, consiguió convencer a Fernando e Isabel para que le proporcionaran una flota mucho mayor en su segundo viaje y después en el tercero. Sin embargo, para entonces, los monarcas enviarían a varios administradores y hombres menos conocidos por sus visiones que por sus acciones, que supervisarían e interferirían las operaciones y las decisiones del almirante.

Los inevitables conflictos culminaron con el regreso de Colón a España encadenado, con el pretexto de que había maltratado a algunos hombres. Aunque el rey y la reina lo liberaron de inmediato y le ofrecieron una compensación económica, ambos coincidieron en que Colón era un buen almirante, pero un mal gobernador y claro esta, no era el mas indicado para obligar a los indios a confesar la verdadera situación de la ciudad de Oro.

Colón respondió a todo aquello con una dependencia aun mayor de las antiguas profecías y citas bíblicas, y recopilo todos estos textos en un libro, El Libro de las Profecías, que regalo al rey y la reina. Pretendía convencerlos de que España estaba destinada a reinar en Jerusalén y que Colón era el elegido para lograr esto al ser el primero en encontrar el lugar de donde nace el oro.

Fernando e Isabel, también creyentes de las Escrituras, accedieron a que Colón zarpara una vez mas, convencidos especialmente por el argumento de que la desembocadura del rió que había descubierto (llamado ahora “Orinoco”) era uno de los cuatro ríos del Paraíso: y tal como en las escrituras afirmaban, uno de aquellos ríos circundaba la tierra de Javila, “de donde viene el oro”. Pero en este ultimo viaje, Colón se encontraría con mas infortunios y desengaños que en cualquiera de los otros tres.

Inmovilizado por la artritis, fantasma de su antiguo yo, Colón volvió a España el 7 de noviembre de 1504. Antes de que acabara aquel mes, la reina Isabel había muerto, aunque el rey Fernando aun sentía cierta debilidad por él, decidió dejar actuar a otros en él ultimo memorando que preparaba Colón, en el cual recopilo evidencias de la presencia de una importante fuente de oro en las nuevas tierras.

“La Española proveerá a sus invencibles majestades de todo el oro que se necesite”, aseguraba Colón a sus reales patrocinadores hablando de la isla que en la actualidad, comparten Haití y la Republica Dominicana. Allí, los conquistadores españoles, utilizando a los indígenas como esclavos, consiguieron fabulosas cantidades de oro: En menos de dos décadas, el tesoro español recibió de La Española el oro equivalente a 500.000 ducados.

Y, con el tiempo, la experiencia en La Española se repetiría una y otra vez a lo largo de un inmenso continente. Pero, en solo dos décadas, y a medida que los nativos iban muriendo o huían, y las vetas de oro se agotaban, la euforia de los españoles se convirtió en decepción y desesperación, por lo que se hicieron cada vez más audaces para desembarcar en costas ignotas en busca de riquezas. Uno de los destinos más antiguos, fue el de la península de Yucatán.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: