AL DIA DEL JUICIO FINAL.


El siglo 21 a.C. comienza con la trágica y prematura muerte de Ur-Nammu en el 2096 a.C. y Culmina con una calamidad sin parangón por cuenta de los dioses, en el 2024 a.C. en 72 años, con el cambio exacto de un grado precesional; y si fue sólo una coincidencia, entonces fue una de una serie de sucesos de alguna manera bien coordinados. Enseguida de la muerte de Ur-Nammu ‘dos tercios’ divino, ya que su madre era una diosa, el trono de Ur fue asumido por su hijo SHULGI, que Imposibilitado de reclamar el estatus de semidiós, aseguraba en sus inscripciones haber nacido por auspicios divinos ya que el dios Nannar mismo hizo los arreglos para que el niño fuese concebido en el templo de Enlil en Nippur mediante la unión entre Ur-Nammu y una alta sacerdotisa de Enlil, de modo que “‘un pequeño Enlil,’ un niño seleccionable para reinar y ser entronizado fuera concebido.” Aunque la Alta Sacerdotisa madre de SHULGI permanece anónima su estatus sugiere que ella era de algún linaje divino, porque era hija de rey escogido para ser EN.TU y los reyes de Ur, comenzando por la primera dinastía, podían ser rastreados hasta semidioses.

Que Nannar mismo produjera una en el templo de Enlil en Nippur es significante; fue bajo el reinado de Ur-Nammu la primera vez en que el sacerdocio de Nippur fue combinado con el de otra ciudad, en este caso con Ur.

Mucho de lo ocurrido dentro y alrededor de Sumer en ese tiempo fue recogido de ‘Fórmulas de Fecha’ o registros reales en los cuales cada año del reinado real era apuntado según el evento principal de ese año. En el caso de Shulgi la mayoría se sabe, porque dejó tras de sí otros cortos y largos registros, incluyendo poesía y canciones de amor. Estos registros señalan que apenas ascendió al trono, SHULGI quizá esperanzado en impedir el mal de su padre en el campo de batalla puso marcha atrás en las políticas militares de su padre. Lanzó una expedición a las provincias exteriores, incluyendo las ‘tierras rebeldes,’ pero sus ‘armas ‘fueron el ofrecimiento de intercambio, paz, y sus hijas en matrimonio. Considerándose a sí mismo como sucesor de Gilgamesh, su ruta abarcó los dos destinos del afamado héroe: La Península de Sinaí donde se hallaba el puerto espacial en el sur y el Sitio de Aterrizaje en el norte. Observando la sacralidad de las Cuatro Regiones, Shulgi bordeó la península y pagó tributo a los dioses en sus fronteras, en un sitio descrito como ‘Gran palacio fortificado de los dioses.’ Moviéndose en dirección noroeste del Mar Muerto, se detuvo para ofrendar en el ‘Sitio de los Brillantes Oráculos’ el lugar que conocemos como Jerusalén y construir ahí un altar al ‘dios que juzga’ (epíteto de Shamash). En el ‘Palacio Cubierto de Nieve’ en el norte, erigió un altar y ofreció sacrificios. Habiendo esto ‘tocado base’ con los sitios al alcance relacionados con el espacio, siguió el ‘Fértil Creciente’ la gran ruta empleada para el intercambio y la migración este-oeste dictada por la geografía y las fuentes de agua, luego continuó hacia el sur en el llano Tigris-Éufrates, de vuelta hacia el sur de Sumer. Cuando SHULGI volvió a Ur, tenía muchas razones para pensar que había traído a los dioses y a la gente ‘Paz en esta hora’. Le fue otorgado por los dioses el título ‘Gran Sacerdote de Anu, Sacerdote de Nannar’, tuvo la amistad de Utu/Shamash y le fue dada especial atención por Inanna/Ishtar haciendo alarde en sus canciones del amor que ella le brindaba su vientre en el templo.

Pero mientras SHULGI iba de los asuntos de estado a los placeres personales, continuaba la inquietud en las ‘tierras rebeldes.’

Sin preparación para la acción militar, Shulgi pidió tropas a sus aliados elamitas, ofreciendo a su rey como recompensa una de sus hijas en matrimonio y la ciudad sumeria de Larsa como dote. Una expedición militar muy importante, empleando esas tropas elamitas, fue lanzada contra las ‘ciudades del pecado’ en el oeste; las tropas llegaron al Sitio Fortificado de los dioses en la frontera de la Cuarta Región. Shulgi alardeó de victoria en sus inscripciones, de hecho poco después, comenzó a construir un muro fortificado para proteger a Sumer contra intrusiones foráneas desde el oeste y el noroeste. Las Fórmulas de Fecha la llamaron el Gran Muro Oeste, y los académicos creen que corría desde el Éufrates hasta las riberas norte del Tigris donde está situado Bagdad hoy día, bloqueando a los invasores el camino hacia la fértil planicie entre los dos ríos. Fue una medida defensiva que precedió a la Gran Muralla China, que fue construida por razones similares, ¡por casi dos mil años!

En 2048 a.C. los dioses, liderados por Enlil, tuvieron bastante con los errores de estado de Shulgi y de su personal DOLCE VITA. Decidiendo que no había cumplido con ‘las divinas regulaciones,’ le decretaron ‘la muerte de un asesino.’ No se sabe qué clase de defunción es esa, pero es histórico que fue reemplazado en el trono de Ur por su hermano Amar-Sin, quién según las inscripciones lanzó una expedición militar por una revuelta en el norte donde Las ‘tierras rebeldes’ en Asia y por tanto dominio Enlilita de SEM el hijo de Noé, estaban inhabitadas por variados ‘cananeos’ descendientes del bíblico Canaán descendiente de HAM y entonces perteneciente a África, que ocupaban una tira de las tierras de Sem (Génesis; cap. 10).

Otra expedición militar fue para luchar contra cinco reyes aliados en el oeste. Tierras del Oeste a lo largo de la costa mediterránea de alguna manera territorio en disputa según antiguos textos egipcios por la amarga pelea entre Horus y SETH que terminó en batallas aéreas entre ellos sobre el Sinaí y las mismas tierras en contención. Lo que estaba sucediendo tenía sus raíces atrás, a veces de retorno, a sucesos y tiempos anteriores. En sus expediciones militares para subyugar y castigar las ‘tierras rebeldes’ del oeste, tanto Ur-Nammu como SHULGI llegaron hasta la Península de Sinaí, pero se devolvieron de esa Cuarta Región sin entrar en ella. El premio ahí era un lugar llamado TIL.MUN el ‘Sitio de los Misiles’ y lugar del puerto espacial postdiluviano para los Anunnaki.

Cuando terminaron las Guerras de las Pirámides, la sagrada Cuarta Región fue confiada en las manos neutrales de Ninmah quién fue renombrada como NIN.HAR.SAG ‘Dama de las Cumbres de Montaña’ y el comando del puerto espacial de los ‘Hombres Águila’ fue dejado en manos de Utu/Shamash.

Sin embargo esto cambió cuando recrudeció la lucha por la supremacía. Inexplicablemente varios textos sumerios y ‘Listas de Dioses’ comenzaron a asociar TILMUN con el hijo de Marduk, el dios ENSAG/Nabu. Enki estuvo aparentemente involucrado ya que un texto que trata del asunto con Ninharsag señala que ambos decidieron asignar el lugar al hijo de Marduk: ‘Que ENSAG sea el señor de TILMUN. Las fuentes antiguas indican que desde la seguridad del Sinaí la sagrada cuarta región Nabu se aventuró en tierras y ciudades a lo largo de la costa del Mediterráneo, incluso algunas islas mediterráneas, propagando en todas partes el mensaje del advenimiento de la supremacía de Marduk. Así él fue, el enigmático ‘Hijo del Hombre’ de las profecías egipcias y acadias el Hijo Divino e Hijo del Hombre, el hijo de un dios y de una hembra Terrestre.

Los Enlilitas, por supuesto, no pudieron aceptar tal situación. Así fue que cuando AMAR-SIN ascendió al trono de Ur después de SHULGI, el blanco y estrategia de las expediciones militares de Ur III se cambiaron para reafirmar el control Enlilita sobre TILMUN y separar la sagrada región de las ‘tierras rebeldes,’ para quitar esas tierras de la influencia de Nabu y Marduk por la fuerza de las armas.

HARRAM. En 2048 a.C. la dinastía del fundador del monoteísmo, Abraham y el destino con el dios Anunnaki Marduk convergieron en un sitio llamado Harran. Iniciando el 2047 a.C., la sagrada Cuarta Región se convirtió en blanco y peón en la lucha Enlilita contra Nabu y Marduk. Los textos bíblicos y mesopotámicos señalan, que del conflicto germinó la más grande e internacional ‘guerra mundial’ de la antigüedad. Al involucrar al hebreo Abraham, esa ‘Guerra de los reyes’ lo colocó en el escenario central de los eventos internacionales.

HARRAM ‘La Caravanera’ importante centro comercial desde los tiempos inmemoriales en Hatti la tierra de los hititas Estaba ubicada en el cruce de las principales rutas militares y de comercio internacionales. Situada en el cabezal del Río Éufrates, era centro focal para el transporte fluvial todo el camino corriente hasta la misma Ur.

Rodeada por fértiles praderas regadas por los tributarios del río, el BALIKH y el KHABUR, era un centro de pastoreo.

Los famosos ‘Mercaderes de Ur’ venían por lana de HARRAM y a cambio distribuyeron desde allí los afamados atuendos de lana de Ur.

Siguió el comercio de metales, pieles, cuero, utensilios de arcilla y especias.

El Profeta Ezequiel, que fue exiliado de Jerusalén al área de KHABUR en tiempos babilónicos, menciona a los ‘mercaderes de HARRAM en la elección de tejidos, capas bordadas de azul, y muchas alfombras multicolores.’

HARRAM la ciudad de ese mismo nombre aún existe en Turquía cerca de la frontera Siria, fue también conocida en tiempos antiguos como ‘Ur apartada de Ur’; en su centro se erguía un gran templo a Nannar/Sin.

ABRAHAM. En 2095 a.C., el año en que Shulgi asumió el trono de Ur, un sacerdote de nombre Téraj fue enviado desde Ur hasta HARRAM, junto con su familia la cual incluía a su hijo Abram para servir en ese templo. Sabemos acerca de Téraj, su familia, y su traslado de Ur a Harán por la Biblia: Estos, son los descendientes de Téraj: Téraj engendró a Abram, a Najor y a HARRAM. HARRAM engendró a Lot.  HARRAM murió en vida de su padre Téraj, en su país natal, Ur de los caldeos. Abram y Najor se casaron. La mujer de Abram se llamaba Saray y la mujer de Najor, Milká, hija de HARRAM, el padre de Milká y de Jiská.  Saray era estéril, sin hijos. Téraj tomó a su hijo Abram, a su nieto Lot, el hijo de Harán, y a su nuera Saray, la mujer de su hijo Abram, y salieron juntos de Ur de los caldeos, para dirigirse a Canaán.  Llegados a HARRAM, se establecieron allí. Génesis 11: 27–31. Es con estos versos que comienza el crucial relato de Abraham llamado al comienzo por su nombre sumerio Abram. Su padre descendía de una línea patriarcal que se remonta hasta Sem, el hijo mayor de Noé el héroe del Diluvio; todos esos Patriarcas disfrutaron de largas vidas Sem hasta la edad de 600, su hijo Arpaksad 438; y los varones descendientes 433, 460, 239, y 230 años. Najor, el padre de Téraj, vivió hasta los 148 y Téraj mismo que fue padre de Abram cuando tenía setenta vivió hasta la edad de 205.

 El capítulo 11 del Génesis explica que Arpaksad y sus descendientes vivieron en las tierras posteriormente conocidas como Sumer y Elam y sus alrededores, así que Abraham o Abram, era sumerio y la información genealógica indica que de ancestros especiales, cuyo nombre en sumerio AB.RAM significa ‘Amado del Padre,’ es un nombre apropiado para un hijo nacido finalmente a un padre de 70 años.

El nombre de su padre, TERAH [Téraj], derivó del nombre – epíteto sumerio TIRHU; que designa a un Sacerdote Oráculo un sacerdote que observaba los signos celestiales o recibía mensajes de un dios y los trasmitía o explicaba al rey.

El nombre de la mujer de Abram, SARAI más tarde Sarah en hebreo, significa ‘Princesa’; el nombre de la esposa de Najor, Milká, significa ‘Como-reina’ y ambos sugieren una genealogía de realeza.

Desde que más tarde fue revelado que la mujer de Abraham era su media-hermana ‘la hija de mi padre pero no de mi madre,’ explicaba, se deriva que la madre de Saraí/Sarah era de ascendencia real. La familia entonces pertenecía a los más elevados escalones de Sumer, combinando antecesores tanto reales como sacerdotales.

Otra importante clave para identificar la historia familiar, es el repetido auto referencia de Abraham, cuando se encuentra con los gobernantes en Canaán y Egipto, señala ser in Ibri un ‘hebreo.’ La palabra deriva de la raíz ABOR venir a cruzar, cruce, de modo que ha sido asumido por los académicos bíblicos que venía desde el otro lado del Éufrates, p. ej., desde Mesopotamia. Pero el término era más específico. El nombre empleado para Nippur el ‘Vaticano de Sumer,’ es la interpretación acadia del nombre sumerio original NI.IBRU, ‘Espléndido Lugar del Cruce.’

Abram, y sus descendientes que han sido llamados hebreos en la Biblia, pertenecía a una familia que se auto-identificaban como ‘Ibri’ de Nippur. Eso indica que Téraj fue primero un sacerdote en Nippur, que después se mudó a Ur, y finalmente a HARRAM, llevando consigo a la familia. Al sincronizar las cronologías bíblicas, sumerias y egipcias como se detalla en ‘Las Guerras de Dioses y Hombres’, se llega al año 2123 a.C. como la fecha del nacimiento de Abraham.

La decisión de los dioses de convertir a Ur el centro de culto de Nannar/Sin en la capital de Sumer y entronizar a Ur-Nammu tuvo lugar en 2113 a.C. Poco después de eso, los sacerdocios de Nippur y Ur fueron combinados por vez primera; es muy posible que haya sido entonces cuando el sacerdote nippuriano TIRHU se mudara con su familia, incluyendo al niño de 10 años Abram, para servir en el templo de Nannar en Ur.

En 2095 a.C., cuando Abraham tenía 28 y ya casado, Téraj fue transferido a HARRAM, llevando con él la familia. No pudo ser sólo coincidencia que fuera el mismo tiempo en el que Shulgi sucediera a Ur-Nammu. El escenario emergente es que los movimientos de esta familia estaban de alguna manera ligados a los sucesos geopolíticos del momento. Sin duda, cuando Abraham mismo fue escogido para cumplir órdenes divinas y dejar HARRAM y moverse hasta Canaán, el gran dios Marduk dio el paso crucial de moverse a HARRAM. Fue en 2048 cuando ocurrió el par de movidas:

Marduk a una estadía en HARRAM

Abraham dejando HARRAM por la lejana Canaán.

Sabemos por el Génesis que Abram tenía 75 años y fue en 2048 cuando dios le dijo, “Vete de tu tierra, y de tu patria, y de la casa de tu padre deja atrás Sumer, Nippur, y HARRAM y ve a la tierra que yo te mostraré.

Correlacionando la cronología Bíblica y la sumeria, Sitchin concluyó que Abram fue enviado desde Harran en misión por YAHWEH en el 2048 A.C., el mismo año en que el rey sumerio SHULGI murió. Cuando Abram vivía en Harran y antes de salir de allí, no era la única figura importante, pues ¡El propio Dios Marduk también estaba viviendo en Harran, su destierro!, días en que los dioses y los hombres vivían lado a lado en las mismas ciudades. Y al parecer fue el 2048 A.C. cuando Marduk decidió que ya era tiempo de postularse.

Entonces, el propósito de la misión de Abram dirigido por YAHWEH, formando parte del clan Enlilita, estaba relacionado con las actividades de Marduk y los otros Anunnaki.

Como con Marduk, un largo texto conocido como las Profecías de Marduk que dirigió a la gente de HARRAM (tablilla de arcilla, Fig. 31) aporta la clave que confirma el hecho y la fecha de su mudanza a Harán: 2048 a.C. No hay forma que ambos movimientos no estén sincronizados.

El 2048 a.C. fue además el mismo año en que los dioses Enlilitas decidieron acabar con Shulgi, ordenando para él ‘la muerte de un asesino’ una movida que señaló el fin de ‘intentemos por medios pacíficos’ y una vuelta al conflicto agresivo; y no hay forma que esto además, sea sólo una coincidencia. No, los tres movimientos

Marduk a Harán

Abram abandonando Harán por Canaán

La remoción del decadente Shulgi,… tuvieron que estar interconectados: tres movidas simultáneas e interrelacionadas en el Ajedrez Divino. Fueron, pasos en la cuenta regresiva al Día del Juicio Final.

Los siguientes 24 años desde el 2048 al 2024 a.C. fueron un tiempo de fervor y conmoción religiosa, de diplomacia e intriga internacional, de alianzas militares y choques armados, de una lucha por la superioridad estratégica. El puerto espacial en la Península de Sinaí y los otros sitios espaciales, estuvieron constantemente en el corazón de los eventos. Sorprendentemente, varios registros escritos de la antigüedad han sobrevivido proveyéndonos del delineamiento de sucesos con gran detalle sobre las batallas, las estrategias, las discusiones, los argumentos, los participantes, sus acciones y las cruciales decisiones que resultaron en la más profunda conmoción en la Tierra desde el Diluvio. Señalado por las ‘Fórmulas de Fechas’ y otras varias referencias, las principales fuentes para reconstruir esos dramáticos acontecimientos están los relevantes capítulos del Génesis, La autobiografía de Marduk (‘THE MARDUK PROPHECY’ (PARTIAL) EXTRACTED FROM “FICTIONAL AKKADIAN AUTOBIOGRAPHY” BY TREMPER LONGMAN), conocida como las Profecías de Marduk, Un grupo de tablillas de la ‘Colección SPARTOLI’ en el Museo Británico conocido como ‘Los Textos de KEDORLA OMER’, un extenso texto histórico/autobiográfico dictado por el dios Nergal a un escriba confiable conocido como el Erra Epos.

Como en una película thriller de crimen en el cual varios testigos y protagonistas describen el mismo hecho no exactamente de la misma manera, de los cuales surge la verdadera historia de modo que se puede el mismo resultado.

La jugada principal del ajedrez de Marduk en 2048 a.C. fue situar su puesto de comando en HARRAM, sacando a Nannar/Sin del vital cruce de caminos del norte y acosando a Sumer desde las tierras norteñas de los hititas. Además de la importancia militar, privó a Sumer de sus vitales nudos comerciales. La medida dio capacidad a Nabu ‘para vigilar sus ciudades, hacia el Gran Mar y establecer sus reglas. Los sitios mencionados en esos textos sugieren que las principales ciudades al oeste del Éufrates estaban bajo el completo o parcial control del equipo padre – hijo, incluyendo el todo – importante Sitio de Aterrizaje.

Fue a las partes más pobladas de las Tierras del Oeste Canaán a donde se le ordenó ir a Abram/Abraham, abandonando HARRAM, llevando a su mujer y su sobrino Lot con él, Viajando con rapidez hacia el suroeste, deteniéndose sólo para rendir culto a su Dios en sitios sagrados seleccionados. Su destino era el Negev, la región seca que bordea la Península de Sinaí, sin mantenerse ahí mucho tiempo, ya que Tan pronto como el sucesor de Shulgi, Amar-Sin, fue entronizado en Ur en el 2047 a.C., Abram recibió instrucciones de ir a Egipto que de inmediato fue llevado a reunirse con el faraón reinante provisto con ‘ovejas y bueyes y asnos, y guardias y mujeres para servir, y mulas y camellos.’ La Biblia nada dice de las razones para este regio tratamiento, excepto la insinuación que el faraón entendió cuando  habiéndosele sido dicho que Saraí era hermana de Abram, asumió que le estaba siendo ofrecida en matrimonio, un paso que insinúa que un tratado estaba en discusión, negociaciones tipo internacional que estaban ocurriendo entre Abram y el rey egipcio que parecen plausibles cuando se toma en cuenta que el año en que Abram volvió al Negev después de siete años en Egipto (2040 a.C.) fue el mismo en que el príncipe tebano del Alto Egipto derrotó a la dinastía anterior de Bajo Egipto, iniciando el Reino Medio de Egipto unificado. ¡Otra coincidencia geopolítica! Abraham no es entonces, un súbdito de Marduk y de Nabu, según se colige hasta este momento. Es decir, pertenece a la facción Enlilita de los Anunnaki.

Abram, ahora reforzado con hombres armados y camellos, volvió al Negev justo a tiempo, su misión ahora estaba clara: defender la Cuarta Región con su puerto espacial. Como revelan las narraciones bíblicas, ahora disponía de una fuerza de élite de NE’ARIM término traducido como ‘Jóvenes’ pero los textos mesopotámicos emplean la palabra paralela LU.NAR (‘Hombres NAR) para denotar la caballería armada. Abraham, habiendo aprendido tácticas en HARRAM de los excelentes militares hititas, obtuvo en Egipto la fuerza de choque de una rápida caballería de camellos y Su base en Canaán fue una vez más, el Negev, el área que bordea la Península de Sinaí. Lo hizo al filo del tiempo, porque un poderoso ejército de legiones de una alianza de reyes Enlilitas estaba en camino para aplastar y castigar a las ‘ciudades de pecado’ que cambiaron su filiación a ‘otros dioses,’ y para capturar el puerto espacial. Implicó una invasión de un alcance sin paralelo para una alianza internacional, en la cual no solo las ciudades de los hombres sino además los fuertes de los dioses y sus descendencias fueron atacados. Los textos sumerios que tratan del reino de Amar-Sin hijo y sucesor de Shulgi informan que en el 2014 a.C. lanzó su más grande y última expedición militar contra las Tierras del Oeste que habían caído bajo el llamado de Marduk-Nabu.

Fue sin duda, tal grande y sin paralelo suceso que la Biblia le otorga un completo y largo capítulo el Génesis; cap. 14. Los académicos bíblicos lo llaman ‘La Guerra de los Reyes,’ por su clímax en una gran batalla entre un ejército de cuatro ‘Reyes del Este’ y las fuerzas combinadas de cinco ‘Reyes del Oeste,’ culminando con una hazaña militarmente memorable la de la veloz caballería de Abraham.

La Biblia comienza el informe de esa gran guerra internacional listando los reyes y reinos del Este que ‘vinieron e hicieron guerra’ en el Oeste:

Y ocurrió en los tiempos de AMRAFEL rey de SHINE’AR, ARIOKH rey de ELLASAR, KEDORLA’OMER rey de Elam, y TIDHAL el rey de GOYIM. El grupo de tablillas llamado “los Textos de KEDORLA’OMER” fue primeramente traído a la atención académica por el asiriólogo THEOPHILUS PINCHES en una lectura en el Instituto Victoria, Londres, en 1897. Describen claramente los mismos hechos que son la gran guerra internacional del Génesis, cap. 14, aunque mucho más detallado; es muy posible, en verdad, que esas tablillas sirvieran como la fuente para los escritores bíblicos e identifican a ‘KEDORLA’OMER rey de Elam’ como el rey elamita KHUDUR-LAGHAMAR, un conocido de los registros históricos. ‘AROKH’ ha sido identificado como ERI.AKU ‘Sirviente de la diosa Luna’, quién reinó en la ciudad de Larsa el ‘Eleazar’ Bíblico y TIDHAL fue identificada como TUD-GHULA, vasallo del rey de Elam. A pesar del debate en torno a la identidad de ‘AMRAPHEL rey de Shin’ar’; todas las sugerencias apuntan hacia Hammurabi, un rey babilonio de siglos posteriores.

Shin’ar fue siempre el nombre bíblico para Sumer y no Babilonia, de modo que, ¿Quién en tiempos de Abraham, era su rey? Sitchin ha sugerido convincentemente en Las Guerras de los Dioses y los Hombres que en hebreo no debería leerse AMRA-PHEL sino AMAR-PHEL, del sumerio AMAR.PAL una variante de AMAR.SIN y que las ‘Fórmulas de Fecha’ testimonian sin duda que fue el 2041 a.C. el año que inició la Guerra de los Reyes, coalición totalmente identificada, en concordancia con la Biblia, liderada por los Elamitas con un detalle corroborado por datos mesopotámicos que resaltan el recordado rol conductor de Ninurta en la lucha. La Biblia además adhiere la fecha al señalar que tuvo lugar catorce años después, en una incursión previa de los elamitas en Canaán otro detalle que concuerda con el tiempo de Shulgi.

La ruta de invasión esta vez fue diferente: Acortando la distancia desde Babilonia por un arriesgado pasaje a través de una extensión desértica, los invasores esquivaron las densamente pobladas costas del Mediterráneo marchando por la ribera este del Jordán. La Biblia da una lista de los sitios donde tuvieron lugar aquellas batallas y a quienes combatieron las fuerzas Enlilitas ahí; la información indica que hubo un intento de saldar cuentas con viejos adversarios descendientes del matrimonio racial de los Igigi, incluido ZU el Usurpador que evidentemente apoyaban los levantamientos contra los Enlilitas.

Pero no se perdió de vista el principal objetivo: El puerto espacial. Las fuerzas invasoras siguieron por el conocido desde los tiempos bíblicos Camino del Rey, corriendo de norte a sur en la ribera este de Jordán y cuando giraron hacia el oeste por la salida de la Península de Sinaí, encontraron una fuerza bloqueadora: Abraham y su caballería; la salida de la Península, la ciudad DUR-MAH-ILANI ‘gran fortaleza de los dioses’ la Bíblica KADESH-BARNEA, los Textos KEDORLA’OMER claramente declaran que el camino estaba bloqueado por Abraham El hijo del sacerdote Téraj a quién los dioses en su válido consejo ungieron y el estropicio previno.

Una tablilla de Cálculo de Fechas de Amar-Sin, inscrita por ambos lados, alardea de destruir NE.IB.RU.UM. El sitio de Pastoreo de IBRU’UM. De hecho no hubo batalla alguna en la salida hacia el puerto espacial; la mera presencia de la fuerza de choque de la caballería de Abram convenció al Ejército del Este, los invasores a virar hacia el norte, hasta objetivos más ricos y lucrativos. Impidió penetrar la Península de Sinaí.

Después de que Abram completó exitosamente su misión fue rápidamente encomendado: “Después de esos eventos, YAHWEH habló a Abram en una visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sumamente grande.” (Génesis 15:1)

Los versos inmediatamente precedentes del Capítulo 14 mencionan una conversación con el rey de SHALEM (el Centro de Control de la Misión, la región restringida la cual siglos más tarde se convirtiera en Jerusalén), podemos suponer que allí tuvo lugar la conversación con YAHWEH en la que Abram fue reasegurado.

De hecho, Sitchin señala que este lugar era tan remoto del resto de la acción que Abram, no hizo el largo viaje hacia allí si no hubiese tenido una cita en ese lugar, muy probablemente con YAHWEH o con uno de sus espías, antes del momento X en el que el mundo antiguo se convirtió en polvo radioactivo, cuando ellos todavía tenían que operar clandestinamente.

Pero el momento de la sentencia llegó. Si Abram no hubiera detenido a los ejércitos que intentaban tomar el puerto espacial, Marduk y Nabu probablemente lo habrían tomado, y el curso de la historia mundial habría sido completamente diferente.

Luego del fracaso de la conquista realizado por Abram, los Anunnaki se reunieron en Asamblea y decidieron aniquilar el puerto espacial para que nadie pudiera tenerlo.

El Mar Muerto era más corto entonces; su actual apéndice sur no se había sumergido aun y era entonces una fértil planicie con granjas, huertos, y centros comerciales. Los asentamientos incluían cinco ciudades, entre las cuales se hallaban las infamadas Sodoma y Gomorra. Al girar hacia el norte, los invasores enfrentaron las fuerzas combinadas de lo que la Biblia llama ‘cinco ciudades del pecado’. Fue allí que los cuatro reyes pelearon y vencieron a los cinco reyes. Después de saquear y tomar cautivos, los invasores se regresaron por el lado oeste del Jordán. El foco bíblico sobre esas batallas pudo haber finalizado con esa vuelta atrás a no ser por el hecho que Lot el sobrino de Abram, que residía en Gomorra, estaba entre los cautivos.  Cuando un refugiado de Sodoma le contó a Abram lo que había sucedido, ‘él armó a sus entrenados caballeros, trescientos ochenta de ellos, y les dieron caza.’ Su caballería se enfrentó con los invasores a todo lo largo hacia el norte, cerca de Damasco, donde Lot fue liberado y recuperado el botín. La Biblia registra la hazaña como, ‘el golpe que asestó Abraham a KHEDORLA’OMER y los reyes que fueron con él.’

A pesar de ser tan atrevida y remota la Guerra de los Reyes, fracasó en suprimir el surgimiento de Marduk-Nabu. Amar-Sin murió en 2039 a.C., no por lanza enemiga sino por una picada de escorpión. Fue reemplazado en 2038 a.C. por su hermano SHU-SIN. Los datos de sus nueve años de reinado registran dos incursiones militares hacia el norte pero ninguna hacia el oeste; hablaban mayormente de sus medidas defensivas. Él contaba principalmente con nuevas secciones construidas del Muro del Oeste contra los ataques AMORITAS. Las defensas eran movidas cada vez más cerca del corazón de Sumer y se encogió el territorio controlado desde Ur.

Para el tiempo de la siguiente y última dinastía de Ur III, IBBI-SIN ascendido al trono, con invasores desde el oeste que han roto el muro defensivo y estaban chocando con las ‘Legiones Extranjeras’ de Ur, tropas elamitas, en territorio sumerio. Nabu estuvo dirigiendo y apurando a los occidentales hacia el preciado blanco. Su padre divino, Marduk mismo, esperaba en HARRAM para recapturar Babilonia. Los grandes dioses, llamados a un concilio de emergencia, aprobaron entonces medidas extraordinarias que cambiaron el futuro para siempre.

 

RESUMEN SOBRE ABRAHAM. Como si esto fuera tan simple. Una lectura cuidadosa del Génesis revela que un hombre nombrado Abram (antes de que él se renombrara Abraham), actuando bajo las órdenes de YAHWEH jugó un papel fundamental en los eventos del Sinaí y que sin él, el asunto habría acabado de una forma distinta y es muy probable que en ese caso, la tragedia no hubiera sucedido. Este hecho hace indispensable examinar la naturaleza de las acciones de Abram, estrechamente bajo las órdenes de YAHWEH y la naturaleza de las órdenes mismas, para determinar los motivos de YAHWEH en estas acciones y para concluir si sus acciones en este caso eran buenas o malas para la humanidad y si las consecuencias desastrosas de ellas eran o no las intenciones deliberadas de YAHWEH.

La Biblia relaciona los eventos en cuestión en la Guerra de los Reyes que comienza en el Capítulo 14 del Génesis, precedido en los dos capítulos anteriores por la historia de Abram/Abraham. La primera orden cuestionable se la dio YAHWEH a Abram en 2048 A.C., 24 años antes del día funesto: Y YAHWEH dijo a Abram:

  • “Vete de tu tierra y fuera de tu lugar de nacimiento y de la casa de tu padre hacia la tierra que yo te mostraré” (Génesis 12:1, cita del hebreo original por Sitchinen Las Guerras de Dioses y los Hombres)
  • Y haré de ti una gran nación grande, y te bendeciré y haré grande tu nombre, y serás bendición.
  • Y bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren, maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. –continuando con la Nueva Traducción Mundial

La lectura apropiada del verso 4 Capítulo 12 del hebreo original se da por Sitchin: Y Abram partió bajo las órdenes y la bendición de YAHWEH y Lot se fue con él. Y Abram tenía setenta y cinco años cuando dejó HARRAM y se fue a realizar una misión para la cual le prometieron un gran premio.

Después de una breve escala en SHECHEM y de una conversación con su jefe, YAHWEH, (¿radio portátil? ¿Telepatía?) Abram fue al Monte MORIAH, el sitio de la futura Jerusalén, 400 años antes de que se construyera allí primer asentamiento humano, un sitio en medio de la nada y sin agua para beber, donde comienza la extraña negociación. Lo interesante que había allí para que Abram lo visitara eran las instalaciones de alta seguridad del Centro de Control de la Misión Anunnaki, el eje central de la Misión Tierra, altamente restringido, con todas las computadoras centrales que vigilaban la misión ubicadas allí y todos los comandos se emanaban, instalaciones que no pertenecían a YAHWEH sino que a los Anunnaki. La orden para lanzar los misiles sólo podría haber sido dada desde allí.

No hay la posibilidad que la Biblia esté equivocada y que Abram estuviera sirviendo a algún líder Anunnaki, ya que no existe ninguna evidencia acerca de esto. No hay un solo registro Sumerio que demuestre que Abram estuviese al servicio de algún líder Anunnaki ni quien fuera este líder. Debemos asumir que la Biblia dice la verdad y que Abram fue enviado por YAHWEH.

Para colarse dentro del lugar más restringido en la Tierra, el propio centro de la Misión Tierra, Abram teniendo un poco de conocimiento de espionaje internacional e infiltración gubernamental, utilizó un espía interior infiltrado ¡Que podría estar nombrado en la Biblia!

Leyendo en el libro de Génesis 12:8 y 13:3 junto a Jehovah (YAHWEH) hay referencias a un tal A’I, aparentemente una ciudad aledaña, que también pudo haber sido el espía infiltrado que opera calladamente y de hecho, nada importante sucedió durante la escala de Abram en el Monte MORIAH (Génesis 12:8). La explicación más lógica es la natural: Abram y su espía intercambiaron calladamente reportes e instrucciones de cómo proceder más allá sin ser pillado y Abram salió furtivamente rumbo al sur, a Egipto, para realizar la siguiente labor (Génesis 13:10-20). Allí, el Faraón egipcio en un “gesto caritativo” gastó recursos gubernamentales y envió respaldo a Abram, un tipo muy especial, dándole sus tropas y probablemente también dinero y equipo.

La Biblia calla sobre este asunto, pero confrontando la cronología reunida por Sitchin en Las Guerras de Dioses y Hombres encontramos una pista. En el año 2047 A.C. hubo tumultos en Egipto y los Faraones que gobernaban el Bajo Egipto (Egipto Norte) no estaban sirviendo a los dioses egipcios tradicionales es decir, a Los Anunnaki de mezcla Siria sino a alguien más. No estoy seguro si ese alguien era el misterioso Aten u otra entidad, pero es muy posible que fuese algo YAHWISTA.

En la siguiente Guerra de los Reyes. Sitchin comparó los archivos Bíblicos y los originales sumerios de eventos sumerios y CANANITAS como la Guerra de los Reyes y finalmente identificó a todos los reyes involucrados en esa guerra. La Guerra de los Reyes fue nada menos que un esfuerzo de los ejércitos humanos, para tomar el mando del puerto espacial Anunnaki.

YAHWEH, estaba entrometiéndose en otros asuntos de los Anunnaki, haciéndolos sus asuntos.

Examinando los eventos históricos de la Guerra de los Reyes podemos ver que fue Abram con las tropas puestas bajo sus órdenes por el Faraón egipcio las que impidieron a los reyes entrar en Sinaí para tomarse el puerto espacial y regresárselo a Marduk y a su hijo Nabu.

Obviamente la idea de ejércitos primitivos, a caballo o montando camellos, armados con arcos, flechas y lanzas intentando tomar un puerto espacial es risible, a menos que el apoyo de algún Anunnaki poderoso los asistiese, es decir, eran numerosos soldados “carne de cañón”. De hecho, el esfuerzo humano para tomar el puerto espacial se confirmó que provenía de una disputa sobre el control de las instalaciones entre dos facciones o clanes Anunnaki: Los ENLILITAS y los ENKITAS, dos medio hermanos y políticos rivales.

Los dos más grandes disidentes fueron Enki y Ninharsag, nuestros creadores, aquellos que más nos aman y se preocupan por nosotros. El texto Sumerio registra que Enki, vencido e incapaz de poder hacer algo, dejó el cuarto.

Se lanzaron siete ICBM llevando las ojivas nucleares en su misión mortal. Una hacia el puerto espacial y 5 hacia las ciudades entre las que se pensaba que se estaba escondido Nabu aniquilándolas, abarrotadas de civiles inocentes, en un esfuerzo por atrapar a un solo sospechoso, lo que supera a los halcones guerreros americanos y a los Nazis en atrocidad.

El séptimo proyectil fue enviado, los textos antiguos no dicen claramente y Sitchin tampoco lo menciona, pero la evidencia física habla por sí misma. Observando la fotografía satelital de la península de Sinaí con su gran cicatriz negra (sobre todo si ve la foto a colores de uno de los seminarios de Sitchin) es claro que una de las áreas más fuertemente impactadas es la esquina sureste, donde está localizado el Monte Catherine, el mismo HAR.SAG llamado así en honor a Ninharsag “la Señora de la Montaña Alta”, donde estaba la base médica, junto con equipo de guía para naves espaciales, construido y mantenido por ella junto con Enki. Esa facilidad curativa mágica fue la penúltima víctima del holocausto nuclear porque la última víctima fue la propia gran civilización sumeria antigua.

La explosión nuclear sobre el Sinaí perturbó completamente todo el sistema del tiempo del Cercano Oriente y el Mediterráneo (tal descarga súbita e inmensa de energía es algo para lo que la Madre Tierra está completamente desprevenida) y se formaron grandes nubes y vientos, polvo muy radiactivo y los vientos lo estaban llevando hacia el este del Sinaí directo hacia Sumeria. La civilización más grande del mundo se perdió.

  • ¿Y cuál fue el papel de YAHWEH en esta tragedia?
  • ¿Qué hacía el entrometiéndose en los asuntos de los Anunnaki y enviando a Abram a que interviniera?
  • ¿Estaba él intentando apartar el desastre, o ayudó a causarlo?

Las acciones de YAHWEH y Abram no pudieron apartar la tragedia, más bien estas acciones realmente fueron causadas por Él. Los Anunnaki decidieron en su Asamblea lanzar las armas nucleares según dice el Erra EPOS, pero fueron decisiones tomadas basadas en las circunstancias, cuando las cosas se pusieron tan mal y Los Anunnaki alcanzaron las armas nucleares. El crimen se cometió y alguien salió beneficiado de él. El fiero colapso nuclear de orden mundial por los Anunnaki abrió las puertas para que YAHWEH tomara el mando. Realmente causó las atrocidades, directa e indirectamente, estaba allí para ganar mucho de ellos, eso hizo y La ganancia fue el poder.

A estas alturas se debe re-leer las promesas hechas por YAHWEH a Abram al enviarlo en su misión. Prometió hacer de él, renombrado Abraham, el padre de una multitud de naciones, la cabeza de un nuevo poder mundial; promesas hechas antes del holocausto nuclear, es decir que estaba dividiendo la piel del oso que no se había matado: Bruscamente, anticipó el resultado de la tragedia, el vacío político que causó y planeó por adelantado sus movimientos. Así, mientras no haya ninguna prueba sólida de que YAHWEH realmente generó las órdenes de la computadora que lanzó los proyectiles, hay bastante evidencia de que Él se guio por motivos muy cuestionables.

 

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ. El miedo a que las profecías del Armagedón se hagan realidad subyace en el desencadenamiento de ‘armas de destrucción masiva’ en el Oriente Medio. El hecho triste es que un conflicto creciente entre dioses, no entre hombres, condujo al empleo de armas nucleares, justo ahí, hace cuatro mil años, un hecho lamentable con las consecuencias más inesperadas.

Las bombas nucleares han sido empleadas en la Tierra por primera vez en 2024 a.C. es un hecho, no ficción. El funesto suceso está descrito en una variedad de textos antiguos de donde el Qué y Cómo, el Por qué y Quienes puede ser interpretado, reconstruido y puesto en contexto. Esas fuentes antiguas incluyen la Biblia hebrea, porque el primer patriarca hebreo, Abraham, fue testigo de la terrible calamidad.  El fracaso de la Guerra de los Reyes para subyugar las ‘tierras rebeldes’ por supuesto desalentó a los Enlilitas y envalentonó a los Mardukitas, pero los sucesos hicieron más que eso. Por instrucciones de Enlil, Ninurta se ocupó de fundar una estación espacial alternativa al otro lado del mundo en lo que hoy es Perú en Sudamérica. Los textos indican que el mismo Enlil estuvo ausente de Sumer por largos períodos. Estos traslados divinos causaron que los dos últimos reyes de Sumer, SHU-SIN y IBBI-SIN, se cambiaran de bando y comenzaran a rendir tributo a Enki en su centro sumerio, Eridú. Las divinidades ausentes también perdieron control sobre la ‘Legión Extranjera’ de elamitas. Dioses y hombres progresaron en su disgusto con todo eso. Especialmente furioso estaba Marduk, a quién le contaban de saqueos, destrucciones, y desacralizaciones en su querida Babilonia. Como se recordará, que la última vez que estuvo allí fue persuadido por su medio-hermano Nergal a mantenerse pacífico hasta que el Tiempo Celestial llegara a la Era del Carnero. Así lo hizo, habiendo recibido de Nergal la solemne palabra de que nada sería turbado o desacralizado en Babilonia, pero ocurría lo contrario. Marduk estaba airado por el reporte de la desacralización de su templo allá por los indignos elamitas: “El templo de Babilonia lo han convertido en guarida de manada de perros; cuervos volando, fuertes gritos, las flecas dejadas caer.” Desde HARRAM él gritó a los grandes dioses: “¿Hasta cuándo?”

No había llegado aún su tiempo, preguntó en su autobiografía profética: O grandes dioses, conozcan mis secretos mientras ciño mi faja, mis memorias recuerdo. Soy el divino Marduk, un gran dios. Por mis pecados fui expulsado, he ido a las montañas. En muchas tierras he sido un vagabundo. Desde donde el sol se eleva hasta donde se pone fui. De las tierras altas de Hatti vengo. Allí le pregunté a un oráculo; allá pregunté: “¿Hasta cuándo?”

 

LA EXPLOSIÓN NUCLEAR SOBRE EL SINAÍ. “Veinticuatro años anide en medio de HARRAM,” continúa Marduk; “¡Mis días se han completado!” Ha llegado el momento, dijo, de establecer su rumbo a mi ciudad (Babilonia), “mi templo será reconstruido, para establecer mi morada eterna.”

Derrochando visión habla de ver su templo E.SAG.ILA ‘Templo cuya cabeza es muy elevada’, levantándose como una montaña en una plataforma en Babilonia, llamada ‘La casa de mi pacto.’ Visualizó a Babilonia como establecida y de reconocido prestigio para siempre, con un rey de su elección instalado ahí, una ciudad llena de alegría, una ciudad bendecida por Anu.

Los tiempos mesiánicos, predijo Marduk, “echarán fuera la maldad y la mala suerte, y le traerán amor maternal a la humanidad.” El año 2024 a.C. en el cual completó una estadía de veinticuatro años en HARRAM señaló setenta y dos años desde que Marduk accediera a irse de Babilonia y esperar el anunciado tiempo celeste. El llamamiento ¿Hasta cuándo? A los Grandes Dioses no fue algo vano, porque el liderato de los Anunnaki estaba constantemente en consulta, de manera informal y también en consejos formales.

Alarmando por el empeoramiento de la situación, Enlil retornó a Sumer con rapidez, y recibió un golpe al ser enterado de las peores cosas que en Nippur misma ocurrían. Ninurta fue convocado para explicar la mala conducta de los elamitas, y Ninurta culpó de todo a Marduk y Nabu. Nabu fue convocado, y ‘Delante los dioses el padre y el hijo vinieron.’ El principal acusador fue Utu/Shamash quién describiendo la nefasta situación dijo: “todo esto Nabu ha causado que suceda.” Hablando por su padre, Nabu culpo a Ninurta y revivió las Viejas acusaciones contra Nergal en referencia a la desaparición de los instrumentos de monitoreo pre diluviales y la incapacidad para prevenir los sacrilegios en Babilonia; se enzarzó en un ruidoso combate verbal con Nergal, y ‘mostrando irrespeto… a Enlil malamente habló’: ‘No hay justicia, la destrucción fue concebida, Enlil contra Babilonia causó que la maldad sea planeada.’ Fue una acusación-no-escuchada contra el Señor del Comando.

Enki habló entonces en defensa de su hijo, no de Enlil.

¿De qué están Marduk y Nabu realmente acusados? Preguntó.

Su molestia estaba principalmente enfocada en su hijo Nergal:

“¿Por qué continúas la oposición?” le preguntó.

Los dos discutieron tanto que al final Enki le gritó a Nergal que saliera de su presencia.

El concilio de los dioses se disolvió en desorden. Pero todos estos debates, acusaciones, y contraacusaciones estaban teniendo lugar a pesar del sabido y progresivo hecho que Marduk refería como el Oráculo Celestial; con el paso del tiempo con el crucial cambio del reloj precesional de un grado la Era del Toro, el signo zodiacal de Enlil estaba llegando al final y la Era del Carnero, la Era de Marduk, estaba clareando en los cielos.

Ninurta pudo verlo venir en su templo de E.NINNU en Lagash construido por Gudea; Nin-gishzidda/Thot podía confirmarlo en todos los círculos de piedra que había erigido por doquier en la Tierra; y la gente lo sabía, también.

Fue entonces que Nergal vilipendiado por Marduk y Nabu y expulsado por su padre Enki, “consultando consigo mismo,” tramó la idea de recurrir a las ‘Armas Impresionantes.’

No sabía en donde estaban escondidas, pero sabía que existían en la Tierra, guardadas en un lugar secreto bajo tierra de acuerdo a un texto catalogado como CT-xvi, líneas 44-46, algún sitio en África, en el dominio de su hermano Gibil: Esas siete, en las montañas que acataron en una cavidad en la tierra yacen. Basados en nuestro actual nivel tecnológico, pueden ser descritas como siete aparatos nucleares: “Vestidos con terror, con un resplandor volaron raudos.” Fueron traídas sin intenciones desde Nibiru y habían sido escondidas lejos en un lugar seguro hacía mucho tiempo; Enki sabía en donde, pero también Enlil. Un Consejo de Guerra de los dioses, desautorizando a Enki, votó a favor de la sugerencia de Nergal de proporcionar a Marduk un golpe de castigo.

Había constante comunicación con Anu: “Anu a Tierra las palabras ha hablado, la Tierra a Anu las palabras pronunció.”

Él dejó en claro que su aprobación para el paso sin precedentes estaba limitada a privar a Marduk del puerto espacial, pero que ni dioses u hombres debían resultar dañados, “Anu, señor de señores, tuvo piedad de la Tierra,” señalan los antiguos registros.

Nergal y Ninurta fueron escogidos para realizar la misión y se les dejó absolutamente en claro las limitaciones y condiciones del escenario. Pero La “Ley de Consecuencias Imprevistas” se probó a sí misma a escala catastrófica, En las secuelas de la calamidad que resultaron en la muerte de incontable gente y la desolación de Sumer.

Nergal le dictó a un escriba confiable su propia versión de los hechos, tratando de exonerarse, según el extenso texto conocido como Erra Epos, donde Nergal usa el epíteto Erra = ‘El Aniquilador’ y Ninurta es Ishum = ‘El Abrasador’.

Podemos tener la historia completa al añadir a este texto información de algunas otras fuentes sumerias, acadias, y bíblicas. Así encontramos que apenas se tomó la decisión, Nergal se apuró en ir al dominio africano de Gibil para buscar y recuperar las armas, sin esperar por Ninurta.

Para su consternación Ninurta supo que Nergal estaba haciendo caso omiso de los límites del objetivo, e iba a emplear las armas sin discriminación alguna para ajustar cuentas personales: “Aniquilaré al hijo y dejaré que el padre lo entierre; entonces matará al padre y no dejaré que alguien lo sepulte,” había alardeado Nergal.

Mientras discutían, supieron que Nabu no se estaba quedando quieto: “De su templo de donde vigila las ciudades acomodó sus pasos, se había enterado que en el Gran Mar se había instalado un trono que era el de él”, hacia allá dirigió su curso. No sólo estaba convirtiendo las ciudades del oeste, sino haciéndose del poder en las islas del Mediterráneo y poniéndose a sí mismo como su regente!

Nergal/Erra arguyó entonces que destruir el puerto espacial no era suficiente; ¡Nabu, y las ciudades que se le habían reunido, también necesitaban ser castigadas, destruidas!

Ahora, con dos objetivos, el equipo Nergal-Ninurta vio otro problema: ¿El revuelo del puerto espacial no sonaría la alarma para Nabu y sus ciudades del pecado para escapar?

Volviendo a estudiar sus blancos, encontraron la solución separándose: Ninurta atacaría el puerto espacial; Nergal atacaría las vecinas ‘ciudades del pecado,’ Pero mientras todo esto se acordaba, Ninurta tenía segundos pensamientos; insistía en que no sólo los Anunnaki que trabajaban en las instalaciones espaciales debían ser advertidos, sino también ciertas personas debían ser avisadas:

“Valiente Erra,” le dijo a Nergal, “¿vas a destruir al correcto junto a los incorrectos?

¿Destruirás aquellos que no han pecado con aquellos que sí lo han hecho?”

Nergal/Erra, dicen los antiguos relatos, fue persuadido: “Las palabras de Ishum fueron para Erra como aceite fino”.

Y así una mañana, ambos compartiendo los siete explosivos nucleares entre ellos partieron en su Misión definitiva: Entonces el héroe Erra fue adelante recordando las palabras de Ishum.

También Ishum fue adelante de acuerdo con la palabra dada, el corazón apretado.

Los textos disponibles cuentan quién se dirigió a cuál blanco: “Ishum al Más Supremo Monte dirigió su rumbo” por la Epopeya de Gilgamesh sabemos que el puerto espacial estaba al lado de esta montaña.

 “Ishum levantó su mano: el Monte fue hecho trizas… Lo que servía para despegar hacia Anu fue marchitado, su cara fue llevada lejos, su sitio desolado”.

Con una explosión nuclear, el puerto espacial y sus instalaciones fueron obliterados por la mano de Ninurta.

Los relatos antiguos después describen lo que Nergal hizo: “Emulando a Ishum, Erra siguió el Camino del Rey, con las ciudades acabó, a la desolación las llevó”.

Sus objetivos fueron las ‘ciudades del pecado’ cuyos reyes habían formado la alianza contra los Reyes del Este, en la planicie al sur del Mar Muerto. Y así fue que el año 2024 a.C. fueron desatadas armas nucleares en la Península de Sinaí y en la Llanura del Mar Muerto; y el puerto espacial y las cinco ciudades ya no existieron más.

Sorprendentemente, aun sin saber de Abraham y su misión en Canaán se comprende de la manera explicada, que este hecho apocalíptico en la Biblia y los textos mesopotámicos convergen. Sabemos por los relatos mesopotámicos que relatan los hechos que, como fue requerido, los Anunnaki del puerto espacial fueron advertidos: “Los dos Nergal y Ninurta, incitados a cometer la maldad, hicieron que la guardia se apartara; los dioses del lugar abandonaran y con sus protectores subieran a las alturas del cielo.”

Los textos mesopotámicos reiteran que “los dos hicieron huir a los dioses, los hicieron huir del fuego abrasador,” pero son ambiguos en cuanto a señalar si la noticia de advertencia se extendió además a la gente de las ciudades condenadas.

La Biblia aporta detalles en el Génesis: Abraham y si sobrino Lot fueron avisados pero no los demás residentes de las ‘ciudades de pecado’. Aparte de arrojar luz sobre los ‘trastornos’ aspectos de los hechos, contiene detalles que derraman sorprendentes luces sobre los dioses en general y sobre sus relaciones con Abraham en particular. La historia comienza en el capítulo 18 del Génesis cuando Abraham, ahora de 98 años, sentado a la entrada de su tienda de un caliente mediodía, ‘levantó sus ojos’ y de pronto en una visión repentina ‘tres hombres ANASHIN estaban de pie frente a él.’ Había algo diferente o inusual en ellos por el apuro en salir a recibirlos y postrarse ante ellos y refiriéndose a sí mismo como su sirviente se les lavaron los pies y se les ofreció alimento. Como se desprende, los tres eran seres divinos.

Cuando se iban, su líder ahora identificado como el Señor Dios decide revelarle a Abraham la misión del trío: determinar si Sodoma y Gomorra son en realidad las ciudades de pecado y que justifique su destrucción. Mientras dos de los tres continúan hacia Sodoma, Abraham se acerca y reprocha (!) a Dios con palabras idénticas a las del texto mesopotámico:

¿Habrás de destruir al honesto junto con el deshonesto? (Génesis 18: 23)

Sigue una increíble sesión de regateo entre Hombre y Dios.

“¿Aunque hayan 50 personas rectas en la ciudad la destruirás y no salvarás la ciudad en consideración a los 50 justos en ella?”

Abraham le preguntó a Dios. Dicho esto, bueno, la ciudad se salvaría si se hallan en ella 50 justos, dijo Abraham,

¿Y qué hay de 40?

¿Con que sean sólo 30?

Y así fue hasta llegar a 10…

“Y Yahveh se fue apenas terminaron de conversar y Abraham volvió a su sitio.”

Acá encuentro una situación curiosa, pero parece lógica y coherente: El Enlilita Yahveh está cumpliendo con la orden del Concejo de Guerra de los Dioses de excluir también del holocausto a por lo menos algunos terrestres y acá cabe el Enlilita Abraham y su familia 

Los otros dos seres divinos la continuación del relato en el capítulo 19 los llama MAL’ACHIM = ‘emisarios’ = ‘ángeles’ llegaron a Sodoma al atardecer. Ahí los acontecimientos corroboraron la maldad de la gente y al amanecer ambos urgieron a Lot el sobrino de Abraham a escapar con familia, ‘porque Yahveh va a destruir la ciudad.’

La insistente familia pidió más tiempo, y uno de los ‘ángeles’ estuvo de acuerdo en diferir la explosión lo suficiente para que Lot y su familia alcanzara a estar a salvo en la montaña. “Y Abraham se levantó temprano en la mañana… y miró hacia Sodoma y Gomorra y hacia la tierra de la llanura, miró, y he aquí que subía una humareda de la tierra cual la de una fogata”. Abraham tenía 98 años; habiendo nacido en 2123 a.C., la fecha tenía que ser 2024 a.C. La convergencia de los textos mesopotámicos con la narración bíblica del Génesis relativa a la destrucción de Sodoma y Gomorra es una de las corroboraciones más significantes de la veracidad bíblica en general y del estatus de Abraham en particular aunque uno de los más rechazados por los teólogos y otros académicos, porque el reporte de los hechos de los tres seres divinos ‘Ángeles’ que parecían hombres, visitaron a Abraham tiene mucho sabor al cuento de los ‘Antiguos Astronautas.’

Aquellos que cuestionan la Biblia o tratan a los relatos mesopotámicos como sólo mitos han buscado explicar la destrucción de Sodoma y Gomorra como una calamidad natural, aunque la versión bíblica confirma dos veces que la destrucción por ‘fuego y azufre’ no fue una calamidad natural sino un suceso premeditado, que se podía posponer e incluso cancelar, así como Abraham regateó con El Señor para salvar las ciudades para así no destruir al justo con el malvado y de nuevo cuando su sobrino Lot consigue una postergación de la conmoción.

El épico Erra Sumerio lista 5 ciudades que junto con el puerto espacial en el Sinaí fueron destruidas. Sodoma y Gomorra eran sólo dos de ellas y mientras corroboramos la Biblia que no entra en más detalle acerca de lo que realmente estaba sucediendo.

Dos facciones Anunnaki disputaron el mando del puerto espacial y según se alega, una facción lo destruyó para que no cayera en las manos de la otra.

Las fuentes Sumerias indican que residentes de 5 ciudades destruidas, incluyendo Sodoma y Gomorra, ninguna ubicada en la zona restringida del puerto espacial, eran completamente inocentes de cualquiera de los crímenes que se le atribuyen en la Biblia. Su única culpa era que estaban albergando a Nabu, hijo del líder Anunnaki, Marduk a quien la otra facción quiso asesinar sin importarle matar a civiles inocentes como “daño colateral aceptable”.

Una serie de bombas nucleares arrasó SUMERIA. La nube radiactiva mató la mayoría de los humanos de la zona y obligó a huir a los no humanos; Fue la guerra de los dioses. Las fotografías de la Península de Sinaí desde el espacio aún muestran la inmensa cavidad y la rotura de la superficie donde tuvo lugar la explosión nuclear. Hasta hoy, el área misma está sembrada de rocas aplastadas, quemadas y ennegrecidas; contienen un inusual contenido del isótopo uranio-235, indicando según opiniones expertas la exposición a un súbito calor inmenso de origen nuclear.

La destrucción de las ciudades en el llano del Mar Muerto hizo colapsar su costa sur, derivando en la inundación de la alguna vez fértil área y su apariencia hasta hoy, es un apéndice separado del mar por una barrera llamada “EL-LISSAN” (‘La Lengua’). Los intentos arqueológicos israelitas para explorar ahí el lecho marino han revelado la existencia de enigmáticas ruinas submarinas, pero el Reino HASEMITA de Jordán, en cuya mitad del Mar Muerto están las ruinas, puso un alto a investigaciones más profundas.

Los relevantes textos mesopotámicos confirman el cambio topográfico y sugieren que el mar se convirtió en Mar Muerto como resultado del bombardeo nuclear: Erra, dicen, ‘cavó el mar, dividió su totalidad; lo que vivía ahí, aun los cocodrilos, los hizo marchitarse.’

Erra e Ishum hicieron más que destruir el puerto espacial y las ciudades de pecado: Como resultado de las explosiones nucleares, Una tormenta, un Viento Maldito, se levantó en los cielos y comenzó una cadena de consecuencias imprevistas. La civilización sumeria colapsó en el sexto año del reinado en Ur de IBBI-SIN en 2024 a.C., el mismo año en que Abraham tenía 98 años… Los académicos supusieron primero que UR la capital de Sumer fue irrumpida por ‘invasores bárbaros’; pero no ha sido hallada evidencia de tal destrucción masiva.

Sumeria desapareció alrededor de 2024 A.C., así de repente a como apareció. Su caída fue muy trágica, como lo documentan muchos textos de lamentaciones sumerios encontrados desafiando la destrucción y desolación de varias ciudades sumerias y culpan de la destrucción al uso de algunas “Armas de Terror” (armas nucleares) y una gran nube mortal (envenenamiento por polvo radiactivo), descrita con detalle. Una nube radiactiva mortal traída por los vientos orientales desde la península de Sinaí, dónde según algunos archivos antiguos, tuvo lugar una guerra nuclear.

Fuerte es la evidencia de este holocausto nuclear: La gran cicatriz negra de la Tierra en la parte sudeste de la PENÍNSULA DE SINAÍ y las piedras teñidas de negro que muestran señales de haberse fundido instantáneamente por un intenso y extremo calor. Se han encontrado niveles de radioactividad superiores a los normales en el Mar Muerto, en el sitio de Sodoma y Gomorra aniquiladas al mismo tiempo, dentro de la propia tierra Sumeria. Un reciente estudio ha encontrado que alrededor del tiempo de la destrucción hubo allí un cambio súbito del clima de naturaleza consistente con una precipitación radiactiva nuclear, cuya fecha sugerida en el estudio es el mismo año 2.024 A.C. dada por Sitchin.

El holocausto nuclear de 2024 A.C., es un hecho histórico incuestionable. Mire la fotografía satelital con la gran cicatriz negra en la faz de la Tierra, vaya a la península del Sinaí y mire las piedras teñidas de negro por el calor, vaya al Mar Muerto (DEAD SEA) con un radiómetro y tome lecturas de radioactividad, lea los textos de los antiguos lamentos Sumerios que describen la muerte en el aire proveniente de la nube radiactiva, o eche una mirada precisa al estudio independiente del tiempo mostrando un abrupto y consistente cambio de clima con una precipitación radiactiva nuclear precisamente en el año 2024 A.C.

YAHWEH tuvo que ver en esto mucho según está documentado y acreditado en el libro del Génesis, En la historia de Sodoma y Gomorra, los precursores a Hiroshima y Nagasaki. Los textos Sumerios no dejan duda alguna que los ICBM (proyectiles balísticos intercontinentales) dejaron caer ojivas nucleares en Sodoma y Gomorra, lanzadas desde África y pertenecientes a los Anunnaki, quienes los fabricaron desde antes de los remotos tiempos de Alalu, permaneciendo la pregunta sobre quién empujó el botón.

Toda la evidencia apunta a que los dioses Anunnaki se vencieron a sí mismos y fueron expulsados de la Tierra por YAHWEH/JEHOVAH (ISHKUR hijo menor de Enlil), aprovechando el caos que dejó el holocausto nuclear del Sinaí, en el periodo alrededor de 2000 A.C. al 1000 D.C.

Al mismo tiempo cuando Sumeria fue destruida por la nube mortalmente radiactiva traída hacia el este por el viento desde la Península de Sinaí donde dos líderes Anunnaki, NINGISHZIDDA/NERGAL hermano enemigo de Marduk en plan de venganza y UTU SHAMASH/ISHUM, nieto de Enlil y enemigo de Marduk vengando los acontecimientos de Inanna Ishtar cuando perdió Babilonia, destruyeron su propio puerto espacial Sodoma y Gomorra y algunas otras ciudades fueran destruidas al mismo tiempo con todo y sus residentes inocentes porque los guerreros creían que su enemigo Nabu, el hijo de Marduk estaba escondido allí.

Si va a aceptar la Biblia como verdad literal, acepte que: YAHWEH ha admitido básicamente haber causado el holocausto nuclear y que Sodoma y Gomorra merecieron ser destruidas porque sus habitantes eran malos, aunque hay evidencia de lo contrario. Realmente, YAHWEW causó este holocausto, fue el instigador, se lo atribuyó el mismo y los hebreos se lo acreditaron por resultar ser el “Dios Ganador”.

Se teoriza que Él hizo esto infiltrando el Centro de Comando de Misión Anunnaki y generando el trágico comando en la computadora, pero en cualquier caso, éstos son sólo detalles que no cambian la esencia de la materia.

Ahora, por todas las leyes internacionales e interplanetarias, el uso de armas nucleares contra civiles inocentes es un grave crimen de guerra.

LAS LAMENTACIONES DE UR. Un texto titulado ‘A LAMENTATION OVER THE DESTRUCTION OF UR’ descubierto después; confundió a los académicos, porque se lamentaba del ‘abandono’ de Ur: Los dioses que ahí habían morado la abandonaron, la gente que oraba ahí se fue, sus establos estaban vacíos; los templos, las casas, los rediles permanecían intactos de pie, pero vacíos. Se descubrieron después otros textos de lamentos que se dolían no sólo por Ur, sino por toda Sumer. De nuevo hablaban de ‘abandono’: no sólo los dioses de Ur, NAMMAR, y NINGAL abandonaron Ur; Enlil ‘el toro salvaje’ abandonó su amado templo en Nippur; su esposa NINLIL también se fue. Ninmah abandonó su ciudad KESH; Inanna, ‘la reina de ERECH,’ la abandonó; Ninurta dejó su templo ENNINU; su esposa BAU también se fue de Lagash. Una ciudad sumeria tras otra están listadas como ‘abandonadas’, sin sus dioses, gente, o animales. Los académicos quedaron ahora confusos por alguna ‘catástrofe grave,’ una misteriosa calamidad que afectó a todo Sumer. ¿Qué pudo ser?

La respuesta a tal enigma estaba clara en aquellos relatos: Lo que el viento se llevó. Ese fue el mote en los Textos de Lamentaciones: Enlil ha abandonado su templo, Él se ‘fue con el viento,’ NINLIL de su templo ‘se fue con el viento’; Nannar ha abandonado Ur sus rediles se los llevó el viento’ y así con todos. Los académicos han supuesto que esta repetición de las palabras era una estratagema literaria, un mote que los lamentadores repitieron para destacar su dolor. Fue una verdad literal: Sumer y sus ciudades fueron literalmente vaciadas como resultado de Un ‘Viento Maldito’, como señala el lamento y también otros textos vino soplando y causó ‘una calamidad, una desconocida para los hombres que sucedió a la tierra.’ Era un Viento Maldito que ‘causó la desolación de las ciudades, de las tiendas, el vacío de los rediles’, no hubo destrucción ni ruinas: Las ciudades, las casas, las tiendas y los rediles estaban ahí, pero nada vivo quedaba; ‘los ríos de Sumer fluyen con agua amarga, los una vez campos cultivados llenos de maleza, en las praderas las plantas se han marchitado.’ Toda la vida se ha ido. Fue una calamidad que jamás había sucedido antes.

Sobre la Tierra de Sumer cayó una calamidad desconocida a los hombres, que jamás había sido vista, que no pudo ser resistida: Impulsada por el Viento Maldito, había una muerte de la cual no había escape: ‘deambula las calles, dejada suelta en el camino… El más alto muro, la más gruesa muralla, atraviesa como un aluvión; no hay puerta que la deje afuera, ni cerrojo que la pueda hacer retroceder.’ Aquellos que se escondieron tras las puertas cayeron dentro; los que subieron a los tejados murieron en los techos. Era una muerte invisible: ‘Se para delante de un hombre, aunque nadie puede verla; cuando entra a una casa, su apariencia es desconocida. ‘Era una muerte horripilante: Tos y flema debilitaban el pecho, la boca se llenaba de baba, estupefacción y aturdimiento les acometió… un estupor aplastante… dolor de cabeza.’ Cuando el Viento Maldito agarraba a sus víctimas, ‘sus bocas se empapaban con sangre.’ Los muertos y los fallecientes estaban por doquier. Los relatos aclaran que el Viento Maldito, ‘llevando la oscuridad de ciudad en ciudad’ no fue una calamidad natural; resultó de una decisión deliberada de los grandes dioses. Fue causada por ‘una gran tormenta ordenada por Anu, una [decisión] desde el corazón de Enlil.’

Y fue el resultado de un solo hecho, un evento que ocurrió lejos al oeste: ‘Del medio de las montañas vendrá, desde la Llanura de No-Piedad vino… Como amargo veneno de los dioses, desde el oeste ha venido’. Que la causa del Viento Maldito fue la ‘conmoción’ nuclear atrás y cerca de la Península de Sinaí se hizo claro al reafirmar los textos que los dioses conocían su fuente y causa un estallido, una explosión: Un estallido maléfico anunció su torva tormenta. Un estallido maléfico fue su predecesor. Poderosa descendencia, valientes hijos, fueron los heraldos de la pestilencia. Los autores de los textos de lamentos, los dioses mismos, nos dejan un vívido registro de lo que tuvo lugar. Tan pronto como las descomunales armas fueron detonadas desde los cielos por Ninurta y Nergal, ‘desplegaron impresionantes rayos, abrasándolo todo como fuego.

La tormenta resultante, ‘en un estallido de relámpago fue creada.’ Una ‘densa nube que trae muerte’ un hongo nuclear levantaron al cielo, seguido por fuertes ráfagas de viento… una tempestad que abrasó los cielos.’ Fue un día para no ser olvidado: El cielo fue roto y la Tierra fue golpeada, su cara doblegada por el residuo cuando los cielos fueron oscurecidos en ese día nació el Viento Maldito. Los varios textos siguen atribuyendo el venenoso residuo a la explosión en el ‘lugar donde los dioses ascienden y descienden’ a la obliteración del puerto espacial, más que a la destrucción de las ‘ciudades de pecado’. Fue ahí, ‘en medio de las montañas,’ que la nube del hongo atómico se elevó en un brillante relámpago y fue desde ahí que los vientos prevalecientes, viniendo del Mar Mediterráneo, llevaron la venenosa nube nuclear hacia el este hacia Sumer y ahí causó no destrucción sino un silencioso aniquilamiento, trayendo la muerte por aire nuclear a todos los vivientes.

Desde todos los textos relevantes resulta evidente que con la posible excepción de Enki, que había protestado y advertido contra el empleo de las Armas Imponentes, ninguno de los dioses involucrados esperaban el eventual desenlace. La mayoría de ellos eran nacidos en la Tierra, y para ellos los relatos de guerras nucleares en Nibiru eran Cuentos de los Mayores.

¿Acaso Anu, quién debió saberlo mejor que nadie, pensó que las armas, escondidas hacía tanto tiempo, funcionarían mal o no funcionarían?

¿Asumieron Enlil y Ninurta que había venido desde Nibiru que los vientos si los había, soplarían la nube nuclear hacia el desolado desierto que ahora es Arabia?

No hay una respuesta satisfactoria; los relatos solo establecen que ‘los grandes dioses palidecieron ante la inmensidad de la tormenta.’ Pero es claro que tan pronto como se comprendió la dirección de los vientos y la intensidad del veneno nuclear, fue sonada una alarma para aquellos que estaban en el camino del viento tanto dioses como gente que corrieran por sus vidas. El pánico, miedo, y la confusión que sobrecogió a Sumer y sus ciudades cuando se dio el alerta están vívidamente descritos en una serie de textos de lamentaciones, como:

La Lamentación de Ur

La Lamentación por la Desolación de Ur y Sumer

La Lamentación de Nippur

La Lamentación de Uruk,…y otros.

En cuanto a los dioses, parece que fue por mucho un ‘cada uno por su cuenta’; empleando su variedad de naves, se fueron por aire y agua para salir fuera del camino del viento. En cuanto a la gente, los dioses dieron la alarma antes de irse. Como se describe en Las Lamentaciones de Uruk, ‘¡Levántense! ¡Huyan! ¡Escóndanse en la estepa!’ La gente fue avisada en la mitad de la noche. ‘Cogidos de terror, los leales ciudadanos de Uruk’ corrieron por sus vidas, pero igual fueron alcanzados por el Viento Maldito.

Sin embargo, el cuadro no fue idéntico en todas partes. En Ur, la capital, Nannar/Sin fue tan incrédulo que rehusó creer que el destino de Ur estaba sellado. Su extenso y emocional pedido a su padre Enlil para impedir la calamidad está registrado en la Lamentación de Ur compuesta por NINGAL, esposa de Nannar; así como la rotunda admisión de lo inevitable por Enlil: A Ur se le concedió el reinado no le fue concedido un reino eterno… Mal dispuesto para aceptar lo inevitable y demasiado devoto a la gente de Ur para abandonarlos, Nannar y NINGAL decidieron quedarse ahí. Era de día cuando se aproximó a Ur el Viento Maldito, ‘de ese día aun tiemblo,’ escribió NINGAL, ‘pero ese día del olor terrible nosotros no huimos.’ Cuando llegó el juicio final, ‘un amargo lamento se levantó desde Ur, pero de su repugnancia no huimos’. La pareja divina pasó la noche de pesadilla en la ‘casa termita,’ una sala subterránea en lo profundo del zigurat. Por la mañana, cuando el viento venenoso ‘fue sacado fuera de la ciudad,’ NINGAL se dio cuenta que Nannar estaba enfermo. Lo vistió a toda prisa y llevó al dios fuera y lejos de Ur, la ciudad que amaban. Al menos otra deidad fue también dañada por el Viento Maldito; fue BAU, la esposa de Ninurta, quién estaba sola en Lagash porque su esposo estaba ocupado destruyendo el puerto espacial. Amada por la gente, que la llamaba ‘Madre BAU,’ estaba entrenada como médico de sanación, y eso la forzó a quedarse. Las lamentaciones registran que, ‘En ese día, la tormenta alcanzó a la Dama BAU; como si fuera una mortal, la tormenta la alcanzó.’ No está claro cuán fuerte fue ella golpeada, pero posteriores registros de Sumer sugieren que no sobrevivió mucho después de aquello.

 

ERIDÜ, la ciudad de Enki, tendida lejos hacia el sur, estuvo aparentemente a la orilla de la pasada del Viento Maldito. Aprendemos del Lamento de Eridü que NINKI, la esposa de Enki, voló lejos de la ciudad a un cielo seguro en el Abzu Africano de Enki: ‘Ninki la Gran Dama volando como pájaro, dejó su ciudad’. Enki mismo partió de la ciudad apenas a tiempo para eludir la pasada del Viento Maldito: ‘El Señor de Eridü se mantuvo fuera de su ciudad… por el destino de la ciudad el vertió lágrimas amargas’. Muchos de los ciudadanos de Eridü le siguieron, acampando en los campos a una distancia segura mientras miraban durante un día y medio que ‘la tormenta puso sus manos en Eridü.’ La menos afectada de los centros mayores de todas las tierras fue Babilonia, porque estaba más allá del extremo norte del borde de la tormenta.

Apenas sonó el alerta, Marduk contacto a su padre para pedir consejo:

¿Qué van a hacer las personas de Babilonia?, preguntó.

Aquellos que pueden escapar deberían ir al norte, le dijo Enki y de la forma como los dos ‘ángeles’ que avisaron a Lot y su familia de no mirar hacia atrás cuando huyeran de Sodoma, igual Enki instruyó a Marduk que dijera a sus seguidores ‘no darse vuelta ni mirar hacia atrás.’ Si el escape no era posible, la gente debería buscar refugio bajo tierra: ‘Ponlos en una sala bajo tierra, en oscuridad,’ fue el consejo de Enki.

Siguiendo esta advertencia, y debido a la dirección del viento, Babilonia y su gente resultaron ilesos. Cuando pasó y se fue el Viento Maldito, dejó a Sumer desolada y postrada sus remanentes alcanzaron los Montes Zagros lejos al este.

‘La tormenta desoló las ciudades, desoló las casas.’ Los muertos, yaciendo donde cayeron, permanecieron sin enterrar: ‘La gente muerta, su grasa como puesta al sol, de ellos mismos salía.” En las tierras de pastoreo, “comenzó a escasear el ganado mayor y el menor, todas las criaturas vivientes se acabaron.” Los corrales se los llevó el Viento. Los campos cultivados se atrofiaron, ‘En los bancos del Tigris y del Éufrates sólo hierbajos asquerosos, y en los pantanos los juncos se pudrieron en fetidez. Nadie se atrevía a ir por las carreteras, nadie busca los caminos.’

‘¡Oh Templo de Nannar en Ur, amarga es tu desolación!, gimieron los poemas de lamentaciones; ‘Oh NINGAL cuya tierra ha perecido, que se haga tu corazón como agua.’ La ciudad se convirtió en una ciudad extraña, ¿Cómo puede uno existir así?

La casa ha venido a ser una casa de lágrimas, hace a mi corazón como agua. Ur y sus templos han sido llevados por el Viento. Después de dos mil años, la civilización sumeria estaba ida con el viento.

 En años recientes arqueólogos se han unido a geólogos, climatólogos, y otros expertos en ciencias de la tierra para realizar esfuerzos multidisciplinarios y abordar el enigma del abrupto colapso de Sumer y Acadia a finales del tercer milenio a.C. Una de las variables de estudio fue la de un grupo de siete científicos de diferentes disciplinas titulada ”CLIMATE CHANGE AND THE COLLAPSE OF THE AKKADIAN EMPIRE: EVIDENCE FROM THE DEEP SEA’ publicado en el número de Abril del 2000 de la revista GEOLOGY. Su investigación empleó análisis químicos y radiológicos de viejas capas de tierra de ese período obtenidas de variados sitios en el Oriente Cercano, pero principalmente del fondo del Golfo de Omán; su conclusión fue que un inusual cambio de clima en las áreas adjuntas al Mar Muerto levantó tormentas de polvo un inusual ‘polvo de mineral atmosférico’ fue transportado por los vientos imperantes sobre el sur de Mesopotamia atravesando el Golfo Pérsico.  ¡El mismo patrón que el Viento Maldito de Sumer! La data de carbono de la inusual ‘lluvia de polvo’ lleva a la conclusión que fue debido a un ‘evento dramático inusual que ocurrió cerca de 4025 años antes del presente.’ En otras palabras, significa ‘cerca de del 2025 a.C. ¡el mismo 2024 señalado por Sitchin!

Los científicos involucraron en ese estudio observaciones en que ‘el nivel del Mar Muerto cayó abruptamente 100 metros en ese tiempo’. Dejan el punto sin explicar pero obviamente la brecha de la barrera sur del Mar Muerto y la inundación de la Llanura, como la hemos descrito explica lo ocurrido.

La revista científica SCIENCE dedicó su edición del 27 de Abril del 2001 al paleo clima alrededor del mundo. En una sección que trata de los hechos en Mesopotamia, se refiere a evidencia de Irak, Kuwait, y Siria que los ‘generalizados abandonos de la llanura entre el Tigris y el Éufrates se debió a tormentas de polvo que ‘comenzaron 4025 años desde ahora. El estudio deja sin explicar la causa del abrupto ‘cambio de clima,’ pero adopta la misma fecha para él: 4025 años antes del 2001 d.C. El año fatídico, confirma la ciencia, fue 2024 a.C.

LAS MIGRACIONES CONSECUENCIA DE LA GUERRA NUCLEAR DEL SINAÍ. Entre 11,000-4,000 A.C., el hombre poseía la misma inteligencia que posee hoy en día, utilizándola para el estilo de vida nómada y extendiéndose rápidamente por todo el mundo.

Desde 3,800 A.C., con el regreso del planeta Nibiru y la visita de Anu se inició una elite de hombres civilizados. Las ciudades de Sumer fueron reconstruidas en sus mismos lugares mientras el Dios ISHKUR comenzó una nueva fase de construcción en TIWANAKU para la fabricación de bronce.

En 3,113 A.C., la civilización se extendió a Egipto, para restaurar el caos causado por el exilio de Marduk y el vacío de poder resultante, abrazando desde el inicio, la cultura minoica de Creta, donde los arqueólogos han encontrado numerosas pruebas de lazos comerciales cercanos. Los primeros faraones egipcios, desde el legendario Menes, fueron sumerios impuestos con el consentimiento de Enki- Ptah el Dios supremoMenes es reflejado en el primer gobernante de Creta, Minos, casi seguro la misma persona. Los nativos de Egipto estaban estrechamente relacionados con los nativos cretenses, una tribu descendiente de MIZRAIM, hijo de Cam, el padre de los egipcios.

En el 2800 A.C. aproximados, la civilización fue concedida a los habitantes del valle del Indo, bajo la diosa Inanna y se convirtió rápidamente en importante proveedor de granos de Sumeria, pero sufrió un serio revés cuando su principal puerto LETHAL, fue destruido por una inundación en 2400 AC. Al mismo tiempo, el imperio acadio surgió y floreció bajo Inanna a través de las conquistas de Sargón el Grande, mientras la “edad de oro” de Sumeria sucumbía y culminó con el regreso de Marduk a Babilonia en el año 2,024 A.C. Los partidarios de Marduk iniciaron una nueva dinastía de reyes de Babilonia, los amorreos, una tribu de los cananeos de la rama camita. Fue cuando Marduk ocupó Babilonia y amenazó con capturar las instalaciones espaciales y Nergal y Ninurta desataron las armas nucleares para destruir Sodoma, Gomorra y el centro espacial en el Sinaí. La nube de lluvia radiactiva nuclear, “El Viento Maligno”, descendió sobre Sumer la 3ª. Dinastía de Ur. El hombre y su Dioses estaban al borde de una nueva era de muerte y destrucción.

Hubo una ola de migración humana sin precedentes acompañada por las consecuencias políticas de la invasión de los amorreos y la consecuente agitación.

Después del 2,000 A.C., la agricultura, astronomía, metalurgia y la escritura, repentinamente aparecieron en todo el mundo, exceptuando que alrededor de 2,000 A.C., la civilización del valle del Indo entró como una fase de decadencia. Según los arqueólogos por

  • La inundación generalizada de sus principales ciudades en el año 2,000 A.C. y 1,900 A.C. respectivamente.
  • Un segundo desastre en LETHAL donde sus muelles se llenaron completamente de sedimento.
  • El experto en arqueología del Indo, S. RAO, atribuye la inundación del año 2,000 A.C. a disturbios tectónicos, efecto secundario del golpe nuclear en el Sinaí.

Esta decadencia explica la aparición de los arios “Los Nobles” que emigraron hacia el norte de la India en ese tiempo llevando con ellos la sagrada lengua sánscrita, mientras que los refugiados de Sumer pasaron por esta región camino del oriente hacia Tailandia y China, apareciendo “misteriosamente” la tecnología en esas regiones: Los pueblos de la Meseta KHORAT de la actual Tailandia, en la región del río Rojo de Vietnam y la Llanura del Norte de China evolucionan directamente de la Edad de Piedra a la Edad de Bronce, notable por la técnica avanzada operada desde el principio como se ve en las vasijas y armas de CHENG-CHOU y ANYANG.

La escritura también es concluyente para estas migraciones. La primera forma de escritura china, surgió poco después del año 2,000 A.C., como derivada del sumerio. Los signos pictográficos tenían aspecto similar, eran pronunciados de la misma manera y los términos que tenían diversos significados en sumerio, frecuentemente tenían los mismos significados.

En otras partes del Lejano Oriente, la lengua tibetana también ha sido relacionada con Sumeria, el pueblo HSING NU del norte de Tíbet dice ser de origen mesopotámico, y afirman que huyeron de un cataclismo de fuego.

También hubo migraciones hacia el oeste: A Creta, alrededor de 2,000 A.C. y se nota con El espectacular palacio de KNOSSOS de 5 acres con varios pisos, junto con el palacio de FESTOS.

Más al oeste, el primer asentamiento maya de DZIBILCHALTÚN se produjo en torno a 2,000 A.C. El punto de partida del calendario maya en 3,113 A.C. indica que eran emigrantes de algún punto de influencia de la esfera egipcia/cretense.

En Babilonia, un movimiento monoteísta fue puesto en marcha por el héroe Marduk, para quien todos los demás Dioses oficialmente se volvieron sus subordinados. El nombre Marduk sustituyó al de Nibiru en el ENUMA ELISH, el de su cónyuge SARPANIT reemplazó a Inanna / Ishtar; enemiga tradicional de Marduk. Los amorreos construyeron el enorme zigurat de 7 plantas en su honor dándole el nombre de E.TEMEN.AN.KI “La Casa del Cielo y de la Tierra le Temen” el E.SAGIL “El Templo que Levanta su Cabeza”. Babilonia “Puerta de los Dioses” llegó a ser una gran ciudad, una potencia mundial basada en comercio internacional, con su puerto mediterráneo de BIBLOS entre el 2,000 y el 1,700 A.C. y su eje comercial egipcio-babilónico-cretense, cuando los partidarios de Marduk ganaron ventaja en Egipto.

A raíz de una gran ola de migración, el norte de Egipto fue gobernado por faraones de la dinastía 11 que tenían nombres extraños como INYOTEF y MONTUHOTEP. MONTUHOTEP II, reunió todo Egipto en un reinado largo de 51 años, época en que los israelitas prosperaron en Egipto, durante SU reinado. Después de 1,800 A.C. la nueva dinastía faraones, la 12ª dinastía inició con AMENEMHAT I, nombre que significa adoración al oculto Dios Amen/Marduk. SENUSERET I, vio a Los israelitas como amenaza, y los esclavizó. La Biblia registra que fueron forzados a construir las ciudades de Pitón y Ramsés. Renacieron los logros egipcios, conquistaron Nubia, la región al sur famosa por su oro y comercio con el interior de África.

Un grupo de Nubia emigró a Malí en África Occidental y fueron conocidos como LOS DOGON, Dioses Instructores que bajaron de SIRIO.

  • Cuando Marduk construyó su nuevo orden mundial otros reinos rivales, comenzaron a surgir.
  • Surgió Mari, una ciudad ya establecida en el río Éufrates, donde los arqueólogos han encontrado un impresionante palacio, biblioteca, archivos y de santuarios dedicados a la gran rival Inanna / Ishtar.
  • Otra ciudad, ASSUR, fue fundada en el río Tigris, con Inanna como deidad principal. Mari y Asur estaban estratégicamente situadas en dos importantes rutas comerciales, una desde Babilonia hasta el Mediterráneo y la otra desde las montañas Zagros en Anatolia llevando suministros de estaño a los hititas, en sus inicios pacíficos, que finalmente se unieron al cruel y despiadado poder Asirio.
  • Otro poder independiente surgió en el sur de Babilonia, Ninurta reunió las fuerzas elamitas derrotadas por los amorreos de Marduk y comenzó a reconstruir una fuerza militar centrada en las ciudades de Larsa y Susa.
  • Por último, pero no menos importante, lejos al norte en Anatolia, los reyes hititas establecieron sus raíces en KANESH (KULTEPE de hoy en día) y fortificaron la ciudad de HATTUSAS (BOGHASKOY) para convertirse en la nueva capital de un poderoso reino que jugaría un papel importante en el antiguo Cercano Oriente por alrededor de un millar de años.

SANTORINI. En 1860 se descubrieron sus restos arqueológicos durante la puesta en marcha de una cantera destinada a proporcionar pumita para la construcción del canal de Suez. En 1967 se emprendieron excavaciones sistemáticas, bajo la dirección del polémico SPYRIDON MARINATOS. Como resultado se comprobó que la isla había sido sede de una sociedad rica y desarrollada, culturalmente muy relacionada con la civilización minoica. Entre los restos han aparecido objetos y frescos, perfectamente conservados, que revelan una intensa relación comercial, con objetos procedentes no sólo del Egeo, sino de Chipre, Egipto o Anatolia. En la Antigüedad la isla estuvo sucesivamente sujeta a los diversos poderes que dominaron el Egeo. Pasó de la dependencia de la liga de Delos a la del reino ptolemaico de Egipto, Roma y finalmente el Imperio bizantino. Desde 1204 y hasta 1579 estuvo bajo dominio de la república veneciana, hasta que pasó a dominio otomano. Hoy es parte del estado moderno de Grecia desde su independencia en 1830.

Uno de los acontecimientos históricos más significativos en el período 2000 – 200 A.C. fue la erupción de la isla griega de SANTORINI, llamada THERA en ese entonces, la mayor explosión volcánica en más de 4,000 años. 192 millones de toneladas de ceniza sulfúrica cayeron en forma de lluvia ácida en el este. Sus efectos incluyen enfriamiento climático global y hambruna en el este por lo menos siete años, afectando las tierras de Egipto, Anatolia y el Levante, básicamente la totalidad del mundo antiguo con excepción de Mesopotamia. Métodos Científicos Mejorados, correlacionando los anillos de los árboles y datación por radiocarbono, han establecido que la explosión se produjo alrededor de 1,628 A.C., mucho antes de lo que se pensaba relacionándose con eventos en el antiguo Cercano Oriente. El cambio climático resultante de la Erupción de SANTORINI llamada Minoica, ayuda a explicar por qué los egipcios comenzaron a vigilar de cerca los niveles anuales de la inundación del Nilo bajo AMENEMHAT III entre 1,660 – 1615 AC, como lo demuestran los llamados “Altas Inscripciones del Nilo”.

Según Heródoto AMENEMHAT III fue el legendario rey MOERIS que construyó el sistema hidráulico de captación de la inundación del Nilo en la región de Fayum, El Alto Nilo. Las inscripciones demuestran una preocupación justificada porque los niveles de inundación aumentaron a casi el doble del nivel ideal durante un período de doce años, con el consecuente daño catastrófico y hambruna de larga duración. Así la 12ª dinastía de Egipto entró en declive, marcada por el Segundo Período Intermedio del caos. Nubia, la tierra conquistada 300 años antes, se liberó del yugo egipcio. Se entiende el misterioso aumento de una nueva potencia mundial en 1,600 A.C. la de los Micenas a las afueras de la zona afectada que adoraban a una diosa madre de pecho desnudo, Inanna y Bajo su influencia, de pronto disfrutaron de una poderosa posición comercial y fueron capaces de construir una poderosa maquinaria militar.

Finalmente, SANTORINI enlaza a la época de Hammurabi, 1565 – 1522 A.C. Este famoso rey de Babilonia sometió despiadadamente a sus antiguos aliados, sin razón aparente. Sus conquistas significaron el comienzo del imperio babilónico.  Sus acciones fueron necesarias para restablecer el control en un momento de gran caos, cuando la hambruna estaba impulsando oleadas de emigrantes hacia el este en Mesopotamia. La famosa Estela “Código de Derecho” que erigió en Sippar al norte de Babilonia, es advertencia para los inmigrantes a que vigilaran su conducta y es el referente para tres clases de personas: hombres libres, esclavos y la categoría conocida como MUSHKENU, de significado incierto que implica una categoría de estado-dependientes, el nuevo grupo de inmigrantes. La enorme afluencia de migrantes presionó de sobremanera la infraestructura babilónica, surgiendo la oportunidad para varias ciudades de hacer sus ofertas por independencia de la autoridad central en Babilonia.

La amenaza para el statu quo fue tan intensa que Marduk decidió armar a los Hammurabi con un arma poderosa para reunificar el imperio: “Con el arma poderosa con la que Marduk proclamó sus triunfos, el héroe Hammurabi derrocó en la batalla a los ejércitos de ESHNUNA, SUBARTU y GUTIUM… Con el “Gran Poder de Marduk” él derrocó a los ejércitos de SUTIUM, TURUKKU, KAMU…” Uno de los objetivos de Hammurabi fue la ciudad de Mari, que en el 1531 A.C. fue aniquilada totalmente en tal magnitud que su destrucción confirma el relato textual de la poderosa arma de Marduk e indica el poder detrás del movimiento de independencia, Mari era una ciudad por mucho tiempo asociada a Inanna. Marduk se enfrentó a una renovada amenaza de Inanna no sólo desde Mari, sino también desde el nuevo reino de Micenas en el norte.

En 1,450 A.C., una catástrofe golpeó simultáneamente todas las ciudades de la isla de Creta. Los hermosos palacios de KNOSSOS, FESTOS y ZAKRO KATO fueron destruidos por completo. Las ciudades que habían sido poderosos centros del comercio internacional durante quinientos años se quemaron hasta los cimientos. La magnitud de la destrucción fue tan grande y extendida que los arqueólogos han buscado en vano al fenómeno natural de gran alcance como una causa. El Times Atlas de Historia Universal admite con toda franqueza: “la causa de este caos es desconocido”. Algunos de mala gana concluyen que la ardiente destrucción de Creta fue trabajo del hombre. La NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY admite que la evidencia apunta a su conquista por los guerreros micénicos de Grecia continental sin explicarse por qué llevaron a cabo tan violento acto de vandalismo.

La historia del Dioses proporciona el contexto histórico faltante. Como se mencionó anteriormente, los micénicos adoraban a la diosa Inanna una Enlilita rival del Dios Enkita Marduk. Creta fue anteriormente un bastión Enkita. La evidencia a favor de esta hipótesis se puede ver en la nueva religión cretense que retrataba en KNOSSOS a una Diosa victoriosa con el pecho desnudo sosteniendo dos serpientes. Este animal es el símbolo de los partidarios de Enki.

En cuanto al motivo de Inanna, la destrucción de Mari por Hammurabi es candidato obvio, pero hay un motivo ulterior en La cultura cretense-minoica que ha dejado la leyenda más poderosa del mundo antiguo, la de Teseo y el Minotauro, el mitad hombre, mitad toro supuestamente la descendencia de un toro de la mujer del Rey Mines. Pero el símbolo del toro es el de un Dios Enlilita, entonces el relato embellecido representa la prisión-laberinto de una criatura mítica, un Dios ilegítimo de carne y hueso e incluye el relato de la quema del palacio del rey, que sugiere que esta historia tuvo su origen y raíces en la destrucción de los palacios minoicos en el 1,450 AC. En un asalto de Inanna para rescatar a un Dios en prisión.

MOHENJO-DARO. En esta misma época, MOHENJO-DARO, la capital de la civilización del Valle del Indo, sufrió una misteriosa catástrofe. 70 años de arqueología arrojan luz sobre su historia. Esta ciudad, junto con otras en el valle del Indo, sufrió un descenso progresivo desde el 2,000 A.C., debido a una serie de inundaciones pero Su caída final, vino repentinamente. Según la NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY: Los esqueletos esparcidos en las calles durante su etapa final… sugieren que el golpe final a la ciudad fue entregado por los invasores. La primera autoridad en la civilización del Indo, Sir MORTIMER WHEELER, llegó a una conclusión similar: “Mirando hacia atrás en la escena macabra, quizá podremos concluir que, puesto que diecisiete de estos esqueletos parecen definitivamente pertenecer a la última ocupación y el resto presentan el mismo aspecto…, que de hecho tenemos aquí los vestigios de una masacre final, después de lo cual MOHENJO-DARO dejó de existir”. La masacre según WHEELER fue por los arios, pero otro punto de vista dice que los acontecimientos del Indo fueron las personas que se convirtieron en arios. Además, todos los arqueólogos han confirmado la ausencia de ocupación extranjera en MOHENJO-DARO, junto con la falta de cualquier asalto a la ciudad de HARAPPA, a 350 kilómetros al norte. En 1979, David Davenport y ETTORE VINCENTI descifraron el misterio de MOHENJO-DARO.

Cómo estaban intrigados, analizaron las miles de las llamadas “piedras negras” que cubrían el sitio y resultaron ser fragmentos de cerámica, fusionadas por el extremo calor. Según sus cálculos estos recipientes habían sido brevemente expuestos a una ráfaga de calor midiendo entre 1400 y 1600 grados centígrados. Davenport y VINCENTI estudiaron el sitio de MOHENJO-DARO con más profundidad, y establecieron tres olas distintas de devastación que se habían extendido hasta un kilómetro y medio del epicentro de la explosión. Según sus conclusiones, la única razón por la que los arqueólogos no encontraron muchos más esqueletos en MOHENJO-DARO fue el calor intenso que vaporizó a cualquier persona parada cerca del epicentro.

Las “mejores estimaciones de los arqueólogos sugieren la destrucción de MOHENJO-DARO de alrededor del 1,500 A.C., la misma época en que HARAPPA fue también finalmente dejada desierta. Para entonces, las ciudades del Indo ya en franca decaída, pero MOHENJO-DARO fue destruida por la rivalidad entre Inanna y Marduk y los eventos en Creta. La singularización fuera de MOHENJO-DARO es altamente sugestiva de un limitado ataque de represalia táctica. Al igual que dos superpotencias modernas, un intercambio completo de armas no tenía sentido para los poderes divinos de la antigüedad.

 

UNA NUEVA OLA DE MIGRACIÓN. Las conquistas de Hammurabi, la conflagración en Creta y la destrucción de MOHENJO-DARO puso en marcha una cadena de acontecimientos fascinantes que nadie ha logrado desenredar, pero que coincidieron aprox. en el 1,500 A.C. con el rescate de los Olmecas de la Isla de Pascua, la aparición de diversas culturas en los Andes y posiblemente, la primera llegada de los mayas a Mesoamérica.

Las migraciones más sencillas van desde Creta hasta la costa de Levante.

Las escrituras hebreas establecen que los filisteos enemigos jurados de Israel eran remanentes de las costas de CAFTOR identificada con Creta y en particular con el nombre KEFTIOU y desde allí emigraron a las llanuras costeras de Canaán aprox. En el 1,500 A.C., coincidiendo con la conflagración en Creta.

Los filisteos de Creta, CAFTOR los hace CAFTORIM geográficamente, pero no en un sentido racial y son diferentes de los que en Génesis 10 se registran como una línea anterior de personas llamadas filisteos que dieron su nombre a la tierra de Palestina.

Los CAFTORIM son ramas emigrantes de camitas que se convirtieron en general en INDO-EUROPEOS relacionados con los HURRITAS cuyo papel en Creta de acuerdo con La evidencia arqueológica y textual estaban bien organizados, eran fuertes militarmente y astutos comercialmente, todas las características de una élite indoeuropea.

Los fenicios también se originaron en Creta y Su nombre proviene de PHOI-NIX = “palmera”, que fue aplicada por los griegos para distinguir a estos grandes viajeros marítimos de los otros cananeos. Se establecieron al norte de los filisteos, a lo largo de la costa del actual Líbano, donde fundaron importantes ciudades comerciales como Tiro y Sidón que fue la primera ciudad, e indica su origen camita, tribal de Sidón el hijo primogénito de Canaán.

EL DESTINO TIENE CINCUENTA NOMBRES.

El recurrir a las armas nucleares al final del siglo veintiuno a.C. acomodó se podría decir, ‘cómo pedrada en ojo tuerto’ la Era de Marduk. Fue, en casi todos los aspectos, una Nueva Era, tal como se entiende el término en estos días. Su mayor paradoja fue que mientras hizo que el Hombre mirara a los cielos, trajo a los dioses del cielo a la Tierra. Los cambios generados nos afectan hoy día. Para Marduk tenía sabor a derecho propio, una ambición realizada, cumplimiento profético. El precio pagado la desolación de Sumer, el vuelo de sus dioses, la aniquilación de su gente no fue su responsabilidad. Si hubiera algo de eso, aquellos que sufrieron estarían pagando la obstrucción del Destino. La imprevista tormenta nuclear, el Viento Maldito y su curso que parecía selectivamente guiado por una mano invisible que sólo confirmaba lo que los Cielos proclamaban: la Era de Marduk, la Era del Carnero, ha llegado. El cambio de la Era del Toro a la del Carnero fue especialmente celebrado y señalado en la tierra-hogar de Marduk, Egipto. Gráficos astronómicos de los cielos como el del templo en Dendera, mostraban la constelación del Carnero como el punto focal del ciclo zodiacal. Las listas de constelaciones zodiacales no comenzaron con el Toro como en Sumer, sino con el Carnero.

Las manifestaciones más imponentes fueron las filas de esfinges con cabezas de carnero que flanqueaban el camino procesional a los grandes templos en KARNAK, cuya construcción, por faraones del recientemente establecido Reino Medio, comenzó apenas Marduk/Ra ascendió a la supremacía.

Eran faraones que cargaban con nombres TEOFÓRICOS honrando a Amón/Amen, de modo que ambos templos y reyes estaban dedicado a Marduk/Ra, como Amón, El Invisible, por Marduk, ausente de Egipto por seleccionar a Babilonia en Mesopotamia como su Ciudad Eterna.

 

NABU. Tanto Marduk como Nabu sobrevivieron inermes a la conmoción nuclear. Aunque Nabu era un blanco personal de Nergal/Erra, aparentemente se escondió en una isla del Mediterráneo y escapó.

Textos subsecuentes indican que le fue dado su propio centro de culto en Mesopotamia un sitio llamado BORSIPPA, una ciudad nueva situada cerca de la Babilonia de su padre, pero él continuó deambulando y siendo ofrendado en sus tierras favoritas del Oeste.

Su veneración tanto ahí como en Mesopotamia está atestiguada por los lugares sagrados nombrados en su honor como el MONTE NEBO cerca del Jordán donde más tarde murió Moisés y los nombres reales TEOFÓRICOS como NABO-POL-ASSAR, NEBO-CHADNEZZAR y muchos otros por los cuales famosos reyes de Babilonia fueron llamados. Y su nombre, hemos notado, es sinónimo con ‘profeta’ y profecía en todo el antiguo Cercano Oriente.

En su texto autobiográfico La Profecía de Marduk previó la llegada de un Tiempo Mesiánico, cuando los dioses y los hombres reconocerían su supremacía, la paz reemplace a la Guerra y la abundancia borre el sufrimiento, cuando un rey de su elección ‘hará de Babilonia la más importante’ con el templo ESAGIL como su nombre indica levantando su cabeza al cielo. Un rey aparecerá en Babilonia; en medio de mi ciudad Babilonia, mi templo hasta el cielo se elevará; la ‘como-montaña’ ESAGIL él renovará, el plan de terreno Cielo-Tierra para la como-montaña ESAGIL dibujará. La Puerta del Destino abrirá, en mi ciudad Babilonia un rey se erguirá; en abundancia residirá; mi mano él asirá, me llevará en procesiones… A mi ciudad y mi templo ESAGIL porque a la eternidad entraré. Esa nueva Torre de Babel, sin embargo, no tenía por objetivo como la primera ser una torre de lanzamiento.

Su supremacía, reconocía Marduk, estaba creciendo no sólo por la posesión de una conexión espacial física sino de los signos del Cielo, los KAKKABU estrellas/planetas del firmamento. Por consiguiente visualizó al futuro ESAGIL como el observatorio astronómico reinante, haciendo redundantes el ENINNU de Ninurta y los varios STONEHENGE levantados por Thot.

Cuando el ESAGIL estuvo eventualmente construido, era un zigurat levantado de acuerdo a detallados y precisos planos; su altura, el espacio de sus siete pisos y su orientación eran tales que su cabeza apuntaba de forma directa a IKU HAMAL o HAMEL, la estrella principal de la constelación del Carnero cerca de 1960 a.C.

El apocalipsis nuclear y sus no planeadas consecuencias llevaron a un abrupto fin; el debate en miras a saber cuál Era Zodiacal regía; el Tiempo Celestial era ahora el Tiempo de Marduk. El planeta de los dioses, Nibiru, estaba orbitando y marcando el reloj del Tiempo Divino y la atención de Marduk cambió hacia allá. Los tiempos están descuadrados. Como deja claro su texto profético, él ahora imaginó sacerdotes astrónomos escaneando los cielos desde los pisos del zigurat para ‘el legítimo planeta del ESAGIL’:

Todo-sabedores, puestos al servicio, ascenderán entonces hasta el centro.

Izquierda y derecha, en lados opuestos, se pararán separadamente. El rey entonces se acercará; el legítimo KAKKABU del ESAGIL sobre la tierra [él observará].

Una religión estelar había nacido. El dios Marduk se convirtió en estrella; una estrella que llamamos planeta, Nibiru se convirtió en “Marduk”. La Religión se convirtió en Astronomía, y la Astronomía se convirtió en Astrología. En conformidad con la nueva Religión Estelar, la Epopeya de la Creación, el ENUMA ELISH, fue revisado en su versión babilónica para conceder a Marduk una dimensión celestial: No sólo había venido de Nibiru, él era Nibiru. Escrito en ‘babilonio’, un dialecto del acadio la lengua madre semítica, se igualó a Marduk con Nibiru, el planeta madre de los Anunnaki y le dio el nombre ‘Marduk’ a la Gran Estrella/Planeta que ha venido desde el espacio profundo a vengar tanto al Ea celestial como al de la Tierra (Fig. 41).

Esto hizo a Marduk el ‘Señor’ en el Cielo y en la Tierra. Su destino en los cielos, su órbita era la más grande de todos los dioses celestiales los otros planetas; paralelo a eso, él estaba destinado a ser el más grande de los dioses Anunnaki en la Tierra. La revisada Epopeya de la Creación era leída públicamente en la cuarta noche del festival de Año Nuevo. Acreditaba a Marduk la derrota del ‘monstruo’ Tiamat en la Batalla Celestial, la creación de la Tierra, y la remodelación del sistema Solar, todas las hazañas que en la original versión sumeria se la atribuía al planeta Nibiru como parte de una sofisticada cosmogonía científica. La nueva versión entonces acreditó a Marduk incluso la ‘astuta creación’ del ‘Hombre’, el diseño del calendario, y la selección de Babilonia para ser el ‘Ombligo de la Tierra.’ El Festival de Año Nuevo el evento religioso más importante del año comenzaba el primer día de mes de Nissan, coincidente con el Equinoccio de Primavera. Llamado en Babilonia el festival AKITI, evolucionó ahí hasta una celebración de doce días en vez de los diez días sumerios del festival A.KI.TI = ‘Trayendo Vida a la Tierra’. Se realizaba de acuerdo a ceremonias definidas elaboradamente y rituales prescritos que volvieron a la vida en Sumer la historia de Nibiru y la venida de los Anunnaki a la Tierra, igual que en Babilonia la historia de la vida de Marduk. Incluía episodios de la Guerra de las Pirámides, cuando fue sentenciado a morir en una tumba sellada, y su ‘resurrección’ cuando fue sacado de ahí con vida; su exilio para convertirse en el Invisible; y su Retorno final y victorioso.

Procesiones, venidas e idas, apariciones y desapariciones, e incluso obras de teatro con actores que vívida y visualmente presentaban Marduk a la gente como un dios sufriente sufriendo en la Tierra pero finalmente victorioso por ganar supremacía mediante una contraparte celestial. La historia de Jesús en el Nuevo Testamento era tan similar que académicos y teólogos en Europa debatieron durante un siglo si Marduk era el ‘Prototipo de Jesús’.

Las ceremonias consistían en dos partes. La primera involucraba un bote solitario remado por Marduk cruzando el río flujo arriba, a una estructura llamada Bit AKITI ‘Casa de AKITI’; la otra tenía lugar dentro de la ciudad misma.  Es evidente que la parte solitaria simbolizaba el viaje celestial de Marduk desde la ubicación en el espacio exterior del planeta hogar al sistema solar interior una jornada en barca sobre aguas, en conformidad con el concepto que el espacio interplanetario era una ‘Profundidad Acuosa’ virginal a ser viajada por ‘barcas celestiales’ (naves aéreas) un concepto representado gráficamente en el arte egipcio, donde los dioses celestiales eran graficados como navegando en los cielos en ‘barcas celestiales’.

La festividad comenzaba con el exitoso retorno de Marduk del externo y solitario Bit AKITI. Aquellas públicas y gozosas ceremonias comenzaban con el saludo de Marduk de otros dioses en el embarcadero, y su acompañamiento por el rey y los sacerdotes en una Procesión Sagrada, seguidas por multitudes cada vez mayores. Las descripciones de las procesiones y sus rutas estaban tan detalladas que guiaron a los arqueólogos que excavaron la antigua Babilonia. De los textos inscritos en tablillas de arcilla y de la topografía descubierta de la ciudad, emerge que había siete estaciones en las cuales la procesión sagrada hacía detenciones para rituales prescritos. Las estaciones empleaban nombres tanto sumerios como acadios y simbolizaban en Sumer los viajes de los Anunnaki dentro del sistema solar de Plutón a la Tierra, el séptimo planeta y en Babilonia las ‘estaciones’ en la historia de la vida de Marduk:

Su nacimiento divino el ‘Lugar Puro’

Como su derecho de nacimiento, su derecho a la supremacía, le fue negado

Cómo fue sentenciado a muerte

Cómo fue enterrado (vivo, en la Gran Pirámide)

Cómo fue rescatado y resucitado

Cómo se había esfumado y se fue al exilio

Cómo al final hasta los grandes dioses, Anu y Enlil, se doblegaron ante el destino y lo proclamaron supremo.

La original (SUMERIAN EPIC OF CREATION) se extendió en seis tablillas paralelo con los seis días de la creación bíblicos. En la Biblia, Dios descansó el séptimo día, empleándolo para revisar los que había hecho. La revisión babilónica de la Epopeya culminó con la adición de una séptima tablilla enteramente dedicada a la glorificación de Marduk por el otorgamiento a él de cincuenta nombres algo que simbolizaba su asunción al Rango de Cincuenta que era hasta entonces de Enlil y al cual Ninurta había estado en espera. Comenzando con su tradicional nombre MAR.DUK, ‘hijo del Sitio Puro,’ los nombres, alternando entre sumerios y acadios le otorgaban epítetos que iban desde ‘Creador de Todo’ hasta ‘Señor que creó el Cielo y la Tierra’ y otros títulos relacionados a la batalla celestial con Tiamat y la creación de la Tierra y la Luna:

‘Delante de todos los dioses’

‘Repartidor de tareas a los Igigi y los Anunnaki’ y su Comandante

‘El dios que mantiene la vida… el dios que revive a los muertos’

‘Señor de todas las tierras’ el dios cuyas decisiones y benevolencia sostienen a la Humanidad, la gente que él ha modelado

‘Otorgador de cultivos’ aquel que causa lluvias para enriquecer las cosechas, reparte campos, y colma abundancia’ para dioses y también gente

Finalmente, le fue otorgado el nombre NIBIRU, ‘Aquel que mantendrá el cruce del Cielo y la Tierra’: EL KAKKABU que en los cielos es brillante… quién incesantemente cursa la Profundidad Acuosa ¡dejemos que ‘Cruzando’ sea su nombre! Él puede sostener los cursos de las estrellas en el cielo, él puede conducir los dioses del cielo como ovejas.

Los largos textos establecen en conclusión que los grandes dioses lo proclamaron ‘Con el título ‘Cincuenta’; Aquel cuyo nombre es ‘Cincuenta’ lo hicieron supremo’. Cuando la lectura de toda la noche de las siete tablillas se completaba probablemente a la madrugada por entonces los sacerdotes que conducían el ritual hacían los siguientes pronunciamientos de prescripciones: Que los cincuenta nombres sean guardados en la mente… Que el sabio y los que saben lo discutan. Que el padre se los recite al hijo. Que se abran los oídos de pastores y vaqueros. Que se regocijen en Marduk, el ‘Enlil’ de los dioses, cuya orden es firme, cuyo comando es inalterable; las palabras de su boca ningún dios cambia.

Cuando Marduk aparecía a la vista de la gente, iba vestido con magníficas vestimentas que avergonzaban los simples tejidos de lana de los dioses mayores de Sumer y Acadia. Aunque Marduk fue un dios no-visto en Egipto, su veneración y aceptación ahí fue algo bastante rápido. Un Himno a Ra-Amón que glorificaba al dios con una variedad de nombres como emulación de los Cincuenta Nombres Acadios lo llamó ‘Señor de los dioses, que mora al centro del horizonte un dios celestial ‘que hizo la tierra entera,’ así como un dios en la Tierra que ‘creó a la Humanidad e hizo a las bestias, que creó los árboles frutales, hizo la hierba y dio vida al ganado un dios por el cual el sexto día es celebrado.’ Los aislados datos similares de la creación bíblica y mesopotámica son claros.

De acuerdo a estas expresiones de fe, en la Tierra, en Egipto, Ra/Marduk era un dios invisible porque su principal morada estaba en otro sitio un largo himno se refiere de hecho a Babilonia como el sitio donde los dioses están en jubileo por su victoria. Los académicos sin embargo, asumen la referencia no como la Babilonia mesopotámica sino como una ciudad de ese nombre en Egipto.

Era invisible en los cielos, porque ‘él está lejos en el cielo,’ debido a que fue ‘hasta la parte de atrás del horizonte… a la altura del cielo.’ El símbolo del reinado de Egipto un Disco Alado flanqueado por serpientes es comúnmente explicado como un disco Solar porque ‘Ra era el Sol’; pero de hecho, era el símbolo omnipresente de Nibiru (Fig. 46), y era Nibiru el que se había convertido en una lejana ‘estrella’ invisible.

Porque Ra/Marduk estaba físicamente ausente de Egipto, fue en Egipto que su Religión Estelar fue expresada en su forma más clara. Ahí, ATÓN, la ‘Estrella del Millón de Años’ que representa Ra/Marduk en su aspecto celestial, llegó a ser El Invisible porque estaba ‘lejos en el cielo,’ porque se había ido ‘al otro lado del horizonte.’

La transición a la Nueva Era de Marduk y la nueva religión no fue tan suave en las tierras Enlilitas. Primero, el sur de Mesopotamia y las tierras occidentales que estaban en la pasada del viento venenoso tuvieron que recuperarse de su impacto. La calamidad que le ocurrió a Sumer, no fue la explosión nuclear sino el consecuente viento radiactivo. Las ciudades quedaron pero estaban físicamente indemnes. Las aguas fueron envenenadas, pero el flujo de los dos grandes ríos pronto corrigió eso. El terreno absorbió el veneno radiactivo y eso tomó más tiempo en recuperarse; pero también. Y así fue posible para la gente repoblar y re habitar lentamente su desolada tierra.

 

ISHBI-ERRA. El primer gobernador administrativo documentado en el devastado sur fue un ex gobernador de Mari, una ciudad al noroeste del Éufrates. Sabemos que ‘no era de semilla sumeria’; su nombre, ISHBI-ERRA, era de hecho semita. Estableció su cuartel general en la ciudad de ISIN, y desde ahí supervisó los esfuerzos por resucitar las demás ciudades mayores, pero el proceso fue lento, difícil y en ocasiones caótico. Su esfuerzo de rehabilitación fue continuado por algunos sucesores, todos con nombres semíticos, la llamada ‘Dinastía de ISIN. ’Les tomó casi un siglo revivir Ur el centro económico de Sumer y a la larga Nippur, el tradicional corazón religioso de la tierra; proceso de una- ciudad-a-la-vez que sufrió provocaciones de otros gobernadores locales y la antigua Sumer permaneció fragmentada como tierra quebrada.

Babilonia, fuera del recorrido directo del Viento Maldito, precisó un país revivido y repoblado para levantarse a tamaño y calidad imperial y por un buen tiempo no consumó las grandezas de las profecías de Marduk. Más de un siglo debió pasar para que una dinastía formal llamada “la Primera Dinastía de Babilonia” se instalara en el trono alrededor de 1900 a.C. y otro siglo para que un rey encarnara la profecía de grandeza del trono de Babilonia; Hammurabi, Mejor conocido por el código legal promulgado por él, leyes grabadas en una estela de piedra descubierta por los arqueólogos que ahora se halla en el Louvre en Paris.

Demoró casi dos siglos antes que la visión profética de Marduk en relación a Babilonia se convirtiera en realidad.

Con la precaria evidencia del tiempo pos calamidad, algunos académicos se refieren al siguiente período a la desaparición de Ur como una Época Oscura en la historia de Mesopotamia, sugiere que Marduk dejó que los otros dioses incluso sus adversarios tomaran el cuidado de la recuperación y repoblación de sus propios antiguos centros de culto, pero se duda de la respuesta positiva a esa invitación. La recuperación y reconstrucción se inició con ISHBI-ERRA en Ur, pero no hay mención de Nannar/Sin y NINGAL volviendo a Ur.

Hay mención de la presencia ocasional de Ninurta en Sumer, especialmente en vista de sus guarniciones de tropas de Elam y GUTIUM, pero no existe un documento que él o su esposa BAU alguna vez volvieron a su amada Lagash.

Los esfuerzos de ISHBI-ERRA y sus sucesores para restaurar los centros de culto y sus templos culminaron después de pasar 72 años en Nippur, pero no hay referencia a que Enlil y NINLIL volvieran a residir allí. ¿Dónde se habían ido todos?

Un sendero de exploración del intrigante tema fue averiguar que tenía Marduk ahora supremo, pidiendo ser quién da las órdenes a todos los Anunnaki y preparado para ellos.

Las evidencias textuales muestran que la elevación de Marduk a la supremacía no terminó con el politeísmo, la creencia en muchos dioses. Por el contrario, su supremacía requirió continuar esa directriz, porque para ser supremo, era necesaria la existencia de otros dioses.

Estaba satisfecho de dejarlos ser, mientras sus prerrogativas estuvieran sujetas a su control; una tablilla babilónica documentó en su porción no dañada la siguiente lista de atributos divinos que ahí en adelante fueron intereses personales de Marduk: Ninurta es Marduk de la azada Nergal es Marduk del ataque ZABABA es Marduk del combate Enlil es Marduk del señorío y el consejo, Sin es Marduk el iluminador de la noche, Shamash es Marduk de la justicia. ADAD es Marduk de las lluvias Los demás dioses permanecieron, mantuvieron sus atributos pero ahora disponían de poderes de Marduk que él les había otorgado.

Permitió que continuaran las ofrendas que les brindaban; el mero nombre del regente/administrador interino en el sur, ISHBI-ERRA ‘Sacerdote de Erra,’ de Nergal confirma esta política de tolerancia. Pero lo que Marduk esperaba claramente según sus intenciones en la profecía autobiográfica es que los otros dioses incluyendo a los adversarios, se vinieran y quedaran a su lado en su visualizada Babilonia, en el recinto sagrado, prisioneros en jaulas doradas, en Santuarios o Pabellones donde residirían junto con sus tesoros y posesiones. Los relatos que describen a Babilonia, y las excavaciones arqueológicas, muestran que en concordancia con los deseos de Marduk, el sagrado precinto de Babilonia incluía santuarios-residencia dedicados a Ninmah, ADAD, Shamash, y Ninurta.

Cuando Babilonia se levantó como imperio bajo Hammurabi, sus templos zigurat llegaban al cielo; a su debido tiempo el profetizado gran rey ocupó su trono pero a su precinto sagrado lleno de sacerdotes, los otros dioses no acudieron. Esa manifestación de la Nueva Religión no ocurrió.

Mirando la estela Hammurabi que contiene su código legal, lo vemos recibiendo las leyes de nada menos que Utu/Shamash el mismo de acuerdo a la reciente lista citada, cuyas prerrogativas como Dios de Justicia ahora pertenecían a Marduk; y el preámbulo inscrito en la estela invoca a Anu y Enlil aquel cuyo ‘Señorío y Consejo’ estaba siendo presumiblemente asumido por Marduk como los dioses a quienes les estaba en deuda por su estatus: “Elevado Anu, Señor de los dioses que vinieron del cielo a la Tierra, y Enlil, Señor del Cielo y la Tierra que determina los destinos de la Tierra, determinados por Marduk, el primogénito de Enki, las funciones de Enlil sobre toda la humanidad”.

Estos reconocimientos del continuo otorgamiento de poderes a dioses Enlilitas, dos siglos después de iniciada la Era de Marduk, reflejan el real estado de cosas: No vinieron a retirarse en el sagrado precinto de Marduk. Dispersos lejos de Sumer, algunos acompañaron a sus seguidores a tierras lejanas en los cuatro rincones de la Tierra; otros permanecieron en las cercanías, congregando a sus seguidores, antiguos y nuevos, a un renovado cuestionamiento a Marduk.

El sentimiento de un Sumer que no fue más una tierra hogar se halla expresado con claridad en las instrucciones divinas a Abram de Nippur en vísperas de la conmoción nuclear de ‘hacer semita” su nombre a Abraham y el de su esposa Saraí a Sarah y hacer su hogar permanente en Canaán. Abraham y su esposa no fueron los únicos sumerios que necesitaban un nuevo refugio. La calamidad nuclear gatilló desplazamientos de migración a una escala desconocida hasta entonces.

La primera oleada de gente estaba fuera de las tierras afectadas; su aspecto más significante, y uno con los efectos más duraderos, fue la dispersión de los remanentes de Sumer lejos de Sumer. La siguiente ola de migración fue hacia dentro de esa tierra abandonada, viniendo en oleadas desde todas direcciones. Cualquiera sea la dirección que aquellas migraciones hayan tomado, los frutos de dos mil años de civilización sumeria fueron adoptados por los demás pueblos que los siguieron en los siguientes dos milenios. Aunque Sumer como entidad física estaba aplastada, los logros de su civilización se hallan hoy día con nosotros, mire su calendario de doce meses, chequee el tiempo de su reloj que retuvo el sistema sexagesimal sumerio (base sesenta), o conduzca su artilugio con ruedas (un auto).

La evidencia de una amplia diáspora sumeria con su lenguaje, escritura, símbolos, costumbres, conocimiento celestial, creencias y dioses viene de muchas formas. Junto a las generalidades, una religión basada en un panteón de dioses que habían venido del cielo, una jerarquía divina, nombres con epítetos divinos que significan lo mismo en diferentes lenguajes, conocimiento astronómico que incluía un planeta hogar de los dioses, un zodíaco con sus doce casas, relatos de la creación virtualmente idénticos, y recuerdos de dioses y semidioses que los académicos tratan como ‘mitos’.

Existe multitud de asombrosas similitudes específicas que no pueden ser explicadas sino sólo por la presencia real de sumerios.

Fue formulado en la difusión del símbolo de la doble águila de Ninurta en Europa; el hecho que

Tres lenguajes europeos húngaro, finlandés o finés y vasco sean parecidos sólo al sumerio;

La descripción ampliamente difundida en todo el mundo incluso en Sudamérica de Gilgamesh peleando a mano limpia con dos feroces leones.

En el Lejano Oriente, existe un claro parecido entre la escritura cuneiforme sumeria con la escritura china, coreana, y japonesa.

El parecido no es sólo en su caligrafía: muchos glifos parecidos son pronunciados idénticamente y tienen el mismo significado.

En Japón, la civilización es atribuida a una enigmática tribu antepasada llamada AINU.

 La familia del emperador se ha considerado ser linaje de los semidioses descendientes del dios Sol y la investidura de un nuevo rey incluía una solitaria secreta estadía nocturna con la diosa del Sol una ceremonia ritual que increíblemente emula los antiguos ritos del Sagrado Matrimonio del antiguo Sumer, cuando el nuevo rey pasaba una noche con Inanna/Ishtar.

En las viejas Cuatro Regiones, las oleadas migratorias de diversos pueblos iniciada por la calamidad nuclear y la Nueva Era de Marduk, a semejanza de ríos corriendo y otros inundando y riachuelos después de lluvias tormentosas, están llenas las páginas de los siglos siguientes con la subida y caída de naciones, estados, y ciudades estado.

Al vacío sumerio, los nuevos vinieron de cerca y de lejos; su arena, su escenario central, permanecieron en lo que puede ser correctamente llamada las Tierras de la Biblia. Hasta el advenimiento de la arqueología moderna, poco o nada era conocido acerca de la mayoría de ellas excepto por su mención en la Biblia hebrea; provee no sólo un registro de esos varios pueblos, sino además de sus ‘dioses nacionales’ y las guerras peleadas en nombre de esos dioses.

Naciones como la Hitita, estados como MITANNI, o capitales reales como Mari, CARCHEMISH, o Susa; incógnitas muy dudosas, fueron literalmente reveladas por la arqueología; en sus ruinas fueron hallados no sólo artefactos de escritura sino además miles de tablillas de arcilla que trajeron a la luz tanto su existencia como lo grande de su deuda por el legado sumerio.

Virtualmente en todas partes, Sumer lleva la delantera en ciencia y tecnología, literatura y arte, su reino y sacerdocio fueron la base sobre la cual se desarrollan las subsecuentes culturas. En astronomía se han mantenido, la terminología, fórmulas orbitales, listas planetarias, y conceptos zodiacales. La escritura cuneiforme sumeria se mantuvo en uso por otros mil años. El lenguaje sumerio fue estudiado, los léxicos fueron compilados y los relatos épicos sumerios de dioses y héroes fueron copiados y traducidos. Una vez que esos lenguajes diversos de las naciones fueron descifrados, apareció que sus dioses eran después de todo, miembros del antiguo panteón Anunnaki.

¿Acompañaron a sus seguidores los dioses Enlilitas mismos cuando tuvo lugar la replantación del conocimiento y las creencias sumerias en tierras lejanas? El dato no es conclusivo. Pero lo históricamente cierto es que dentro de dos o tres siglos de la Nueva Era, en tierras que bordeaban Babilonia, aquellos que se suponía iban a convertirse en los huéspedes retirados de Marduk se embarcaron en una más nueva clase de re afiliación religiosa: las Religiones Oficiales Nacionales. Marduk puede haber cosechado los Cincuenta nombres divinos; pero eso no evitó, de ahí en adelante, que las naciones pelearan contra naciones y los hombres dieran muerte a hombres ‘en nombre de Dios’ su dios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: